Deportes

Primer triunfoSan Lorenzo le ganó a Independiente del Valle y todavía sueña en la Copa Libertadores

El equipo de Romagnoli se impuso por 2-0 con goles de Cuello y Bareiro. Altamirano salió lesionado, Bareiro quedó suspendido y Romaña se fue expulsado. El Ciclón se acomodó en su zona, pero tendrá una «final» ante Liverpool.

La economía está en rojo. El club está inhibido. El fuego político arde cotidianamente como si hubiera elecciones el próximo fin de semana. La barra irrumpe en la práctica para reclamar mayor compromiso. El clima en Boedo es espeso. Sin embargo, San Lorenzo no escucha y sigue, y quiere dar pelea en la Copa Libertadores hasta las últimas consecuencias.

En el Bajo Flores consiguió dar un paso importante con el contundente 2 a 0 ante Independiente del Valle, el primer triunfo en esta edición después de un empate y dos derrotas. Con la goleada de Palmeiras por 5 a 0 sobre Liverpool, el Ciclón quedó en la misma línea que los ecuatorianos y los uruguayos, los tres con cuatro puntos. Por ahora pasaría Independiente por tener más goles a favor.

El jueves que viene, los del Pipi recibirán al cuadro charrúa en este escenario para buscar dar otro pasito hacia la clasificación. A pesar de todo, San Lorenzo va.

La primera gran apuesta de Leandro Atilio Romagnoli salió bien. Y no es poco para un entrenador que está dando los primeros pasitos en su carrera en la máxima categoría, nada más y nada menos que en un grande y en plena Libertadores. El Pipi sorprendió con la titularidad de Alexis Cuello, uno de los refuerzos que llegaron en el verano con la nueva dirigencia y que poco y nada habían jugado con Ruben Darío Insua. Y Cuello, que hasta este encuentro había sumado menos de 90 minutos en tres partidos diferentes, estaba donde tenía que estar para empezar a encaminar una noche con perfume a citronela para el lado azulgrana.

Un remate defectuoso de zurda le quedó a Cuello en el punto del penal. Se encontró sin marca porque toda la defensa visitante salió rápido y definió ante la salida de Wellington Ramírez. El primer asistente levantó la bandera, pero un par de minutos después llegó la rectificación del VAR: el chileno Matías Fernández no salió a tiempo y habilitó al hombre de San Lorenzo. Gol. El primero de Cuello en Boedo. Punto para Pipi.

Independiente del Valle no opuso resistencia. Apenas un par de veces logró animarse a pasar la mitad de la cancha. Su joyita, el chico de 17 años, Kendry Páez estuvo bien cubierto por Eric Remedi, otro que reapareció en el once.

El ex Banfield fue clave en el segundo del local. Remedi recuperó sobre la derecha del mediocampo y empujó hacia adelante. Iván Leguizamón pasó como un rayo y a él le dieron la pelota. Su remate lo tapó el arquero, pero en el rebote Cuello se la cedió a Adam Bareiro y el guaraní infló la red. La mala para el Príncipe Adam es que un ratito antes había sido amonestado y al acumular tres amarillas no podrá jugar la semana que viene.

Otro que seguramente se ausente será Facundo Altamirano. El arquero debió salir promediando el primer tiempo por una lesión muscular en el isquiotibial de la pierna derecha (¿desgarro?). Gastón Gómez lo reemplazó. Un remate de Renato Ibarra fue la primera prueba superada del Chila al toque de haber ingresado. No se complicó y la sacó hacia el córner.

Sin embargo, nada opacaba la felicidad de los hinchas cuervos que pese al paro nacional coparon el Nuevo Gasómetro (la dirigencia puso micros gratuitos a disposición desde distintos puntos de Buenos Aires para ir y volver).

Independiente fue una sombra de lo que había sido en Ecuador. Pero su postura pasiva tuvo que cambiar en el complemento. Javier Gandolfi movió el banco con los ingresos de Patrik Mercado y el argentino Lautaro Díaz. Sus dirigidos se adelantaron varios metros en el campo y merodearon el área de Gómez. Un remate de Julio Ortiz fue lo más peligroso y no alcanzaba para inquietar con real peligro. Le disputaba más el balón al dueño de casa, aunque no le alcanzaba para acercarse al descuento.

Pipi hizo un ajuste. Sacó a un cansado Nahuel Barrios y puso a Gonzalo Luján de líbero para rediagramar todo en una línea de cinco con la premisa de contener los desbordes ecuatorianos. Otro acierto: no solo se acomodó mejor atrás sino que no perdió peso ofensivo. Bareiro tuvo el tercero en el área chica, pero Ramírez la mandó por arriba del travesaño.

Jhohan Romaña se fue expulsado al final por un patadón a destiempo. Otra baja de cara al choque con Liverpool. Eso será problema para la semana que viene. Ahora, el Ciclón disfruta de mantener encendida la llama de la ilusión.

CADENA 365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Encuestas

¿Que expectativas te generan las medidas propuestas por Javier Milei?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

En la PunaFuror por un pueblito salteño de 250 habitantes ubicado a 4100 de altura
Ver anteriores