Deportes

Se extiende el proyectoEl rugby inclusivo llegó a Rosario de la Frontera

Inauguraron una escuela de iniciación deportiva de rugby para niños de toda la zona sur de la Ciudad Termal.

El proyecto contiene a 600 chicos de la capital y ya funciona en varios municipios del interior y se proyecta extenderlo a todo el ámbito provincial.

El jueves por la tarde la Municipalidad de Rosario de la Frontera firmó un convenio para la instalación de una escuela de iniciación deportiva de rugby inclusivo para niños y adolescentes del barrio Ramón Abdala de esta ciudad, el más populoso de la zona sur.

La escuela funciona en el CPI Hermana Natividad y en la oportunidad asistió a la inauguración Marcelo Córdova, creador del proyecto e integrante de la Unión de Rugby de Salta.

El dirigente explicó que «éste, es un programa que surgió hace cuatro años con un grupo de amigos y fue creciendo paulatinamente».

Una forma de llegar a los chicos

Se trata de un proyecto social y educativo, que utiliza al rugby como elemento o como medio para llegar a los chicos, para darles una educación en valores, en respeto, en disciplina, de trabajo en equipo, en participación, en compromiso, en responsabilidad, y todos los valores que inculca un deporte, son transmitidos a los chicos, a través del juego. Por eso, es que lo llevamos a los barrios y después tratamos de integrarlos a los clubes».

«El rugby, a diferencia de otros deportes, cada vez que el árbitro toma una decisión no se le discute, ni se le falta el respeto y ni se le levanta la voz, porque eso significa una penalización para el equipo y para el capitán del mismo», señaló Córdova.

«El rugby se basa en el respeto hacia el prójimo, hacia el compañero, y hacia uno mismo. En esta práctica, no hay gritos, no se levanta la voz, no hay insultos; hay organización, hay trabajo en equipo ya que el equipo es que el funciona más allá de las individualidades», remarcó el entrenador.

Amateurismo puro

También indicó que «hay responsabilidad respecto a los horarios de entrenamiento, ya que es un deporte para amateurs, no hay profesionalismo y son muy pocos los jugadores que juegan por dinero. En el rugby, se enseña, que hay que trabajar junto al otro para llegar a un objetivo. No se logra nada por sí mismo ni con individualidades. Esas, son unas de las cosas que más nos sirven, ya que, trabajando como sociedad, en equipo, y trabajando en los barrios, es como vamos a poder salir adelante».

Córdova agregó que «en estos momentos, estamos trabajando en Salta y en el interior. Aparte de los 17 barrios que tenemos en Salta, con 600 chicos, estamos trabajando en Rosario de Lerma, Coronel Moldes y Orán donde se largó el jueves en dos barrios: el Patrón Costas y el Estación. Y ahora estamos haciendo lo mismo en Rosario de la Frontera».

Respecto a las edades de los niños señaló que «esto está proyectado para chicos entre siete y dieciséis años, ya que se trata de un proyecto social educativo, que busca integrar a los chicos entre ellos, y enseñarles las pautas de convivencia en base al respeto, la disciplina, y la responsabilidad».

Para ambos sexos

Córdova resaltó que «ésta práctica, incluye ambos sexos, ya que se trata de un juego denominado como rugby tag, que tiene unos cintos, en el cual, se usan unos dispositivos que tienen colgado una cinta con abrojos, entonces no hay riesgo de contacto entre los jugadores, no hay riesgo de golpes, como generalmente conlleva nuestro deporte».uente

 

Fuente; El Tribuno

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores