Policiales

Rompió el silencioExplosión y lluvia de cocaína en Salta: la sargento dueña del auto dijo que no sabía que transportaba droga en el tanque de GNC

Sofía Chaparro dio ante la Justicia su versión del estallido que ocurrió en una estación de servicio de Orán. Aseguró que acababa de retirar el vehículo de un taller mecánico. Quedó detenida acusada de «transporte de estupefaciente agravado por ser cometido por personal policial».

El caso provocó asombro en los testigos directos y también en quienes vieron el increíble video. El auto que explota mientras carga GNC en una estación de servicio en la provincia de Salta y los panes de cocaína que vuelan por el aire, en medio de una polvareda blanca, sorprendieron a todos. Esa misma sorpresa dijo haber sentido la sargento de la Policía Bonaerense que conducía el auto y que este viernes dio su versión del episodio ante la Justicia: aseguró que no sabía que tenía esa droga en el tubo de gas de su vehículo.

La agente Sofía Chaparro se sentó frente al magistrado del Juzgado Federal 2 de Orán. En el inicio d su declaración, la policía sostuvo que acababa de retirar el auto de un taller mecánico y que se disponía a regresar a Buenos Aires con sus tres hijos de 9,13 y 14 años, que estaban con ella cuando ocurrió la explosión.

Explicó que había viajado desde esa provincia para que sus hijos tuvieran contacto con el padre de ellos, de quien se separó recientemente. Añadió que estaba en la ciudad de Colonia Santa Rosa, en el departamento de Orán, por razones laborales.

De acuerdo con el informe del Ministerio Público Fiscal, tras esta exposición la defensa indicó que la acusada no iba a declarar en el resto de la audiencia y pidió que le concedieran el arresto domiciliario para que pueda cuidar de sus hijos, dos de los cuales padecen una discapacidad.

La fiscalía formalizó la imputación y solicitó, a su vez, la prisión preventiva de la acusada. Lo justificó por la gravedad del hecho, el riesgo de fuga y entorpecimiento procesal, como así también en la escala penal del caso, la que impide la aplicación del beneficio de prisión condicional.

Sofía Chaparro, la policía bonaerense detenida en Salta luego de que su auto explotara con 20 kilos de cocaína. Captura TN
Sofía Chaparro, la policía bonaerense detenida en Salta luego de que su auto explotara con 20 kilos de cocaína. Captura TN

El juez finalmente resolvió que Chaparro permanezca bajo prisión preventiva por los próximos 60 días, mientras sigue adelante la investigación. Se le imputa el delito de «transporte de estupefaciente agravado por ser cometido por personal policial».

En tanto, fuentes de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense informaron que la sargento fue apartada de sus funciones mientras avanza la investigación.

Chaparro se desempeñaba en la comisaría séptima de La Matanza, con sede en Villa Celina, aunque estaba con carpeta médica y había viajado a Corrientes y luego a Salta junto a sus hijos.

Una carga de GNC, explosión y una lluvia de cocaína por 80 mil dólares

El episodio ocurrió la el miércoles a la noche en la estación de GNC «Géminis Gas», ubicada en la avenida Palacios de la ciudad salteña de Orán, adonde Chaparro llegó a bordo de un Ford Fiesta junto a sus hijos.

Ese auto es 50% propiedad de la mujer y otro tanto de su exesposo.

Una vez en el negocio, las ocupantes del coche bajaron y la policía le pidió al playero que le realizara una carga mínima de gas, momento en que el auto explotó, tal como quedó registrado en un video de las cámaras de seguridad del lugar.

La explosión de un auto que cargaba gas en Orán, Salta, que hizo volar cocaína por el aire. Captura de video
La explosión de un auto que cargaba gas en Orán, Salta, que hizo volar cocaína por el aire. Captura de video

Tras el estallido, todos los testigos advirtieron que el auto y los alrededores quedaron cubiertos de un polvo blanco que, luego se determinó, era cocaína. También por la explosión volaron varios paquetes envueltos con papel amarillo y que contenían más de esa droga.

Los investigadores que trabajaron en el lugar tras la llegada de la policía estimaron que la carga localizada en el tubo de gas alcanzaba los 20 kilos. Informaron además que la droga está valuada en unos 80 mil dólares.

La Justicia cuenta ahora con 60 días para recabar información acerca de la procedencia de la cocaína y cuál era el destino. Medios salteños informaron que los investigadores creen que la droga provenía de Bolivia y tenía como destino la ciudad de Buenos Aires. Además, manejan la posibilidad de que detrás de todo esto se encuentre una organización trasnacional.

Tanto la droga como cinco teléfonos celulares que pertenecen a Chaparro y a sus hijas fueron secuestrados por efectivos de Gendarmería Nacional (GNA) que quedaron a cargo de la investigación y peritajes en el marco del caso.

A su vez, el hijo de 13 años de la sargento sufrió una lesión leve en un ojo, por lo que debió ser asistido en el hospital de Orán. Fue en ese centro asistencial donde, en una primera declaración sin validez legal ante la Policía, Chaparro dio por primera vez la versión de que desconocía que había cocaína en el tubo de gas del auto y que acababa de sacarlo del taller mecánico, lo mismo que reiteró este viernes frente al juez y la fiscal.

Antes de la audiencia, la policía se hallaba detenida en la sede del Escuadrón 20 de Orán de GNA, y ahora se aguarda a que el juez resuelva si continúa alojada en ese sitio o si es enviada a algún penal.

Los informantes policiales agregaron que hasta hace una semana la sargento cumplía funciones no operativas en la fuerza, ya que tenía un problema de salud, y que había viajado a Corrientes desde donde se dirigió a Salta antes de regresar a Buenos Aires.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA 365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Encuestas

¿Que expectativas te generan las medidas propuestas por Javier Milei?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

En la PunaFuror por un pueblito salteño de 250 habitantes ubicado a 4100 de altura
Ver anteriores