Salud

FitnessTres nuevos entrenamientos para salir de la rutina

Yoga fusión, fit boxing y un sistema que hace foco en los movimientos naturales del cuerpo son las propuestas que renuevan la oferta de los gimnasios.

La temperatura sube en forma proporcional a las ganas de entrenar; es la postal clásica de todos los años: cuando se acerca la primavera, los que se olvidaron de transpirar durante el invierno se anotan en el gimnasio para intentar ponerse en forma en tiempo récord. Y si de algo sirvieron los meses de paréntesis es para darle la bienvenida a nuevos métodos de entrenamiento, como fit boxing, yoga fusión y MovNat.

MovNat

Se trata de un sistema de entrenamiento creado por el francés Erwan Le Corre, quien se basó en el “Método Natural” de su compatriota George Hébert, un oficial de marina e instructor de educación física, quien observó que los indígenas africanos tenían resistencia, fuerza y flexibilidad sin entrenamiento alguno, solo por vivir en medio de la naturaleza. Así el método hace foco en los movimientos naturales del cuerpo, desde caminar hasta gatear, trepar y hacer equilibrio.

“Los primeros homos sapiens desarrollaban habilidades y condición física básicamente para conseguir alimentos. El confort que logramos a través del desarrollo tecnológico nos alejó de estos movimientos que están en plena sintonía con nuestro ADN”, señala Germán Laurora, coordinador de Programas de Entrenamiento de Megatlon, el único gimnasio argentino certificado en este método.

El equilibrio está presente en Movnat.

El equilibrio está presente en Movnat.

La clase comienza con una entrada en calor, luego se realizan diferentes ejercicios que apuntan a mejorar la condición física -como saltar, gatear, transportar discos y pesas rusas, caminar sobre listones para entrenar el equilibrio, trepar paredes, etc.- y finaliza con una vuelta a la calma.

La clase es apta para personas de cualquier estado físico. “Los que recién se inician practicarán técnicas básicas, y los avanzados técnicas complejas, las combinarán y buscarán volúmenes e intensidades mayores”, explica Laurora. Si se trata de un salto, por ejemplo, un principiante saltará de una marca en el piso a otra, ya que el fin es que aprenda a moderar el impacto de la caída -la fase del salto que más lesiones causa -; una vez que esa etapa está superada, podrá realizar saltos en alto, en largo, en profundidad y en superficies reducidas que requieren de precisión y equilibrio.

Yoga, fitness y baile se combinan en la clase de Yoga fusión.

Yoga, fitness y baile se combinan en la clase de Yoga fusión.

Yoga fusión

La segunda palabra de este método lo dice todo, esta clase es una fusión de yoga, fitness y baile, donde se queman calorías, se trabaja la fuerza y se relaja el cuerpo al mismo tiempo.

La estructura consiste en una entrada en calor con posturas de yoga desafiantes y luego treinta minutos de cardio con movimientos de flexibilidad y tensión isométrica.

“Es una propuesta holística, no se trata de hacer el movimiento porque sí, se les explica a los alumnos qué músculos se activan, se conecta con la respiración, algo muy clásico del yoga, y, al mismo tiempo, se trabaja con intensidad en ejercicios que combinan cardio y fuerza”, explica Romina Percovich, entrenadora personal y creadora de este método que se dicta en Sparring Center.

Esta clase, además, trabaja con énfasis en el core -zona media-, el objetivo es “lograr columna, abdominales y glúteos fuertes y flexibles”, cuenta Percovich.

Este método es apto tanto para principiantes como para avanzados porquelos ejercicios se adaptan a la condición física de los alumnos (más tiempo de permanencia en la postura, mayor cantidad de repeticiones, etc.).

HitBox

Se trata de un método de entrenamiento que nace de la combinación de otros dos: el entrenamiento funcional bajo la técnica de HIIT (high intensity interval training) y el boxeo.

El objetivo es lograr un acondicionamiento físico general y un gasto intensivo de calorías, “la clase dura 55 minutos y, dependiendo de la persona, se pueden quemar desde 500 hasta más de mil calorías”, explica Tamara Domínguez, una de las instructoras del gimnasio en el que se practica esta disciplina.

Desde 500 a más de 1000 calorías se pueden quemar en una clase de HitBox.

Desde 500 a más de 1000 calorías se pueden quemar en una clase de HitBox.

Luego de una entrada en calor, se trabaja por intervalos que van del entrenamiento funcional al box.

La música a todo volumen y las luces bajas al estilo disco generan un clima capaz de motivar a hasta a los más vagos.

Para practicar este entrenamiento no se requieren conocimientos de boxeo ni determinada condición física, “ya que, aunque sea una clase grupal, se trabajan las capacidades individuales”, explica Domínguez.

Etiquetas

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores

365TV