Salud

Nuevo estudio¿Cuánto dura la protección en quienes tuvieron covid? (y cómo influye la vacunación)

Un nuevo estudio midió la respuesta de anticuerpos y de memoria celular hasta un año después de la infección.
Cuánto dura la respuesta inmunitaria frente al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es un interrogante que se va respondiendo a medida que pasa el tiempo y se acumulan estudios con seguimientos más extensos. A la evidencia alentadora reunida hasta el momento, se le suma un nuevo trabajo publicado hoy en la revista Nature que concluyó que los anticuerpos generados por las personas que tuvieron Covid-19 se mantienen en el tiempo y que se potencian con las vacunas.

Un equipo internacional de científicos liderado por el estadounidense Michel Nussenzweig, jefe del Laboratorio de Inmunología Molecular de la Universidad Rockefeller e investigador del Instituto Médico Howard Hughes comprobó que los anticuerpos continúan evolucionando durante un período de 6 a 12 meses y que la vacunación aumenta la respuesta, por lo que los investigadores concluyeron que la inmunidad frente a la covid-19 podría ser duradera.

«La actividad neutralizante y el número de células B de memoria específicas de RBD permanecen relativamente estables de 6 a 12 meses», sostiene el artículo. El RBD es la punta de las espigas del coronavirus y representa la llave de entrada del virus a las células del cuerpo

Para llegar a esas conclusiones, Nussenzweig y su equipo analizaron muestras de sangre de 63 personas que se habían recuperado de cuadros de covid durante 2020.

Del total de participantes, 26 habían recibido ya al menos una dosis de las vacunas de Moderna o de Pfizer-BioNTech, y comprobaron que entre los 6 y los 12 meses después la gama de anticuerpos producidos había aumentado tanto en alcance como en potencia.

«Altamente eficaces»
Posteriormente, cuando los individuos fueron vacunados, pasaron a producir anticuerpos «altamente eficaces» contra las diferentes variantes que circulan ya del SARS-CoV-2.

Un año después de la infección, la actividad neutralizante contra todas las formas del virus incluidas en este estudio era menor entre las personas que no habían sido vacunadas que en las que sí lo habían sido.

Esto, según los resultados de la investigación, sugiere que la vacunación aumenta la inmunidad en quienes ya atravesaron la enfermedad.

«Más de un año después de su inicio, la pandemia sigue siendo difícil de controlar a pesar de la disponibilidad de varias vacunas excelentes. El progreso en el control se ve frenado por la aparición de variantes que parecen ser más transmisibles y más resistentes a los anticuerpos», afirman los autores del trabajo.

No obstante, en ese sentido señalaron que «la vacunación aumenta todos los componentes de la respuesta humoral (N de. R: que incluye a los anticuerpos) y, como se esperaba, da como resultado actividades de neutralización del suero contra variantes de interés que son comparables o mayores que la actividad neutralizante contra el virus original».

En ese sentido, los investigadores apuntaron que si las células evolucionan de una manera similar en las personas vacunadas que no habían padecido la enfermedad, una vacuna «de refuerzo» programada de una forma adecuada podría ser capaz también de generar una inmunidad protectora contra las variantes del virus que circulan por el mundo.

«Los datos sugieren que la inmunidad en los individuos convalecientes será muy duradera y que quienes atravesaron la enfermedad y reciben las vacunas de ARNm disponibles producirán anticuerpos y células B de memoria que deberían proteger contra las variantes circulantes del SARS-CoV-2», concluyeron.

Estudio en Argentina
Un trabajo liderado en Argentina por Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular de la Fundación Instituto Leloir (FIL) e investigadora superior del CONICET, también arrojó datos muy positivos sobre la protección generada por personas vacunadas que habían superado la infección por Covid-19, pero en este caso con la vacuna Sputnik V, basada en vectores virales, una tecnología distinta a las de ARNm.

El estudio, realizado en la Provincia de Buenos Aires, se realizó sobre 288 vacunados, 61 de los cuales habían estado previamente infectados. En ellos, la cantidad de anticuerpos hallada luego de recibir una sola dosis de la vacuna Sputnik V fue 4,6 veces superior a la de los voluntarios sin infección previa que recibieron el esquema de vacunación de dos dosis.

«Estos resultados indican que la infección previa genera memoria inmunológica y que la reactivación del sistema inmune frente a una dosis de vacuna Sputnik V da lugar a niveles de anticuerpos muy superiores a la desarrollada después de dos dosis en personas que no se enfrentaron con el virus previamente», analizó Jorge Geffner, miembro del equipo que hizo el estudio e investigador superior del CONICET en el Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS), al comunicarse los resultados del trabajo, en abril.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



ENCUESTAS

En la evaluación de la gestión de Bettina Romero en la Municipalidad de Salta, con cuál de estas opciones se identifica

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Seguinos en Twitter

Fotonoticias

Novedosos aspectosEn el Bicentenario de la Independencia de Perú apareció un nuevo retrato de San Martín
Ver anteriores