Policiales

Orán Un salteño invitó a un amigo a comer un asado, pero lo durmió y lo violó

Ocurrió en Orán y la víctima fue un joven de 23 años, quien fue interceptado en la calle por el acusado, un viejo amigo que se desempeña como sereno en un aserradero. Allí, el violador lo sedujo con unas tiras de asado y luego lo sometió.

Un changarín pasó de agasajado a ser el pato de la boda en una astuta maniobra desplegada por un viejo amigo, quien no resultó serlo tanto, pues se aprovechó del joven para someterlo a sus bajos instintos tras un asado que ambos compartieron en un aserradero ubicado en las calles Juan Azurduy y Arenales, en la ciudad de Orán.

El ataque sexual, según informaron fuentes policiales a InformateSalta, ocurrió poco después de las 20.30, el sábado pasado cuando el jornalero, de 23 años, caminaba precisamente por la calle Arenales, el sábado pasado. De pronto, una cuadra antes del aserradero, apareció el acusado, quien saludó amigablemente a la víctima.

Tras abrazarlo, el acusado, quien se desempeña como sereno del aserradero, invitó a su joven amigo a comer un asado en el predio maderero, pues estaba solo y tenía todo para degustar en la parrilla, entre ellas costillas, tiras de asado y unos chorizos.

La oferta se completó con un buen vino, el que el joven degustó sin imaginarse que todo era una emboscada sexual, en la cual caería apenas hiciera efectos una sustancia adormecedora que su amigo le colocó en el vaso, del cual la víctima bebía confiado.

Tras algunos sorbos, el joven cayó dormido y no se despertó hasta varias horas después, dándose con una gran sorpresa: estaba semidesnudo y boca abajo. Al incorporarse y levantarse el pantalón, en tanto, se dio cuenta de otro detalle imposible de pasar por alto.

Sintió fuertes dolores en la región anal, por lo que cayó en cuenta de que había sido abusado, y que el asado y la charla y demás favores fueron parte de una maniobra que el sereno desplegó a la perfección solamente con la intención de satisfacer sus deseos sexuales con el joven amigo, quien ya sin dudar de lo que había pasado, se presentó en la subcomisaría 9 de Julio y radicó la denuncia por abuso sexual. A partir de este relato, la policía trabaja ahora en busca de dar con el sereno y ponerlo tras las rejas.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores