Policiales

Santiago del EsteroSospechan que las millonarias remesas de dinero secuestradas en la ruta 34 eran para comprar ropa en La Salada

La pandemia del Covid-19 y las restricciones para circular por las rutas del país modificaron la rutina de los «tours de compras» . Los comerciantes ya no pueden viajar en ómnibus y confluir en la megaferia de La Salada o en extenso paseo de la Avenida Avelleneda, entre Flores y Floresta, para adquirir al por mayor ropa y calzado, como era costumbre. Además, el valor del dólar hizo que el precio de la indumentaria sea más accesible en Buenos Aires que en Bolivia , un destino antes obligado para los dueños de negocios de este rubro. Entonces, para pagar la mercadería que encargan por correo electrónico o por mensajes de WhatsApp, los comerciantes de las provincias del norte de la Argentina comenzaron a utilizar a choferes de camiones que tienen el permiso de tránsito para que, al tiempo que hacen sus propias entregas, lleven el dinero de para concretar las transacciones con los proveedores textiles.

Así lo sospecha el fiscal federal de Santiago del Estero Pedro Simón, que tiene a su cargo tres expedientes judiciales en los que se investiga el origen y destino de más de $ 29.000.000 que secuestró la Gendarmería Nacional en recientes operativos hechos en la ruta 34.

«La hipótesis que tenemos es que el dinero secuestrado estaba destinado al pago de cargamentos de indumentaria que comerciantes del norte del país habrían comprado en Buenos Aires. La pandemia y las restricciones que dispuso el gobierno nacional obligaron a suspender los ‘tours de compras’. Antes del brote del coronavirus era habitual que grupos de 50 personas viajaran en ómnibus para comprar bultos de ropa y calzado», sostuvo a LA NACION Simón. Calculó que en aquellos tours, a un promedio de 200.000 pesos por pasajero, se llega a los 10 millones de pesos que, por ejemplo, fueron decomisados en uno de aquellos operativos realizados en territorio santiagueño.

Ayer, en un nuevo procedimiento en la ruta 34, en proximidades de la localidad de Colonia Dora, Santiago del Estero, la Gendarmería secuestró 3.411.500 de pesos al inspeccionar un camión que transportaba azúcar hacia la ciudad de Buenos Aires. El dinero estaba guardado en 25 sobres blancos.

Ayer, el juez federal de Santiago del Estero Guillermo Molinari había dicho a LA NACION que el dinero secuestrado en diferentes operativos en la ruta 34 podrían estar vinculados al narcotráfico.

Pero para el fiscal Simón hay indicios que los millonarios cargamentos de dinero decomisados en los controles de la Gendarmería no estarían destinados al pago de cargamentos de droga. Tampoco, para el representante del Ministerio Público, tenían como fin el lavado de activos.

«El sentido común nos indica que estaríamos ante dinero para el pago de indumentaria que fue adquirida por Internet a mayoristas de Buenos Aires. Una de las pruebas es que en los sobres, además de identidades de personas o nombres de comercios, había descripción de ropa, como por ejemplo ’30 buzos, 30 pantalones’. Una cuenta rápida para sostener está hipótesis es que en los tours de compras viajaban 50 personas con, en promedio, 200.000 pesos cada una. Da unos 10 millones, una cantidad similar al dinero que secuestramos en la mayoría de los operativos», explicó Simón a LA NACION.

El representante del Ministerio Público tiene delegadas en su fiscalía tres causas. El primer expediente se abrió el 9 de este mes, después de que la Gendarmería secuestrara 11.974.100 pesos en un camión que se dirigía a Buenos Aires con un carga de azúcar. El segundo caso se inició el miércoles de la semana pasada, al descubrirse $2.600.000 que llevaba en su equipaje un joven que viajaba en una combi sin el permiso de circulación correspondiente. El último hecho sucedió el lunes último con el decomiso de $10.974.040 en un camión que transportaba cerámicas. El dinero, en su mayoría en billetes de 500 y 1000 pesos, estaba en sobres.

«Ahora tenemos que identificar y localizar a las personas que aparecen nombradas en los sobres. Obviamente son comerciantes que no están dentro del mercado financiero o que evitan justificar el origen de los fondos», agregó Simón.

Otro indicio que hace suponer que el dinero estaba destinado al pago de cargamentos de indumentaria fue el secuestro, la semana pasada, de 650 bultos de ropa en un camión que había salido desde Buenos Aires y que tenía como destino el norte del país.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Obra de arte Impresionante: esta es la cara real de San Martín
Ver anteriores