Provinciales

Rosario de LermaEs jubilado y ciego: le usaron la tarjeta de crédito para pagar un auto cero km

Roberto Antonio Martínez. Foto: El Tribuno

Descubrió la estafa porque la inflación hizo subir el precio del plan. Ahora le descuentan $9 mil por una subscripción a la que jamás adhirió.

Roberto Antonio Martínez tiene 69 años y es ciego. Entre otros problemas de salud no puede caminar por problemas renales. Apenas tiene para sus remedios costosos que equilibran su salud. Cobra una jubilación de la provincia de Buenos Aires con extraños descuentos en su caja de ahorro. Hasta la fecha, y por los vaivenes de la económica nacional, este cobro llegó a 9 mil pesos mensuales. Al pedir los resúmenes de su tarjeta solo figuraba una escueta descripción con números. Martínez llegó a pensar sobre alguna deuda por remedios, pero con el correr de los meses descubrió que una concesionaria Fiat de la ciudad de Mar del Plata le viene descontando hace 10 meses alrededor de 50 mil pesos en concepto de un plan de ahorro para adquirir un vehículo cero kilómetro.

La sorpresa del jubilado discapacitado visual lo llevó a realizar el reclamo a la mismísima concesionaria de la ciudad de Mar del Plata, uno 1.800 kilómetros de donde vive, Rosario de Lerma. La respuesta fue tan inesperada como lo es su actual calvario: “El señor vino personalmente el año pasado a Mar del Plata, y se subscribió al plan de ahorro para un auto cero kilómetro”.

Del otro lado del teléfono, en Rosario de Lerma, su mujer Mabel Perini le contestó a la voz que la atendió “es imposible que haya viajado, es ciego y no puede moverse”. No hubo solución aquella tarde de noviembre, y menos aún este nuevo año. Los descuentos de la estafa siguen, y aumentan por la inflación. “Primero comenzó con tres mil pesos, luego fue subiendo este descuento. Confiados en que se trataba de remedios, porque la obra social de mi marido es de Buenos Aires, IOMA (Obra Social de los empleados públicos de la provincia) y su convenio con el Instituto Provincial de Seguros (IPS) en Salta no aporta ningún beneficio al enfermo. Por lo tanto compramos los remedios. Pero nunca pensábamos que era de un robo de identidad”, describió Mabel el calvario por el que pasa Roberto.

Martínez contó que hace seis años volvió a vivir a Rosario de Lerma luego de estar una veintena de años en Mar del Plata, luego de tener un accidente cuando se desempañaba como guadaparques.

“Hace mucho que no viajo. Hay dos razones puntuales. Soy ciego y con serios problemas de salud (tiene exceso de glóbulos blancos) que me impiden trasladarme de un lado al otro. Denuncie por teléfono acá en Salta en Defensa del Consumidor sobre esta estafa, y me piden que vaya personalmente. Es imposible que pueda, apenas camino”, describe su situación Martínez.

Por su parte, Mabel, su mujer, entiende que su marido ha sido víctima de robo de identidad, y el autor está usando su nombre con datos personales para hacerse de este tipo de artimañas delictivas difíciles de corroborar: “Todo es raro lo que sucede, para inscribirse en este tipo de planes te piden todo tipo de documentación personal. Si alguien utiliza la identidad de Antonio, debe tener algo firmado de seguro. Pero nadie nos ayuda para resolver este laberinto de problemas”.

Perini no puede acudir a un abogado.

El matrimonio no tiene dinero para semejantes gastos de trámites y traslados a Buenos Aires.

 

Fuente: El Tribuno

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores