Locales

Barrio Tres CerritosCanal de los Manzanos: vecinos denuncian filtraciones y rajaduras en sus casas

La Municipalidad busca determinar si la empresa constructora o Aguas del Norte es la responsable del hundimiento de la calle en Tres Cerritos.

A dos años de su inauguración, el Canal de los Manzanos ha vuelto a evidenciar problemas que derivaron en el hundimiento de una parte de la calzada en la calle Los Nogales al 600, en el barrio Tres Cerritos. Mientras desde la Municipalidad buscan determinar quién es responsable, los vecinos mostraron su enojo tanto con la empresa por cómo se hizo y culminó la obra, como contra Aguas del Norte por los pozos que dejan sin cerrar, según informó La Gaceta de Salta.

Quienes viven en esa parte del barrio tuvieron que soportar largos meses -que fueron más de los previstos- durante la mega obra del canal de Los Manzanos, en los que llegar a sus casas fue sumamente incómodo. Pese al agradecimiento y al reconocer que la obra terminó con las frecuentes inundaciones en la zona, en cada época de lluvia otros problemas aparecen.

“El canal funciona y estamos agradecidos que esto no se inunde, a algunas casas se les metía el agua y eso ya no pasa, pero evidentemente, ante el apuro por terminar, parece que hicieron mal la compactación y por eso se hunde”, señaló Mariana a La Gaceta.

La casa de esta vecina está frente al lugar en donde se hundió la calzada pero esto no la sorprendió, ya que contó que producto de la obra comenzó a ceder la tierra de las veredas, generándose pozos por donde se filtra el agua, lo que hace que se hundan los cordones y se genere como una “panza” en el medio de la calle.

“Pasan camiones que van y vienen de almacenes, más los de basura y eso hizo que se vaya desnivelando de a poco pero con la última lluvia se hundió así”, indicó y agregó que el año pasado ya tuvieron problemas similares sobre la calle Los Canelos, ubicada a pocos metros del lugar del hundimiento.

Otra vecina, Silvia Musso, coincidió en que la finalización de la obra no fue la mejor: “estas fueron las últimas dos cuadras en las que trabajaron, ya habían pasado las elecciones y por eso se hicieron a los ponchazos; antes ya se hundió y tuvieron que poner planchas nuevas pero ya se está volviendo a hundir”, relató.

Finalizada la obra del canal, los vecinos tuvieron que hacerse cargo de reparar sus veredas y remarcaron que aquello tuvo un costo económico importante. “Todo esto es consecuencia de las obras del canal porque dejaron esto sin compactar, nosotros tuvimos que compactar nuestras veredas y poner el pasto”, resaltó.

Pozos, agujeros y rajaduras en las casas

“Esto se empezó a hundir por los pozos en donde se mete el agua y por eso colapsa el canal”, fue la opinión de otro vecino, Guillermo Cubas, quien con ejemplificó mostrando un hueco en la vereda del frente de su casa por donde aseguró que el agua se filtra.

RAJADURAS EN LA CALLE, VEREDA Y PAREDES

En lo que coincidieron los tres vecinos fue en apuntar contra Aguas del Norte. “Acá es un desastre, están rompiendo todo el tiempo y si no lo hacen mal o dejan sin cerrar, los arreglos se abren”, sostuvo Mariana.

Al costado del lugar del hundimiento, pegado al cordón, hay un gran y profundo agujero en el pavimento, que pudo haber sido determinante para dicho hundimiento en la calzada. “Lo abrieron hace cinco meses y el día de la lluvia fuerte, el agua entró por ahí, a los pocos días cedió cuando pasó un camión”, contó Cubas, quien dijo desconocer quién lo hizo pero que vio un cartel Aguas del Norte dentro del pozo. LA GACETA tocó el timbre de la casa ubicada frente al agujero pero nadie atendió.

EL BOQUETE QUE NADIE SABE QUIÉN HIZO, A POCOS METROS DEL LUGAR DEL HUNDIMIENTO.

Los vecinos sospechan que Aguas del Norte lo hizo y jamás lo reparó, sin embargo, una cuadrilla de la empresa llegó ayer al lugar para analizar los hechos y dejó una respuesta algo ambigua: “no podemos asegurar que no hicimos ese agujero pero no lo tenemos en nuestros registros, sí tenemos intervenciones en la zona pero esta específica, no”, aseguró Juan Bazán, empleado de la empresa.

Quienes viven en la zona apuntaron contra otros problemas que sufrieron en los últimos meses: “en la esquina de Nogales y Ombúes, un caño estuvo perdiendo durante más de seis meses, permanentemente se rompen los caños acá”, insistió Musso, mientras que Cubas señaló una vereda en donde hay dos pozos de tierra y dijo que allí había dos árboles y estuvo un caño perdiendo agua dos meses seguidos.

La gran excavación y movimiento de tierra que significó la construcción del canal de Los Manzanos causó grandes inconvenientes en las casas ubicadas en la calle Los Nogales. “No rellenaron bien después de la obra, la tierra cedió y así me aparecieron rajaduras en la vereda y en las paredes de mi casa”, describió Mariana. Silvia Musso, cuya casa está ubicada en la cuadra siguiente sufrió lo mismo.

Buscan responsables

La secretaria de Obras Públicas de la ciudad, Beatriz Blanco, le dijo a este medio que se inició una inspección y un estudio en base a lo que había sucedido el año pasado, en otro tramo de la obra. “Se tienen que definir las responsabilidades, nosotros consideramos que Incovi (empresa constructora) como Aguas del Norte tienen responsabilidades compartidas”, señaló.

EMPLEADOS DE AGUAS DEL NORTE Y DE LA MUNICIPALIDAD REVISAN EL LUGAR.

La funcionaria aclaró que todas las obras tienen un tiempo de garantía y que es lo que se está verificando desde el área legal, para analizar las responsabilidades y avanzar en el cambio del paño de hormigón.

“Hay que determinar si la obra del canal está bien hecha o no, fue una obra muy esperada y un acierto pero lamentablemente no pudo hacerse de forma correcta y estas cosas pueden suceder, por eso calculo que habrá responsables”, afirmó.

El tránsito permanecerá cerrado por un tiempo y recién se habilitará cuando se cambie el hormigón, ya que en ese sector el canal tiene unos 6 metros de profundidad y circular encima es riesgoso.

El secretario de Gobierno municipal, Luis María García Salado no descartó que la obra tenga vicios ocultos, lo que haría responsable a la empresa constructora pero aclaró que en 2016 se sacó una muestra sobre el hormigón y se la envió a la UNSa para que analice si la proporción de mezcla era la correcta y el resultado fue positivo.

El funcionario contó que ese mismo año ya hubo problemas con el canal y uno de los responsables fue Aguas del Norte porque no había terminado unos trabajos sobre la desembocadura del canal. 

La posible solución: cambiar la red de cañerías

Bazán, de Aguas del Norte, dijo que están analizando toda la problemática de la zona para resolver el hundimiento de la loza hundida: “recorremos para ver toda la infraestructura que está cerca del canal, debajo de la calzada, ver de cambiarla de lugar y evitar hacer a futuro otras aperturas”, manifestó.

Según Blanco, el cambio de cañerías se debería haber realizado cuando se hizo el canal pero no pasó y no tiene sentido porque quedó de forma precaria. Mariana, vecina de Tres Cerritos, dio fe de ello y dijo que cuando hicieron las obras, “hicieron mal en no hacer una gran obra en conjunto con Aguas del Norte para cambiar las cañerías para que no se sigan rompiendo”.

Hasta el lugar llegó Francisco Agolio, empleado de la Secretaría de Obras Públicas de la ciudad para analizar lo sucedido junto a Bazán y contó que la Municipalidad y la empresa van a intervenir conjuntamente. “Ellos tienen un proyecto para dejar sin funcionamiento la cañería que está debajo de la calzada y generar una cañería nueva por la vereda y así dejaríamos de tener parte del problema”, indicó.

Blanco ratificó que Aguas del Norte tuvo en su momento un proyecto para cambiar toda la cañería pero que no tuvo presupuesto para ejecutarlo, por lo que toda la zona de Tres Cerritos quedó con cañerías originales.

Por su parte, Bazán advirtió que por el lugar escurre mucha agua, que incluso hay hasta vertientes y que el subsuelo no es muy estable. Además, dijo que “siempre existe un porcentaje de posibilidades de que una obra falle o tenga algún inconveniente posterior”.