Economía y Negocios

Adeuda más de US$ 1.000 millonesTras el fallo de la Corte, la AFIP ya le empieza a cobrar los impuestos al «Señor del Tabaco»

Pablo Otero, corredor de autos y dueño de Tabacalera Sarandí.

Se puso en marcha el dispositivo para cobrar los tributos que no abonaba Tabacalera Sarandí. También pueden ejecutar la deuda que acumuló y que supera los US$ 1.000 millones.

Tras el fallo de la Corte, la AFIP puso en marcha los dispositivos para empezar a cobrarle desde este jueves el impuesto mínimo a los cigarrillos a Tabacalera Sarandí, la empresa de Pablo Otero, más conocido como el «Señor del Tabaco». Además empezará a ejecutarle la deuda que acumuló desde 2018 a la actualidad gracias a una serie de cautelares en la Justicia que le permitieron evitar ese gravamen. Según contó Clarín esa deuda supera los US$ 1.000 millones de dólares.

«Tenemos todos los procesos de fiscalización desde enero de 2018 hasta la fecha con determinación de oficio. Estaba a la espera de poder cobrar y con esta sentencia se puede avanzar para adelante y para atrás», afirmaron desde el organismo recaudador.

Con el fallo de la Corte y ya sin trabas judiciales, el proceso para cobrarle los impuestos a Tabacalera Sarandí es automático. Dentro de todas las empresas tabacaleras funciona un sistema de trazabilidad digital que supervisa cuántos paquetes de cigarrillos se producen. Otero se resistía a que le apliquen ese sistema, pero hace 15 días la AFIP terminó de instalarlo pese a las negativas. Con los datos que brinda la trazabilidad se cobran los impuestos. Hoy el tributo mínimo al tabaco es de $1201,95 por cada atado y se actualiza cuatro veces al año. Ese era el tributo que Otero no pagaba.

En paralelo, el organismo recaudador podrá empezar a ejecutar la deuda que acumuló Otero. Según los cálculos que hacen en la AFIP, en una semana terminarán de consolidar el número final de la deuda con los intereses acumulados y notificarán a Tabacalera Sarandí para que se ponga al día con los tributos.

Desde AFIP destacaron que el impuesto mínimo entró en vigencia a partir de enero de 2018, por lo que las diferencias reclamadas por el Fisco se remontan desde esa fecha hasta la actualidad, resultando el monto de la pretensión por capital e intereses es más de 400.000 millones de pesos.

Este fallo habilita al Fisco a exigir que la empresa declare bajo el aplicativo 5, sin posibilidad de eludir el impuesto interno y a continuar con el reclamo de la diferencia no abonada por los períodos que van desde que se instauró el impuesto mínimo hasta la fecha, en cumplimiento de lo establecido por la ley, en respaldo a la posición de la AFIP a lo largo del proceso.

Lo cierto es que desde ese momento Otero y su empresa podrán abonar la deuda e incluso acogerse a un plan de pagos de los que tiene disponible la AFIP. Aunque también podría presentarse en el Tribunal Fiscal para intentar volver a seguir sin pagar. Por ahora no está claro cuál es la estrategia que tomará la tabacalera.

Otero consiguió frenar el pago del tributo mínimo gracias a una serie de cautelares que le dio la Justicia. Su argumento era que el impuesto mínimo al tabaco era expropiatorio e inconstitucional.

 

CADENA 365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Encuestas

¿Que expectativas te generan las medidas propuestas por Javier Milei?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

En la PunaFuror por un pueblito salteño de 250 habitantes ubicado a 4100 de altura
Ver anteriores