Locales

En la plazoleta Cuatro SiglosManifestación en el centro de Salta por más presupuesto para ciencia y técnica

Éste miércoles por la mañana, investigadores se concentraron en la plazoleta Cuatro Siglos para exigir más recursos al Estado nacional. Un día antes, el Gobierno anunció medidas, que calificaron como paliativas.

Decenas de personas, sobre todo jóvenes, se reunieron ayer por la mañana en la plazoleta Cuatro Siglos para visibilizar su reclamo al Gobierno nacional por más recursos para la actividad científica, en el marco de una iniciativa nacional, que se llamó «Cabildo abierto en defensa de la ciencia argentina».

Un día antes, el miércoles por la tarde, la Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación anunció medidas para el sector, que los investigadores calificaron como paliativas. Desde el Gobierno dijeron que aumentarán el presupuesto en 1.000 millones de pesos para «el normal funcionamiento de los institutos» y en 300 millones de pesos para la compra de equipos.

Informaron que firmarán el decreto de designación de los doctores Mario Pecheny y Alberto Kornblihtt como directores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), elegidos por sus colegas un año atrás. Abrirán en junio el concurso para la carrera del investigador para cubrir 450 cargos y simplificarán el sistema para importar equipamiento necesario para las investigaciones.

Estos anuncios se dieron dos semanas después de que la investigadora Marina Simian fuera a un concurso televisivo en Buenos Aires para ganar dinero con el fin de comprar insumos básicos «y poder seguir haciendo ciencia» y luego de que la doctora Dora Barrancos renunciara a la cúpula del Conicet, en rechazo a la situación de Pecheny y de Kornblihtt.

Fernando Hongn, director del Instituto de Bio y Geociencias del NOA (Ibigeo), consideró que estas medidas constituyen «un paliativo, que acomoda un poco las cosas, pero hay que ver cómo se mantiene»: «En buena hora que el Gobierno reaccione. Va a ser un alivio, pero no resuelve la situación. Esta es una respuesta a todos los reclamos que se están haciendo. Hay que ver si es como un paño frío o un cambio de actitud», señaló, según publicó El Tribuno.

El investigador advirtió que el Gobierno incumplió el plan estratégico Argentina Innovadora 2020, que generó en 2013 el entonces Ministerio de Ciencia y Tecnología, que preveía un crecimiento en la inversión en ciencia y tecnología y un aumento de cargos.

La convocatoria para entrar a la carrera del investigador tiene, desde el año pasado, un cupo de hasta 450 personas, «cuando, de acuerdo con el plan 2020, debería tener más de mil», explicó.

Hongh mostró a la prensa los números de postulaciones y de ingresos al Conicet: «En la mayoría, hay una tendencia a la baja». Observó que mucha gente muy bien formada queda afuera: «Uno de los pedidos es que se amplíen un poco los cupos, para que personas en las que el Estado o las universidades han invertido para mejorar sus formaciones, que son todos doctores, que son especialistas, accedan al sistema y continúen con sus trabajos».

El valor de la ciencia

Los científicos llevaron materiales para difundir los trabajos que hacen y cómo estos impactan en la sociedad. Quienes trabajan en el Instituto de Patología Experimental (IPE) mostraron las investigaciones que realizan sobre chagas, leishmaniasis y cáncer.

«Queremos mostrar lo que hacemos para que la sociedad salga a defender la inversión en ciencia y que se vote en octubre un candidato que tenga un proyecto de desarrollo en ciencia y no, de desfinanciamiento, como el que tenemos en la actualidad», manifestó Agustín Moya, becario del IPE, quien hace el doctorado en elaboración de vacunas para leishmaniasis.

El joven explicó que trabajan «con un presupuesto mínimo, reducido en comparación con el año pasado, inclusive sin considerar la devaluación; o sea, reducido nominalmente». Mencionó que los investigadores tienen que comprar, con dinero propio, alcohol, lavandina y otros elementos básicos y sacar recursos de subsidios para hacer mantenimiento de equipos o cubrir gastos de funcionamiento.

Daniela Nava Le Favi, doctora en Comunicación, quien trabaja en el Ibigeo, señaló que los recortes que hubo en el área de educación y ciencia dificultaron las investigaciones: «Cada una requiere de insumos y de ciertos soportes que, cuando no llega el dinero, se dificulta muchísimo llevarlas a cabo».

«Pedimos más presupuesto, que haya más ingresos, que se solucione de algún modo la falta de financiamiento en los proyectos de investigación y en los gastos de funcionamiento de los institutos», señaló.

Durante la jornada, científicos mencionaron que los institutos de ciencia y técnica en Salta crecen en mayor medida que los recursos humanos: «Hay equipamiento de alta gama que depende de un único técnico y, a veces, de los propios investigadores».

Cuáles son los números en ciencia   

Según el portal Chequeado, y de acuerdo con los últimos datos disponibles, en 2015, la inversión pública y privada en investigación y desarrollo llegaba al 0,62% del producto bruto interno (PBI), mientras que en 2016 bajó al 0,56% y en 2017 cayó al 0,55%. Según datos oficiales, la inversión privada se mantuvo constante en 2015, 2016 y 2017 (0,15% del PBI): el principal cambio se dio en la inversión pública, que pasó de 0,47% del PBI en 2015 a 0,40% en 2017.

Siempre según Chequeado, la inversión en ciencia y técnica también cayó como proporción del gasto total del Estado. En 2018 se destinó el 1,13%, el menor porcentaje desde 2001. Según el Presupuesto 2019, este valor bajaría levemente hasta 1,11% del gasto total, lo que sería la menor proporción desde 1993, el primer año con datos oficiales comparables.   

Etiquetas

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores