Nacionales

Julio De Vido“Niego por completo haber recibido fondos ilegales en bolsos, bolsita, sobre o cajas”

Julio De Vido

El ministro Julio De Vido fue citado por Claudio Bonadio para dar explicaciones en la causa de los cuadernos y presentó un escrito en el que pidió ser sobreseído

“Súper viernes” en Comodoro Py: se desarrolla una actividad intensa en los tribunales federales en el marco de la investigación por los cuadernos de las coimas K, la causa que se destapó a partir de las anotaciones de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, el número dos de Julio De Vido, según informó Infobae.

El ex ministro de Planificación, Julio De Vido, fue trasladado esta mañana a los tribunales para ser indagado por el juez federal Claudio Bonadio, pero decidió presentar un escrito en el que manifestó: “Niego por completo haber recibido fondos ilegales en “bolsos”, “bolsita”, “sobre”, “cajas” y/o de cualquier otra forma o modo”.

“Como ministro, jamás he tenido o requerido de manera personal servicios de chofer o remisero, por la sencilla razón de moverme permanentemente con la custodia personal prestada por personal de la Policía Federal Argentina”, apuntó el ex funcionario, para desligarse completamente de los escritos registrados en los cuadernos de Oscar Centeno.

En el mismo sentido, en el escrito al que tuvo acceso Infobae, De Vido consideró: “En lo expuesto se advierte un punto esencial que permitirá a la instrucción contar con los elementos objetivos que demostrarán la absoluta veracidad de lo que aquí estoy sosteniendo y la mendacidad de los elementos en los que se pretende sostener la acusación sobre mi persona”.

“Este expediente, al igual que ha sucedido en los últimos dos años de persecución penal, solo se me ha imputado por haber sido ministro”, apunta el ex funcionario kirchnerista.

De Vido, que está preso en Marcos Paz por el desvío de fondos de Río Turbio, es uno de los acusados de integrar la asociación ilícita que se investiga en el expediente. Llegó a las 8:15 al edificio judicial y una hora más tarde subió al cuarto piso. Antes de ingresar al juzgado saludó a su esposa, Alessandra Minnicelli, quien lo esperaba en el pasillo.

Durante la mañana también se presentarán en los pisos cuatro y cinco de Comodoro Py 2002 los dos ejecutivos de Electroingeniería que se encuentran detenidos: Gerardo Ferreyra y Jorge Neyra.

Neyra, director comercial de la empresa, irá temprano al despacho del fiscal Carlos Stornelli, con quien, según confirmaron allegados a la defensa del imputado, negocia un acuerdo para transformarse en arrepentido.

De esta manera, Neyra se sumará a lo hecho por otros empresarios imputados en esta causa. En cambio, Ferreyra, accionista, director y vicepresidente de la compañía (en uso de licencia), pidió ampliar su declaración indagatoria.

Según informaron allegados a la defensa del empresario, Ferreyra podría admitir los pagos que se le atribuyen en los cuadernos, pero explicaría que lo hizo como aporte al proyecto político del kirchnerismo del que se considera integrante.

Quien también recorrerá los pasillos de Comodoro Py por esta causa es Carlos Wagner, el ex presidente de la Cámara de la Construcción. En las últimas horas, su abogado Zenón Ceballos comenzó a negociar un acuerdo para sumarse a la lista de arrepentidos.

Para aceptar como arrepentido a Wagner, Stornelli y Bonadio quieren que aporte datos concretos sobre cómo se administró la concesión de la obra pública en la Argentina entre 2002 y 2015.

A diferencia de otros empresarios que admitieron haber pagado retornos y se transformaron en colaboradores de la instrucción, los investigadores creen que el ex presidente de la Cámara de la Construcción tiene mucha información sensible que podría apuntar directamente a Néstor y Cristina Kirchner.

Desde las 9:30 también presta declaración indagatoria Luis Betnaza, director institucional corporativo del Grupo Techint. Ya había declarado como testigo y fue liberado, pero Bonadio evaluó que su posición clave en la compañía también ameritaba imputarlo.

Durante todo 2008, de acuerdo con uno de sus cuadernos, el chofer llevó a Baratta nueve veces –desde abril hasta diciembre– hasta el edificio del Grupo Techint en la calle Della Paolera para retirar “un bolso”, “un paquete”, primero sin detalles de sus contenidos. Luego Centeno hablaría de “dividendos”, de los “dividendos del mes”, de “paquetes con dinero”. No hablaba de cantidades todavía, no arriesgaba números de varios ceros en dólares, mientras llevaba al “Licenciado” o “el Lic.”, su forma de referirse a Baratta en las anotaciones.

Esos bolsos, esos paquetes, terminaban casi siempre –según el relato de Centeno– en un solo lugar: Uruguay 1306, el edificio donde está el departamento de Recoleta que compartían Néstor y Cristina Kirchner.

 

El primero en arribar al edificio de Retiro fue José López, a las 7 de la mañana, pero no en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas, por la que fue citado para la semana que viene, sino que para declarar por enriquecimiento ilícito, más de dos años después del episodio que lo llevó a la cárcel: el revoleo de bolsos con nueve millones de dólares en un convento de General Rodríguez.

José López fue detenido revoleando bolsos con 9 millones en un convento

José López fue detenido revoleando bolsos con 9 millones en un convento

La ronda de indagatorias por la causa que investiga el presunto circuito de coimas que pagaban empresarios de la obra pública a funcionarios del gobierno anterior seguirá el lunes, con el turno de Cristina Kirchner.

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores