Sociedad

Aliados del placer3 ejercicios que te ayudarán a tener una mejor vida sexual

Conseguir nuevos estímulos debajo de las sábanas puede ser placentero. Tres propuestas para sentirte más cómodo con tu cuerpo.

Una de las grandes preocupaciones que llegan con la rutina y los años de pareja es cómo darle un impulso a las actividades más frecuentes. Hacer una reforma en el hogar, probar nuevos paseos y hacer un curso juntos son algunas de las alternativas elegidas para cambiar de aire y renovarse. Pero no lo son todo.

En los momentos de intimidad también hay muchísimos cambios que pueden hacerse para mejorar la intensidad, duración y disfrute de las relaciones sexuales. El deseo de eternizar los momentos de goce, propios de los primeros años de enamoramiento, se ven luego interferidos por nuestras rutinas y obligaciones cotidianas, el compromiso, lo laboral, la llegada de los niños. Y el deseo puede alejarse en la pareja o no, según lo que se haga de a dos, claro.

Un estudio realizado en la India durante 2010 publicado por la revista The Journal of Sexual Medicine concluyó que los hombres que empiezan a practicar yoga pueden incrementar su deseo sexual, mejorar la erección, el control eyaculatorio, la confianza y la satisfacción post coito.

Entre las mujeres, a través de esta práctica, también aumentó el deseo, la lubricación, disminuyeron los dolores, y se alcanzaron orgasmos más intensos y mayor satisfacción.

Conseguir nuevos estímulos debajo de las sábanas puede ser placentero. Foto: ilustración Shutterstock.

Conseguir nuevos estímulos debajo de las sábanas puede ser placentero. Foto: ilustración Shutterstock.

Más allá del yoga en particular, es evidente que nuestra relación con el cuerpo y el ejercicio incide en mejorar nuestra vida sexual. ¿Qué ejercicios son recomendables incorporar a nuestra vida para lograr una mejor performance en las sábanas? Tres propuestas.

1 – Nuestros aliados: los ejercicios de Kegel

Fortalecer la musculatura pubococcígea con movimientos de contracción y relajación es especialmente importante para aumentar la intensidad de los orgasmos. Los ejercicios de Kegel están destinados a fortalecer los músculos del suelo pélvico. Para practicarlos, se debe imitar la fuerza muscular que realizamos para aguantar el pis, con la sensación de «apretar y levantar». Se hacen sin contraer la panza, apretar las piernas, contraer las nalgas o retener la respiración.

Sólo los músculos del suelo pélvico deben trabajar. Lo ideal al hacerlos es mantener la fuerza durante 10 segundos, luego relajar y volverlo a hacer, intercalando series de 10, con un descanso. Es ideal para “entrenar” durante reuniones, viajes en transporte público o cualquier espera para hacer trámites, porque nadie lo nota.

Suele creerse que los ejercicios de Kegel son solo para mujeres. Y esto sea tal vez porque quien creó los ejercicios, el ginecólogo estadounidense Arnold Kegel (1894-1981), los desarrolló preocupado porque notaba que, en el caso de las mujeres, los músculos de su suelo pélvico se debilitaban después del parto. Pero los ejercicios de Kegel ayudan y fortalecen tanto al hombre como la mujer.

El suelo pélvico con sus músculos sostiene la vejiga, el intestino y el ano (el útero también en la mujer) y en el caso del hombre pueden afectarse con el padecimiento de diabetes o con un funcionamiento hiperactivo de la vejiga y dificultar la eyaculación.

2 – Meditación en pareja

Muchas técnicas de meditación son pensadas con un abordaje que fortalezca el vínculo en pareja. “La ejercitación de la mente mediante la técnica de mindfulness está funcionando muy bien desde ya hace más de 30 años. Es una práctica basada en la meditación budista y adaptada por el psicólogo John Kabbatzinn a las necesidades occidentales. Con ella podemos flexibilizar, disciplinar y fortalecer nuestra mente”, sostiene la licenciada Solange García Bardot, del Instituto Sincronía.

Sexualidad, Yoga, meditación y mindfulness para lograr una mayor conexión en la pareja.

Sexualidad, Yoga, meditación y mindfulness para lograr una mayor conexión en la pareja.

Los resultados que se logran con esta práctica son útiles para mejorar nuestras habilidades sexuales, disminuir el cansancio y mejorar la concentración. Se utilizan ejercicios que anclan la mente en el cuerpo, los sentidos, la respiración, y sirven de anzuelo a nuestra mente para poder permanecer en el aquí y ahora.

3 – Las famosas sentadillas

Está claro que la gimnasia es buena para muchos sentido de la vida y de la salud. Puro beneficio. Pero dentro de las rutinas, las sentadillas son conocidas como uno de los mejores ejercicios para fortalecer los músculos de las piernas y los glúteos. Su práctica puede contribuir también durante el sexo, al tonificar el cuerpo y prepararlo para aguantar más tiempo cuando se realizan posiciones activas.

Sentadillas y estocadas, un clásico fitness.

Sentadillas y estocadas, un clásico fitness.

Si nunca hiciste una sentadilla, ya tenés un motivo para intentarlo: separá los pies a la anchura de los hombros, mantené los talones pegados al suelo y flexioná un poco las rodillas. Subí y bajá poco a poco como si te fueses a sentar, asegurándote de que las rodillas no sobrepasen la línea de los pies. Si querés aumentar la intensidad, podés utilizar pesas o tobilleras para trabajar con carga.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



ENCUESTAS

En la evaluación de la gestión de Bettina Romero en la Municipalidad de Salta, con cuál de estas opciones se identifica

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Seguinos en Twitter

Fotonoticias

Novedosos aspectosEn el Bicentenario de la Independencia de Perú apareció un nuevo retrato de San Martín
Ver anteriores