Política

Trastienda del textoCarta al FMI: un borrador que circuló entre muy pocos senadores y tuvo el OK final de Cristina Kirchner

Un asesor del bloque K llevó la carta al hotel donde se alojó la misión del Fondo. No pudo entregarla porque estaban aislados por un positivo de coronavirus.

El borrador de la carta que el bloque de senadores del Frente de Todos entregó a la misión del FMI que se encuentra en la Argentina circuló entre apenas un puñado de integrantes de la mesa chica de la bancada oficialista: su presidente y la vice, José Mayans y Anabel Fernández Sagasti, los cristinistas María de los Ángeles Sacnun y Oscar Parrilli y el cordobés Carlos Caserio, titular de la comisión de Presupuesto de la Cámara alta.

Con el texto ya afinado, se lo hicieron llegar a Cristina Kirchner, quien dio el OK, según trascendió. 

Recién tras obtener el aval final de la vicepresidenta, en el atardecer del sábado, un secretario de la bancada oficialista del Senado se acercó hasta el hotel en el que se hospeda la misión del FMI para entregar la carta.

No pudo entregarla en mano a los enviados del Fondo: le informaron que los 8 miembros de la misión se encontraban aislados porque uno de ellos -luego se supo era el venezolano Luis Cubeddu- se había contagiado de coronavirus.

Tras la entrega de la carta, desde el bloque se la hicieron llegar a los principales funcionarios del Gobierno. Recién este domingo a media mañana, la bancada hizo público el texto.

Aunque el bloque del Frente de Todos tiene 41 miembros, la carta está firmada por 39. Los dos que no acompañaron fueron el tucumano José Alperovich, quien se encuentra de licencia desde que fue denunciado por una sobrina de abuso sexual, y el riojano Carlos Menem, quien se encuentra con problemas de salud.

Las fuentes consultadas dijeron que ni a Alperovich ni a Menem se les envió la carta y que por eso no figuran sus firmas.

Al resto de los senadores oficialistas se les hizo llegar el texto cuando ya estaba en su versión final y todos lo acompañaron con sus firmas.

A diferencia de Sergio Massa, presidente de Diputados, que se reunió con la misión del FMI el viernes pasado, el oficialismo en el Senado no tenía previsto encontrarse con los enviados de Washington.

Integrantes de la bancada dijeron este domingo a Clarín: «Lo que nosotros decimos en la carta es lo que los negociadores del Gobierno no pueden decir abiertamente». Y agregaron: «Se quiso fijar una posición pública pero sin desairar el Presidente».

Admitieron, eso sí, que el texto y los límites que fija fueron una forma de diferenciarse de otras figuras del oficialismo. 

Si se lee atentamente su contenido, la durísima carta que el bloque del Frente de Todos entregó a la misión del Fondo Monetario Internacional carece casi de novedades. Lo que se plantea en el texto es palabras más palabras menos lo que públicamente dicen desde hace años la propia Cristina Kirchner y el presidente de la bancada, el formoseño José Mayans.

«Los argentinos tienen derecho a saber por qué los endeudaron y quiénes se lo llevaron. De los 38.000 millones que entraron (del FMI), se fueron 30.000 millones en meses, lo dijo muy claramente Alberto Fernández. Va a ser un deber de la Argentina poder establecer esto y un mecanismo para que no pueda volver a suceder», había sostenido en octubre del año pasado, días antes de la presidencial, la actual vicepresidenta.

También el año pasado, Mayans cuestionó el endeudamiento con el FMI: «A ellos sí que les entregamos los superpoderes. El presidente de la República no podía tomar una decisión sin consultar al Fondo Monetario Internacional. Lo que hicieron con la deuda externa del país es traición a la Patria».

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Lana SatorDescubren una base soviética abandonada con más de mil tanques, aviones y helicópteros olvidados
Ver anteriores