Provinciales

Tierra y Hábitat: confirman irregularidades en un loteo de Cerrillos

Confirmaron que en un loteo de Cerrillos hubo irregularidades

El titular de Tierra y Hábitat, Ángel Sarmiento, dijo que dieron de baja a 78 beneficiarios. Familias sin techo denunciaron que son víctimas del clientelismo político que impera en Cerrillos.

Desde la Subsecretaría de Tierra y Hábitat se reconoció que hubo irregularidades en los sorteos de los mil lotes de 60 hectáreas de Cerrillos, tal como lo informó El Tribuno en su edición de ayer. Ángel Sarmiento, titular del organismo, dijo que esta situación fue advertida poco después del segundo sorteo realizado en noviembre de 2014 y que inmediatamente se dio de baja a 78 beneficiarios. Según el funcionario, esto ocurrió durante la gestión de Rodrigo Diez, a quien reemplazó en febrero de 2016 cuando se destapó el escándalo por las irregularidades en la urbanización Parque La Vega, en la zona sur de la capital salteña. Anunció que el organismo está realizando un segundo chequeo y garantizó que los lotes serán entregados a quienes cumplan con todos los requisitos y que los irregulares serán dados de baja.

Lo de Cerrillos puso al descubierto el proceder poco claro y cuanto menos sospechoso al momento del sorteo de los terrenos destinados para familias sin techo. El primero se realizó en marzo y el segundo en noviembre de 2014. En un chequeo realizado por este medio se comprobaron 29 casos de personas que habían resultado adjudicadas en los dos sorteos. También se determinó que entre los beneficiarios hay familias que son propietarias de inmuebles y otras que ya habían sido beneficiadas con la adjudicación de terrenos en sorteos anteriores realizados por el citado organismo. En ambas listas, además, aparecen beneficiarios que no viven en Cerrillos, otros con domicilios desconocidos y algunos con documentos prestados. De lo expuesto surge claramente el descontrol que imperaba en Tierra y Hábitat. Se supone que antes de que la esfera del bolillero empiece a girar, se debe realizar un estricto control para tener la certeza de que los que van a participar del sorteo reúnen todos los requisitos que se exigen para ser beneficiarios de un inmueble del Estado. Los hechos confirman que esto no ocurrió porque de otra manera se hubieran detectado las irregularidades. Los vecinos que protestaron el viernes en el predio ubicado a un costado de la ruta 26 atribuyeron esta situación a maniobras relacionadas con el clientelismo político y a ilícitos similares a los descubiertos en Parque La Vega.

El hecho de que una misma persona aparezca como beneficiaria en los dos sorteos es por de más elocuente. Lo propio ocurre con aquellos que en la Dirección General de Inmuebles figuran como propietarios de un terreno o una vivienda. “El entrecruzamiento de datos no se realizó o no se lo quiso realizar”, opinó una manifestante. Las mujeres también se quejaron por la decisión que se tomó de que las familias sin techo se inscriban en el municipio de Cerrillos. “No es justo que hagan esto porque los únicos beneficiados van a ser los militantes de la intendenta (Yolanda Vega) y los que estamos en contra vamos a ser tachados”, advirtieron.

De acuerdo con lo expresado por el titular de Tierra y Hábitat, las irregularidades fueron detectadas después de los sorteos y por esta situación se dispuso la baja de 78. Según Sarmiento, también serán eliminados de la lista todos aquellos que adquirieron un inmueble después del sorteo y los que figuran con domicilios en otras jurisdicciones, a excepción de Salta capital. Sobre este punto no dejó de llamar la atención que la mayoría de los beneficiarios sean de Salta y que solo haya once de Cerrillos. Sarmiento explicó que se tomó esta decisión por la escasez de terrenos y por la cercanía con Cerrillos. En ese sentido aclaró que los vecinos de ese pueblo no serán dejados al margen, ya que se reservaron 200 lotes para ser sorteados próximamente entre los postulantes.

La llama se encendió en Parque La Vega

En febrero de 2016 El Tribuno realizó una profunda investigación a partir del escándalo que se generó con la irregular entrega de lotes en la urbanización de Parque La Vega. Pablo Cardozo, defensor de los damnificados, había pronosticado que éste sería el disparador para poner al desnudo otros hechos de similares características. Alrededor de 200 familias fueron despojadas de los lotes que el Estado les adjudicó por sorteo. Se trató de una maniobra fraudulenta orquestada desde Tierra y Hábitat. El día que entregaron los terrenos los beneficiarios se encontraron con la triste novedad de que habían sido adjudicados a otras personas. La fiscal Mónica Poma determinó que lo de Parque La Vega fue obra de “una asociación ilícita que tenía como objetivo obtener lucro o apoyo político”. De la investigación surgió que el titular de Tierra y Hábitat hasta 2013, Diego Barreto, era el jefe de la organización ilícita y lo encarceló. Además de Barreto, en la causa están con prisión preventiva el empleado del organismo Roberto Nellenssen y los punteros políticos Esteban Clemente y Nelson Salazar. Otros de los procesados son Rodrigo Diez, sucesor de Barreto, y la esposa de Clemente. En la volteada cayó también el coordinador de Tierras y Bienes Patrimoniales, Sergio Usandivaras, quien era el jefe natural de Barreto y Diez. A pesar de ello, y de haber sido sindicado como el hombre que cortaba el queso en la distribución de los lotes, a Usandivaras no se imputó ninguna causa.