Nacionales

Estudio Según la UCA, la Tarjeta Alimentar no mejoró la calidad nutricional de los hogares

La investigación reveló que el programa no cambió la dieta de los chicos. «Sólo se aprecia un impacto medio robusto en el consumo de huevos y legumbres».

La Tarjeta Alimentar “resultó una red de protección” ante el “empeoramiento de la situación socio-alimentaria” del país, pero no mejoró la calidad nutricional de quienes la perciben, según un informe publicado este jueves por el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA).

En un informe de balance sobre el impacto de esa política alimentaria en la población objetivo de ese programa, la UCA comparó el consumo de alimentos y productos de limpieza o higiene personal en los hogares que reciben la tarjeta, frente a las familias que no cuentan con esa asistencia.

En ese sentido, el reporte de la universidad remarcó que “la estimación del impacto promedio del Programa Alimentar sugiere que, en ausencia de la transferencia, los hogares destinatarios hubieran tenido un incremento mayor de la inseguridad alimentaria en su umbral total del que efectivamente tuvieron”, explicaron.

Al respecto, las estimaciones del Observatorio de la Deuda Social apuntaron que los hogares que no fueron destinatarios de la Tarjeta Alimentar -y que tampoco fueron receptores de la Asignación Universal por Hijo- tuvieron un aumento de 23,6% en la inseguridad alimentaria total frente a 1,7% en el caso de los destinatarios, puntualizó el trabajo académico.

Por otra parte, el estudio midió el impacto teórico positivo en algunos indicadores sociales como pobreza e indigencia entre los hogares destinatarios de la Tarjeta Alimentar. En ese sentido, la UCA estimó que sin la ayuda alimentaria, la incidencia de la indigencia entre chicos de 0 a 17 años, que calcularon en 10,6%, habría sido casi 10% más alta, hasta 20,5%. Y la pobreza, además, que a ese sector en particular afecta a 79,8% de los chicos, podría haber sido de 86,1% sin esa política asistencial.

Según el informe, “no se aprecian impactos estadísticamente significativos en el consumo de carne, de lácteos ni de frutas o verduras. Se aprecia, en cambio, que los hogares destinatarios del Programa tendrán una mayor propensión al consumo de huevos y legumbres que los hogares del grupo de comparación”, es decir, sin la tarjeta Alimentar. En ese sentido, el trabajo académico arrojó que “se aprecia una ausencia de impactos sobre la calidad de la dieta de los niños/as y adolescentes en grupos de alimentos fuente de nutrientes esenciales (lácteos, frutas y verduras)”.

Eso sería consecuencia de las “dificultades del Programa para realizar las actividades de educación nutricional, previstas en el diseño, debido a las restricciones impuestas” por la pandemia, de acuerdo con el reporte.

Por último, con relación al acceso de los beneficiarios del programa a artículos de limpieza e higiene personal, la UCA indicó que “la evolución se dio en un contexto en el que los hogares debieron dirigir mayores recursos a productos de limpieza debido al contexto de pandemia por COVID-19”.

El programa Alimentar está enmarcado en el “Plan Argentina contra el Hambre” y destinado a personas que cobran la AUH con hijos de hasta 14 años inclusive, embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por embarazo, personas con discapacidad que cobran la AUH sin límite de edad y madres con siete hijos o más que perciben pensiones no contributivas.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



ENCUESTAS

En la evaluación de la gestión de Bettina Romero en la Municipalidad de Salta, con cuál de estas opciones se identifica

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Seguinos en Twitter

Fotonoticias

Novedosos aspectosEn el Bicentenario de la Independencia de Perú apareció un nuevo retrato de San Martín
Ver anteriores