Internacionales

VietnamSin llegar a un acuerdo, Kim Jong-un y Donald Trump finalizaron la cumbre en Hanoi

Según el estadounidense, hubo diferencias en torno al levantamiento de las sanciones a Corea del Norte y a la propuesta del país asiático para el desmantelamiento nuclear.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvieron este jueves la segunda jornada de su cumbre en Hanoi, en la que no lograron llegar a un acuerdo para coordinar el plan de desmantelamiento nuclear del país asiático.

«No se alcanzó ningún acuerdo en este momento, pero sus equipos respectivos volverán a reunirse en el futuro», comunicó Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, en un comunicado. Más tarde, Trump confirmó 

 

«No era apropiado firmar un acuerdo en el día de hoy», dijo el mandatario estadounidense. A pesar de que el cambio de planes llevó a finalizar la cumbre de manera anticipada la cumbre, aseguró que ambas partes continuarán las conversaciones.

Según el presidente norteamericano, él no estuvo dispuesto a levantar todas las sanciones existentes sobre Corea del Norte, tal como lo había pedido Kim. Y ventiló que, además, hubo diferencias en torno a la propuesta de desnuclearización realizada por su contraparte. 

Donald Trump abandona el hotel en el que se desarrollaban las negociaciones con Kim Jong-un. (AP/Minh Hoang)

Donald Trump abandona el hotel en el que se desarrollaban las negociaciones con Kim Jong-un. (AP/Minh Hoang)

En la segunda jornada, ambos mandatarios se volvieron a encontrar en el hotel Sofitel Metropole de la capital vietnamita a las 8.55 (01.55 GMT, 22.55 del miércoles en la Argentina) para dar paso a una primera reunión cara a cara que duró 40 minutos.

Al comienzo de la reunión, Trump aseveró ante la prensa que no tiene prisa en su proceso de negociación con el líder norcoreano porque lo que quiere es alcanzar «el acuerdo correcto» sobre la desnuclearización de Corea del Norte, y rebajó las expectativas para la cumbre.

«La velocidad no es importante, lo importante es que lleguemos al acuerdo correcto», dijo el presidente estadounidense.

Por su parte, Kim Jong-un apuntó que «aún es pronto» para valorar si el actual diálogo bilateral producirá un acuerdo exitoso, aunque al mismo tiempo se mostró optimista.

«Es demasiado pronto para saber (si será un éxito). Pero no puedo decir que ahora mismo sea pesimista. Tengo la sensación de que saldrá un buen resultado», dijo Kim al responder a un periodista acreditado por la Casa Blanca, en la que se cree que es la primera respuesta del mariscal a una pregunta formulada por un medio extranjero.

Luego, Kim aseguró que no hubiera viajado a Vietnam si no estuviera dispuesto a avanzar con la desnuclearización y manifestó que se alegraría si Washington decide abrir una oficina de enlace (una delegación diplomática de bajo nivel) en Corea del Norte. «Eso sería genial. Probablemente sea la mejor respuesta que haya oído jamás», devolvió un entusiasmado Trump.

A las 9.35 (2.35 GMT, 23.35 del miércoles en la Argentina) Trump y Kim salieron de la sala donde se reunieron a solas y caminaron por el patio del hotel mientras charlaban animadamente, con sus dos traductoras justo detrás de ellos.

En el otro extremo del patio los esperaban el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y el principal responsable de la inteligencia norcoreana, Kim Yong-chol, mientras la hermana del líder de Corea del Norte, Kim Yo-jong, observaba la escena unos pasos más atrás.

Los fotógrafos estadounidenses pudieron captar a Trump y Kim sentándose en otra sala para una reunión bilateral junto a sus asesores. 

El almuerzo previsto para el final de la jornada se canceló debido a que su segunda reunión se extendió  más de las dos horas originalmente previstas. La Casa Blanca informó además que la rueda de prensa de Trump se iba adelantar casi dos horas, lo que generó dudas acerca de si se firmaría la tan esperada declaración conjunta.

Finalmente, fuentes de la Casa Blanca confirmaron que no hubo acuerdo entre ambas partes. 

Se esperaba que la declaración que resultara de esta cumbre, la segunda después de la histórica de 2018, sirviera para impulsar el proceso de desnuclearización que se planteó en Singapur y que apenas cosechó avances ante la falta de una hoja de ruta.

En la declaración conjunta, Estados Unidos Unidos aspiraba a que Corea del Norte ofrezca un desarme parcial centrado en su complejo nuclear de Yongbyon, donde produce su combustible para bombas atómicas, situación a la que Kim sólo accedería a cambio de «medidas correspondientes» de la Casa Blanca.

Una de los pedidos del líder del régimen sería la firma de un tratado de paz que garantice seguridad en la península una vez finalizado el desarme. 

Al finalizar el cónclave, Sanders calificó de «muy buenas» y «constructivas» las reuniones entre Trump y Kim, pero remarcó que no hubo acuerdo entre las partes.

«Los dos líderes conversaron sobre varias formas de impulsar la desnuclearización, y sobre conceptos basados en la economía», indicó en su breve comunicado.

Tras el final de la cumbre, Donald Trump se subió a un avión presidencial de los Estados Unidos y emprendió el regreso a Washington.

Por su parte, a Kim le espera un largo viaje en tren de regreso a Corea del Norte, en el que atravesará parte de China. Podría reunirse con Xi Jinping en Beijing.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

EuropaCasas por 1 euro en Italia: en qué pueblos se encuentran y requisitos para comprarlas
Ver anteriores