Locales

FemicidioNumerosa movilización en Salta pidiendo justicia por el asesinato de Úrsula Bahillo

El grito de justicia por Úrsula y las víctimas de violencia de género se volvió a sentir. En diferentes provincias hubo multitudinarias marchas. En Salta recordaron a Rosa Sulca.

El femicidio de Úrsula Bahillo además de indignar, ayer movilizó a todo un país. El epicentro de la movilización estuvo en Buenos Aires, más precisamente frente a Tribunales del Palacio porteño, sede del Poder Judicial de la Nación, pero el grito también se hizo sentir en distintas provincias argentinas y Salta no fue la excepción. Una multitudinaria marcha copó las calles lindantes a la plaza Belgrano, al frente de la Central de Policía de la Provincia, donde distintas organizaciones sociales y movimientos feministas clamaron justicia no solo por el caso de Úrsula, sino también por los perpetrados en Salta.

Desde distintos barrios de la ciudad: La Tradición, 15 de Septiembre, Lavalle, San Antonio, entre otros tantos lugares donde la violencia machista impregnó de sangre dejando para siempre una imborrable huella de dolor, fueron llegando en la tarde de ayer los movimientos a la plaza. «Libre nos queremos», «Ni Una Menos», «Basta de Violencia», «Paren de Matarnos» y «Justicia por Úrsula» rezaban algunos de los cientos de carteles entre las mujeres.

«El caso de Úrsula conmovió a todo el país. ¿Cómo puede ser? Hubo 18 denuncias y nadie hizo nada, nadie la protegió. Fue asesinada por un policía a quien tampoco pasaron a retiro, seguía portando el arma. Impunidad que también la vimos en Salta porque el año pasado mataron a Rosa Sulca, que fue asesinada por una banda combinada con la policía de villa Mitre. No queremos que eso siga pasando, ¿quién nos cuida de la Policía? El Estado es el responsable de esto», sostuvo Gabriela Cerrano, del Partido Obrero.

Otro de los casos denunciados como presunto femicidio es el de Fabiana Arismendi, la mujer de 45 años que en octubre del año pasado fue encontrada incinerada en un descampado de Cerrillos. Su familia está convencida de que su expareja, un policía salteño, es quien la asesinó. «Ya hace cuatro meses y no hay ningún tipo de resolución ni un imputado, nada. Es el exmarido, el policía, quien incendió a Fabiana», sostuvo una mujer que dijo ser familiar de la víctima. «Quiero y reclamo justicia por mi hija, porque a ella la llamaron por teléfono a las 8 y a las 9.30 más o menos apareció sin vida, calcinada. Me entregaron nada más que sus huesos», sostuvo Sara Luisa López, madre de Fabiana quien junto a un grupo de mujeres dijeron presente ayer en el centro de la ciudad.

 

Buenos Aires

«Quiero vivir sin miedo» y «A mí me cuidan las pibas» son las dos consignas que más se repitieron ayer por la tarde frente al Palacio de Tribunales porteño, sede del Poder Judicial de la Nación, donde miles de personas se manifestaron para exigir justicia por el femicidio de Úrsula Bahillo y para que se implementen políticas públicas efectivas contra la violencia de género.

De la movilización participó la madre de la joven, con una bandera exigiendo justicia por su hija, que fue asesinada el 9 de febrero por su exnovio, un integrante de la Policía bonaerense. Además de la madre de Úrsula formaron parte de la manifestación familiares y amigos de numerosas víctimas de femicidios con carteles recordándolas y exigiendo justicia.

Mujeres que llegaban solas o con sus amigas y parejas desde distintos puntos del Área Metropolitana de Buenos Aires se mezclaban en la Plaza Lavalle con militantes de distintas organizaciones sociales, sindicales, políticas y feministas.

Los pasacalles que exigían presupuesto para distintas políticas públicas contra la violencia de género alternaban con carteles artesanales con consignas como «Quiero vivir sin miedo», «A mí me cuidan las pibas», «Justicias por Úrsula», «Me callé hasta que me vi muerta», «Reforma judicial feminista», «Somos las sobrevivientes de un Estado ausente», «Disculpe las molestias pero nos están asesinado», «Qué piba nos va a faltar mañana?», o «No quiero sentirme valiente cuando salga a la calle, quiero sentirme libre».

Más de una docena de jóvenes se acostaron desnudas y cubiertas con plásticos transparentes frente al Palacio de Tribunales para representar a las víctimas de femicidios con un cartel que indicaba: «298 femicidios del 1 de enero al 30 de diciembre de 2020, 54 hicieron denuncias previas, 19 tenían medidas judiciales y 15 femicidas pertenecen a las fuerzas armadas o de seguridad. Basta de justicia patriarcal, el Estado es responsable».

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

En la evaluación de la gestión de Bettina Romero en la Municipalidad de Salta, con cuál de estas opciones se identifica

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Una alumna se olvidó de apagar la cámara y tuvo relaciones sexuales en plena clase virtual
Ver anteriores