Política

Elecciones 2019Están en juego 24 bancas del Senado: ocho senadores buscan renovar mandato

El peronismo arriesga trece, mientras que el oficialismo ocho. En Salta solo Juan Carlos Romero busca renovar el mandato.

El peronismo arriesga hoy más de la mitad de las 24 bancas que deben renovarse en este turno, y que corresponden a los senadores elegidos durante las legislativas de 2013.

El justicialismo y sus aliados, entre los que se cuentan representantes de partidos provinciales como el Proyecto Sur porteño o el Frente Progresista de Río Negro, pondrán en juego trece bancas.

El oficialismo, en tanto, debe renovar ocho lugares, contando a integrantes del interbloque Juntos por el Cambio, pero también a peronistas aliados como el rionegrino Miguel Ángel Pichetto y el salteño Juan Carlos Romero.

El resto de las bancas está en manos de partidos provinciales: el Movimiento Popular Neuquino, el Frente Cívico de Santiago del Estero y el Partido Renovador de Salta.

Por otro lado, solo ocho senadores nacionales buscarán la renovación de sus mandatos.

En este turno, los distritos que deben elegir representantes en el Senado son Tierra del Fuego, Entre Ríos, Salta, Río Negro, Neuquén, Santiago del Estero, Chaco y la ciudad de Buenos Aires.

Además, dos senadores nacionales se enfrentarán hoy como candidatos a vicepresidente: el rionegrino Pichetto, compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri en Juntos por el Cambio; y la representante de Buenos Aires, Cristina Kirchner, como ladera de Alberto Fernández en el Frente de Todos.

Mientras el mandato de Pichetto finaliza en diciembre, el de la expresidenta es hasta 2023, ya que fue electa como senadora por la minoría en 2017.

Los ocho senadores que buscarán su renovación pertenecen a sólo seis provincias: Entre Ríos, Chaco, Neuquén, Salta, Río Negro y Santiago del Estero.

En tanto, ninguno de los actuales senadores por la ciudad de Buenos Aires y por Tierra del Fuego volverá a la Cámara Alta en diciembre.

Tanto los oficialistas Federico Pinedo, actual presidente provisional del Senado de la Nación, como Martha Varela, se despedirán del Congreso; mientras que el cineasta Fernando «Pino» Solanas encabezará la lista de diputados nacionales del kirchnerismo por la Capital Federal.

Asimismo, los kirchneristas José Ojeda y Julio Catalán Magni, así como Miriam Boyadjian, aliada del macrismo, pero que buscará una banca en la Legislatura de Tierra del Fuego por el Movimiento Popular Fueguino, dejarán el Congreso.

En Neuquén, el petrolero Guillermo Pereyra competirá por el Movimiento Popular Neuquino, acompañado por Marisa Focarazzo; mientras que su excompañera de bancada, Lucila Crexell, se incorporó a Juntos por el Cambio, acompañando al fallecido intendente de Neuquén Horacio «Pechi» Quiroga.

La muerte del dirigente radical, hace poco más de una semana, generó un grave conflicto dentro de la alianza, ya que el decreto reglamentario de la ley de cupo femenino establece que las vacantes en las boletas deben ser llenadas con candidatos del mismo sexo.

Finalmente, la Justicia Electoral avaló a Crexell, que ocupará el primer puesto de la lista en lugar de promover al primer suplente: Mario Cervi.

Además, también se generó otra situación curiosa: por falta de tiempo para imprimir nuevas boletas, Juntos por el Cambio continuará llevando como primer candidato a senador a Quiroga.

Por otro lado, el kirchnerista neuquino Marcelo Fuentes, actual jefe del bloque Frente para la Victoria, dejará la actividad política nacional.

El entrerriano oficialista Alfredo De Angeli, acompañado por Stella Maris Olalla de Moreira, también buscará su reelección.

Los peronistas Pedro Guastavino y Sigrid Kunath dejarán el Congreso.

Otra situación curiosa se da con la representación a la Cámara Alta del Chaco.

Allí, Jorge Capitanich ganó la interna del Frente de Todos como candidato a senador y también, hace casi dos semanas, fue elegido gobernador de su provincia.

Por lo tanto, y a sabiendas de que su nombre tracciona votos para el peronismo, los chaqueños podrían votar el domingo una boleta que lleva a Capitanich como candidato a senador, luego de ser elegido gobernador.

Su segunda, la ultrakirchnerista María Pilatti, buscará renovar su banca. Así, el radical Ángel Rozas y el peronista Eduardo Aguilar no vuelven al cuerpo.

En Santiago del Estero, el oficialista Frente Cívico postula a Claudia Ledesma Abdala y José Neder; por su parte, el Frente de Todos lleva a los actuales senadores Gerardo Montenegro y Ada Itúrrez y Juntos por el Cambio a Luciana Rached y Rubén Kleinman.

 

El PJ podría ser la primera minoría en Diputados

El kirchnerismo y aliados podrían quedar muy cerca del quórum propio.

Las elecciones de hoy definirán la distribución de las bancas en la Cámara de Diputados, donde si se repite la victoria del Frente de Todos de las PASO, el kirchnerismo y sus aliados quedarán como primera minoría, muy cerca del quórum propio, con unos 120 diputados.

Paradójicamente, pese a la derrota, de reproducirse las cifras de las PASO, Cambiemos no mermará en cantidad de representantes sino que mantendría su volumen y hasta podría anexar un puñado de bancas, aunque aún no se sabe qué pasará con el interbloque si deja de ser gobierno.

De esta manera, se configuraría un Congreso aún más polarizado que el actual, sin espacio para terceras fuerzas con volumen significativo.

La cosecha del Frente de Todos en las PASO superó los propios pronósticos, y si se confirma hoy la tendencia de las PASO conquistará 20 bancas de las 35 en juego que reparte la provincia de Buenos Aires.

En Mendoza, la aspiración es volver a ganarle al oficialismo para retener tres de las cinco bancas, mientras que en Santa Fe el Frente de Todos obtendría 5 de las 10 bancas en juego.

En la Ciudad de Buenos Aires, el Frente de Todos apunta a cosechar cuatro bancas, una más de las que el kirchnerismo en su formato clásico y más reducido (Frente para la Victoria o Unidad Ciudadana) tradicionalmente obtenía.

El Frente para la Victoria, el bloque kirchnerista más puro, tiene en la actualidad 65 bancas y mantendría ese mismo número. Si se crea un interbloque Frente de Todos, se incorporarían diputados con mandato hasta 2021 que no estaban en el kirchnerismo, como Felipe Solá, Daniel Arroyo y los massistas Ignacio de Mendiguren y Mirta Tundis. También se sumarían al menos una docena de los diputados del bloque Justicialista que en la recta final de la campaña anticiparon su apoyo a Alberto Fernández, y podrían volver otros que se habían alejado tras la salida del kirchnermismo del poder.

En la vereda de enfrente, la bancada de Juntos por el Cambio, pese a no ver colmadas sus expectativas electorales, quedaría en 110 integrantes, tres más de los que cuenta actualmente, siempre y cuando no mediara una ruptura entre los tres partidos de la alianza (PRO, UCR y Coalición Cívica).

A nivel interno, la UCR pasaría a ser la fuerza con mayor cantidad de representantes en Diputados (entre 45 y 50), y el PRO perdería 10 bancas para quedar en 45, mientras que la Coalición Cívica avanzaría de 10 a 14 escaños.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

EuropaCasas por 1 euro en Italia: en qué pueblos se encuentran y requisitos para comprarlas
Ver anteriores