Locales

Maltrato animal Proteccionistas piden justicia por los dos perros colgados en el puente

Fueron hallados el sábado temprano a la vera del río Arenales. La Fiscalía 4 está actuando de oficio porque todavía no hay una denuncia formal, pero esta sería efectuada en las próximas horas.

La crueldad animal no para. Los salteños se dieron con un nuevo caso el sábado pasado a las 7, cuando dos perros, un macho y una hembra preñada, aparecieron colgados del puente Blanco de avenida Tavella.

Según se supo, luego de un llamado anónimo al 911, la Policía se acercó al lugar donde encontró los animales. Un vecino de la zona se ofreció a enterrar a los perros, estos eran de porte mediano y su estado general coincidiría «con perritos con dueño», indica el reporte veterinario.

El proteccionista Lucas Íñigo repudió a través de su Facebook el cruel hallazgo, compartió una foto de los perros ahorcados y pidió colaboración a la gente que tenga datos al respecto. Le confirmó a El Tribuno que la Fiscalía 4 está actuando de oficio y que todavía no hay una denuncia formal pero sería efectuada en las próximas horas.

En Salta, un proyecto que establece la creación de una Fiscalía Animal ya cuenta con media sanción del Senado y Diputados. Solo resta definir un plazo, lo que se espera suceda cuando los legisladores reanuden las sesiones.

Íñigo comentó que ayer se reunió con Carmen Céspedes, coordinadora del Instituto de Derecho Animal, y decidieron presentar una denuncia a través de dicha mesa de trabajo para acompañar al fiscal y pedir justicia. Habría un vecino dispuesto a atestiguar y ser querellante de la causa.

Pero hay algo en este caso que les llama la atención a los vecinos, proteccionistas y hasta a profesionales que se comunicaron con Íñigo. «El maltrato animal en la zona es frecuente: la matanza de animales que aparecen en bolsas, mutilados, ahogados a la vera del río Arenales, incluso los atropellados son tirados ahí, pero cuando la persona que comete los ilícitos deja colgados a los animales es porque está tratando de dar otra señal, eso es muy preocupante», manifestó el joven.

Lucas Íñigo recordó que el último caso de animales colgados se produjo en Las Lajitas, en 2011. Sin embargo, el autor, que entonces era menor de edad, tenía trastorno severo de la personalidad y esquizofrenia, de acuerdo al diagnóstico médico. Fue declarado inimputable.

Para el proteccionista, en esta oportunidad es distinto. «Contamos con testimonios que señalan que son cinco o seis los malvivientes que participaron del ahorcamiento de los perros», dijo.

No obstante, para el referente de la lucha por los derechos de los animales «hay un cerebro que representa un verdadero peligro para la sociedad; un potencial abusador, asesino, hay que tener muchísimo cuidado, ahí está a punto de reventar una bomba».

Mensajes de la gente

A Lucas le llovieron los mensajes por la red social de vecinos que viven en inmediaciones del río. Muchos aportaron datos, pero prefieren no comprometerse, dado que temen represalias de parte del grupo.

En los mensajes cuentan que son personas realmente complicadas por las drogas, el alcohol y agresivas y que los perritos ya eran maltratados porque siempre los solían atacar y les ladraban.

El lugar en cuestión está ubicado pasado el puente, en sentido sur-centro mano derecha, le falta iluminación, no hay cámaras, está lleno malezas. «Abajo del puente es como un subterráneo, hay espacio para hacer de todo y a pesar de que el río sí tiene caudal hay como oficinas, propicio para prácticas ilícitas», añadió Íñigo.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

La alarmante imagen de una tortuga muerta por la contaminación que ganó un premio de fotografía
Ver anteriores