Locales

Generó rechazosPolémica por expresiones homófobas de un funcionario municipal

Referentes sociales y funcionarios provinciales y nacionales cuestionaron los dichos del director general de Discapacidad de la Municipalidad de Salta, Carlos “Boti” Lecuona, en una publicación que hizo en Facebook y que ya fue borrada.

Referentes sociales y funcionarios provinciales y nacionales cuestionaron por homófobas las expresiones de Carlos “Boti” Lecuona, director general de Discapacidad de la Municipalidad de Salta, en Facebook. El funcionario de la comuna explicó a El Tribuno que la publicación, en la que usó palabras como “puto” o “mariconear”, era referida a su persona y con el fin de “naturalizar cosas” relacionadas con la discapacidad.

“Vendo vejiga neurogénica pésimo estado de conservación, pateadora como la mierda. Estaba encariniado pero me está aputasando a palasos. Decisión tomada porque me está haciendo mariconear y el apodo de rengo puto me queda feo” (sic), escribió Lecuona el domingo por la noche. Ayer, antes de mediodía, borró la publicación. En su perfil público en esta red figura el cargo que ocupa en el Estado municipal.

“Me pareció un exabrupto que se dirigiera de esa manera, más allá de que él tenga una discapacidad. Aparte hace una discriminación hacia un grupo de personas que también son vulneradas en la sociedad. Él, como un funcionario público, tiene que hablar con propiedad porque somos multiplicadores de lo que es la discapacidad”, expresó Irma Argañaraz, directora de Colibrí, asociación salteña síndrome de Down.

“Si bien cada uno publica lo que quiere en Facebook, él es funcionario público y debe respetar”, manifestó Gustavo Gonza, activista por los derechos de las personas con discapacidad.

Desde el Área de la Diversidad Sexual de la Subsecretaría de Políticas de Género de la Provincia, también cuestionaron la forma en que Lecuona se refirió al colectivo LGBT. “Él se olvida de que representa o está al frente de un área específica en relación con un grupo social que históricamente también fue discriminado porque no cumplía con los patrones de la normalidad”, dijo Victoria Liendro, a cargo del área.

  El posteo fue eliminado del muro ayer por la mañana. Captura de pantalla.

“Encima parafrasea insultos o agravios que (hubo) históricamente hacia otros colectivos sociales, como son las personas trans, gays y lesbianas, usando términos peyorativos. Que lo haga para generar un morbo o una risa implica que desconoce dónde está el”, analizó.

La funcionaria contó que se contactó con la Dirección que Lecuona preside para invitar a las capacitaciones que brindan en el Polo Integral de Mujeres.

La presidenta del Observatorio de Violencia contra las Mujeres, Laura Postiglione, explicó: “No es correcto el uso de adjetivaciones vinculadas a la homosexualidad como algo negativo”.

“Lo poco que sé del caso, porque a él no lo conozco, es que tiene esos comentarios quizás con un tono irónico o jocoso, pero no corresponde que un funcionario se exprese de esa forma en redes sociales, vinculado con un colectivo que sufre discriminación en distintos ámbitos. No se puede burlar de la persona que él llama “el puto’, porque eso genera también discriminación y burlas”, observó la funcionaria.

Álvaro Ulloa, titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi), fue más escueto: “Creo que puede ofender y no creo que haya sido su espíritu pero no son buenos ni necesarios esos posteos”.

“Yo hablo como hablo”

Lecuona expresó que la publicación que generó polémica se refería solo a su persona y que su intención fue “tratar de naturalizar las cosas” relacionadas con la discapacidad. “En primera instancia, es un posteo personal. En segunda instancia, se refiere a mi persona y a mi intención de naturalizar las cosas”, dijo.

El funcionario dijo que su estrategia de trabajo es ser “natural” en su forma de hablar. “Se me critica que yo, cada vez que voy a dar una charla y a generar motivación, hablo como hablo, no porque yo quiera ser grosero sino porque en muchísimos casos esa forma de ser natural al hablar, a la persona con discapacidad, que es la que me interesa, le llegan más las cosas y siente mayor empatía”, dijo. Sin embargo reconoció que no vio “detalles”. “Yo puedo tener más cuidado con las palabras”, agregó.

Sobre la posible homofobia detrás de sus dichos, señaló: “Si hay algo con lo que yo me divierto con mis amigos, en situación de broma, es el comentario común “rengo maricón’, que es nada más que un comentario y no quiere hacer alusión a nadie. Si hay algo que no está en mi cabeza, es meterme con ninguna condición sexual. No lo tengo como mirada en mi vida. Es solo un apodo”.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores