Nacionales

Asamblea del FondoEl FMI no habla de ayuda a la Argentina y dice que está “atento” a la oferta a los privados

Lo dijo el director del Fondo para la región, Alejandro Werner. Evitó comentar sobre una eventual ayuda a nuestro país ante la crisis del coronavirus.

El Fondo Monetario Internacional evitó comentar este jueves sobre la oferta a los acreedores privados que lanzará el Gobierno, pero dijo que estaban “atentos a ese proceso”.

En el marco de la Asamblea de Primavera del Fondo y el Banco Mundial, Alejandro Werner, director para el Hemisferio Occidental del organismo dio una conferencia de prensa virtual para hablar sobre el estado económico de la región y los desafíos ante esta inédita pandemia.

Corresponsales argentinos en Washington preguntaron básicamente dos cuestiones. Primero, si en el marco de la crisis del coronavirus el Fondo podría ayudar a la Argentina con algún instrumento específico, o alivio de plazos, dado que habían dicho que respaldarían a los países con deuda insostenible. Y, segundo, si el Fondo podría aportar dinero fresco a la Argentina que pueda ser facilitado en el canje con los bonistas privados.

En la conferencia virtual con ciertas dificultades de audio, Werner señaló que “el equipo (del FMI) que cubre Argentina ha venido trabando con las autoridades. Se publicó un análisis técnico sobre la sostenibilidad de la deuda pública y al mismo tiempo el ministro Guzmán anuncio que Argentina seguiría estos trabajos”.

Y agregó: “Es la agenda que el gobierno ha planteado ha y nosotros estamos siguiendo esa agenda. El Gobierno está concentrado en la parte del manejo de deuda, en lanzar su oferta para la reestructuración de la deuda pública y estamos atentos a ese proceso”.

Sobre la crisis del coronavirus, el funcionario no respondió sobre una posible ayuda. “Hemos visto medidas importantes por el lado salud pública y también dentro de los márgenes tan limitados que tiene Argentina, vimos una reacción importante para cuidar a las empresas y las familias más afectadas”.

Ayer, la directora gerente, Kristalina Georgieva, había comparado a la Argentina con un enfermo de coronavirus de alto riesgo. “El virus golpea a personas con condiciones previas, con morbilidades, y de igual forma esta crisis afecta más duramente a los que ya tenían problemas”, dijo.

El mensaje del Fondo llega justo cuando este jueves el Gobierno anunciará la oferta de reestructuración de deuda a los acreedores privados, que incluiría una fuerte quita de capital, intereses rebajados y un período de gracia para comenzar a pagar.

Pero además la Argentina tiene su deuda con el Fondo. Con la crisis del coronavirus, desde el Gobierno esperaban una señal de organismo, como un aplazamiento de los vencimientos de los pagos del préstamo de 57.000 millones de dólares con el organismo (44.000 desembolsados hasta ahora). La propia directora ejecutiva Kristalina Georgieva había dicho la semana pasada que se podría desbloquear “financiamiento crítico” para los países “con problemas de sustentabilidad de deuda”. Pero nada sucedió, al menos estos días.

En un blog del organismo, Werner confirma el pronóstico difundido el martes, sobre que la Argentina verá caer su economía un 5,7% este año, con una recuperación de 4,4% el próximo. Brasil caerá un 5,3%, México un 6,6, Chile 4,5%, Colombia 3,3% y Perú 2,2%.

Sobre la región, señala que, con una contracción económica del 5,2% para este año, encara “el espectro de otra década perdida” entre 2015 y 2025 por los efectos del coronavirus. Agrega que los gobiernos han implementado diferentes políticas para intentar frenar el impacto del brote y destaca los “programas de gran magnitud” de Brasil, Chile y Perú.

Señala además que el dramático escenario de la crisis y las políticas para enfrentarla provocarán “considerables aumentos del déficit público y la deuda, los países tendrán que crear espacio fiscal reduciendo el gasto no prioritario y mejorando la eficiencia del gasto. Los países tendrán que cerciorarse de que las políticas adoptadas en respuesta a la crisis no sean percibidas como permanentes para que no se perpetúen y generen distorsiones, en especial la asistencia focalizada a ciertos sectores”.

Como medida de política monetaria, el Fondo también señala que “existe margen para recortar más las tasas de política monetaria y apoyar más la liquidez”.

El Fondo puede ayudar en esta crisis. De hecho, de aproximadamente 100 países que han solicitado financiamiento de emergencia del FMI, 16 son de América Latina y el Caribe. Además, otros países de la región han solicitado nuevos programas o la ampliación de programas existentes, como Honduras. La Argentina no ha solicitado ayuda formalmente.

“El FMI está activamente comprometido a ayudar a los países miembros a cubrir esta brecha mediante varios instrumentos”, que incluye usar 1 billón de dólares que tiene disponibles, acelerar la aprobación de servicios de préstamo, incrementar los límites de los servicios existentes y proporcionar alivio de la deuda a los países miembros más pobres y vulnerables afectados por la pandemia.

Además de los instrumentos de emergencia, el FMI está preparado para desplegar mecanismos más tradicionales (como el Servicio de Crédito Stand-by y el Servicio Ampliado del FMI), así como sus líneas de crédito contingentes (como las líneas de crédito flexible y las líneas de crédito precautorio).

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Kevin Carter: el fotógrafo que mostró los horrores del mundo y no pudo vivir con ellos
Ver anteriores