Policiales

TartagalDe madrugada se llevan 1.000 kilos de carne de un frigorífico

Ocurrió en Tartagal. Ingresaron con un utilitario y despostaron cinco reses.Dejaron piernas enteras y otros cortes porque al parecer en el utilitario no cabía más.

Un audaz y singular robo sufrió una empresa frigorífica de Tartagal al ser saqueadas sus cámaras frigoríficas unas horas después que llegara desde el sur del país una importante carga de carne mestiza.

En total los delincuentes se apoderaron de unos mil kilos de los mejores cortes, ya que durante el golpe dieron muestras de conocer el oficio y en menos de una hora despostaron al menos cinco reses completas y alguna partes más para poder completar la capacidad de carga del vehículo utilizado para dar el golpe cárnico.

Uno de los propietarios de la firma dijo a través de medios radiales de Tartagal que el robo se produjo en la madrugada y que para perpetrarlo habrían actuado al menos unas cuatro personas, según publicó El Tribuno.

El hombre dijo además que la cantidad de carne robada serían unos 1.000 kilos y su costo ascendería a unos 160.000 pesos.

Todo sucedió en la madrugada del 20 de septiembre cuando en el galpón ubicado sobre ruta 34 y calle 13 de diciembre irrumpió una banda de ladrones profesionales que rompieron candados, un alambrado e ingresaron al inmueble comercial.

Una vez adentro procedieron a abrir las cámaras de enfriamiento y a despostar -separar las partes de la res-. Una vez terminada esta faena al parecer hicieron ingresar un utilitario. No se sabe qué marca ni color y procedieron a cargar en él toda la carne que pudieron.

Se sabe que actuaron con equipo propio de carniceros y que conocían con claridad meridiana cómo desguazar una media res para hacerla caber en un utilitario pequeño.

El robo recién fue descubierto en la mañana, cuando los delincuentes podrían haber hecho trasponer la frontera el costoso y perecedero botín.

Investigación

El dueño de la carne aseguró que el golpe fue producto del conocimiento de los movimientos de la empresa, sus horarios y la calidad de la carne que expenden al por mayor.

Al respecto dijo que son pocas las carnicerías de Tartagal que expenden esa calidad de producto y que se podría reconocer lo robado desde ese punto de vista.

Aclaró que los delincuentes no se llevaron la totalidad del cargamento que habían recibido solo horas antes, es decir, a las 19 del día anterior un camión había descargado las reses y las mismas se encontraban en cadena de frío para su posterior distribución.

Ese dato no resultó menor al análisis de la policía que hasta ayer no había podido dar con los delincuentes ni con la carne robada, que se estima fue colocada en venta en esas horas, si los delincuentes no contaban con cámaras para conservarla.

El robo de carne es un tipo de delito muy poco común en el norte del país y la noticia sorprendió a los habitantes de Tartagal tanto que el hecho se convirtió en el tema del fin de semana.

La carne fue valuada en cámara en unos 160.000, pesos pero en góndola o al menudeo su precio se torna astronómico. .

Más faena clandestina 

El robo de carne enfriada desde un frigorífico es otra muestra de un negocio que tiene un lado B.
Otra de las aristas de este rubro es la faena clandestina, la que realizan pequeños y algunos no tan pequeños productores y abastecen directamente a las carnicerías barriales de los pueblos del interior y también de la capital salteña.
El producto faenado en condiciones elementales y sin cadena de frío se torna peligroso para el consumo humano, sin embargo la diferencia de precio torna este último punto como relativo para consumidores de bajos recursos. 

Etiquetas

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

EuropaCasas por 1 euro en Italia: en qué pueblos se encuentran y requisitos para comprarlas
Ver anteriores