Cultura

Durante julioEn julio se presenta en el MAAM, por única vez en 2019, La Doncella

De los tres niños sagrados del Llullaillaco que se presentan en el Museo de Arqueología y Alta Montaña de Salta, es la más sensible a la exposición externa.

Solamente durante julio, se presentará a los visitantes La Doncella, uno de los tres Niños sagrados del Llullaillaco que se encuentran en el Museo de Arqueología y Alta Montaña, MAAM.

“La Doncella se expone menos que las otras dos momias porque tiene mayor cantidad de piel expuesta a la luz, es la que más reservamos en cápsula oscura. Los otros dos niños se presentan siempre durante más tiempo, de manera rotativa, durante todo el año”, explicó Gabriela Recagno, directora del MAAM.

“Por estrictas razones de conservación, los Niños del Llullaillaco se exponen en forma rotativa, no los tres simultáneamente, es decir que se presentan uno por vez”, indican desde el Sitio Oficial del Museo.

La Doncella es una niña de aproximadamente 14, 15 años que probablemente haya sido una virgen del sol, residente de la casa de las vírgenes y que haya sido elegida, desde muy pequeña, para convertirse en deidad y convivir con los ancestros. “Sabemos que ella portaba sobre su hombro una pieza de poncho corto, típicamente masculina del incanato y un adorno como corona de plumas, asociadas a la luna y a la fertilidad”, indicó Recagno y agregó: “Es quizás, de los tres niños la que más llama la atención porque se ve perfectamente su cara, sus ojos, su peinado con trenzas perfectamente realizadas. Tiene también un bolo de coca en el cachete izquierdo y, sobre sus labios, se podían observar rastros de coca, una planta sagrada y ceremonial a la que solo accedían los miembros de una elite”.

El Museo de Arqueología de Alta Montaña de Salta (MAAM)

Mitre 77 (4400) Salta, Argentina

T +54 387 437 0592

F +54 387 437 0592

maam@culturasalta.gov.ar

Horarios:

De Martes a Domingo de 10 a 18:30 hs.

Lunes cerrado.

(Los días feriados consultar horarios especiales).

VISITAS GUIADAS

Martes a Domingo: 11:00 y 17:00 hs.

Lunes cerrado.

NOTA: Los horarios de visitas guiadas publicados aquí están orientados exclusivamente al público general. Escuelas, colegios y grupos especiales, solicitar turno vía e-mail a:  escuelas.maam@culturasalta.gov.ar

HORARIO BAR M.A.A.M: De Lunes a Domingo y feriados de 8 a 0 hs.

HORARIO TIENDA M.A.A.M: De Martes a Domingo de 11 a 20 hs. Lunes cerrado.

Todos los niveles tienen acceso para visitantes con movilidad reducida.

La historia del MAAM

“En un volcán a 7.000 metros de altura, se realizó el descubrimiento arqueológico más importante de la década”, relata el sitio oficial del Museo de Arqueología de Alta Montaña (MAAM) de Salta. Este espacio, es uno de los lugares más visitados de la Provincia. En un marco de profundo respeto, descansan en el Museo los restos de los tres niños hallados en marzo de 1999, conservados por el frío, en la cumbre del volcán Llullaillaco, a 6700 metros de altura sobre el nivel del mar. Alrededor de ellos había más de ciento cincuenta objetos que componían su ajuar funerario: un particular mundo en miniatura que los acompañó en su viaje al más allá y que hoy se muestran en su salas.

El objetivo del museo es “lograr el respeto por la diversidad cultural, el conocimiento profundo de una cultura que está viva en Salta y en el norte argentino. El idioma quechua, lo incaico está presente en la identidad de los salteños y tiene un rol social importante”, contó Recagno tiempo atrás a LA GACETA. El museo realiza expediciones regularmente con el fin de investigar la temperatura del volcán, para poder medir las variaciones del clima y garantizar la conservación de los cuerpos.

«La Doncella»

Esta joven mujer tenía aproximadamente quince años de edad. Estaba sentada con las piernas flexionadas y cruzadas, sus brazos apoyados sobre el vientre y su rostro mirando en dirección opuesta a la niña del rayo.

Tiene un vestido o acsu de color marrón claro ajustado en la cintura por una faja con dibujos geométricos que combinan colores claros y oscuros con los bordes rojos. Sobre sus hombros lleva un manto o lliclla de color gris con guardas rojas, sostenida por un prendedor o tupu de plata a la altura del tórax. En su pecho, cerca del hombro derecho, tiene un conjunto de adornos colgantes de hueso y metal.

Su largo cabello está peinado con pequeñas trenzas, como era costumbre en algunos poblados de los Andes. Los peinados y adornos en la cabeza servían para identificar a las personas cultural y geográficamente.

Su rostro fue pintado con un pigmento rojo, y arriba de la boca se observan pequeños fragmentos de hojas de coca.

Posiblemente esta joven haya sido una aclla o «virgen del Sol» educada en la «Casa de las Escogidas» o aclla huasi, un lugar privilegiado para las mujeres en el tiempo de los Incas.

El Niño

Su edad ronda los siete años. Estaba sentado sobre una túnica gris con las piernas flexionadas y su rostro -en dirección al sol naciente- apoyado sobre las rodillas.

Un manto de color marrón y rojo cubría su cabeza y mitad del cuerpo.

Como todos los hombres de la elite incaica llevaba cabello corto y un adorno de plumas blancas, sostenido por una honda de lana enrollada alrededor de la cabeza.

Está vestido con una prenda de color rojo; tiene en sus pies mocasines de cuero de color claro con apliques de lana marrón; posee tobilleras de piel de animal con pelaje blanco y en su muñeca derecha lleva puesto un brazalete de plata.

Sus puños están cerrados; el rostro no es visible y sus párpados están semi cerrados. Así como la Niña del rayo, posee una ligera deformación intencional del cráneo.

Como parte de su ajuar se encontraban cuatro grupos de objetos en miniatura representando caravanas de llamas conducidas por hombres con finas vestimentas, representando esto una de las principales actividades masculinas.

Las hondas eran usadas por los hombres con fines rituales; con ellas lanzaban piedras a las lagunas después de la estación seca para atraer a las lluvias.

La Niña del Rayo

Esta niña tenía un alrededor de seis años. Estaba sentada con las piernas flexionadas, las manos semiabiertas apoyadas sobre los muslos y su rostro en alto apuntando hacia el Oeste-Suroeste.

Luego de su entierro, en algún momento de los últimos siglos la elevada temperatura de una descarga eléctrica quemó parte de su rostro, cuello, hombros y brazos, como asimismo sus prendas y parte del ajuar que la acompañaba.

Lleva puesto un vestido o acsu de color marrón claro ajustado en la cintura por una faja multicolor. Sobre sus hombros la cubre un manto o lliclla de color marrón sostenida por un prendedor o tupu de plata colocado a la altura del pecho.

La cabeza y parte del cuerpo estaba cubierta por una gruesa manta de lana oscura, y todo el cuerpo estaba envuelto en otra manta de color claro con bordados rojos y amarillos en su perímetro.

Su cabello lacio está peinado con dos trenzas pequeñas que salen de la frente, y lleva como adorno una placa de metal. Sus ojos están cerrados y la boca semi abierta, pudiéndose observar la dentadura. Posiblemente como sinónimo de belleza y jerarquía, aunque también puede responder a una cuestión de identidad étnica, su cráneo fue intencionalmente modificado, adoptando una forma cónica.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Google Maps captó a una pareja teniendo sexo al costado de la ruta en Taiwan
Ver anteriores