Cultura

Arzobispado de SaltaPresentan un libro sobre el proceso de emancipación en Salta

La profesora María Irene Romero analizó las causas del antes de la declaración de la independencia argentina. Hoy, a partir de las 19, la profesora de Historia María Irene Romero presentará el libro “Tiempos de independencia. Apuntes para el estudio de Salta y el proceso de emancipación”, en el Arzobispado de Salta (España 596). 

Participarán del encuentro el arzobispo Mario Antonio Cargnello, y Rodolfo Leandro Plaza Navamuel. El acceso es libre y gratuito. 

En diálogo con El Tribuno la profesora Romero, encargada de la biblioteca Monseñor Julio Campero y Aráoz, comentó que este libro le demandó un año y medio de elaboración. 

A lo largo de su carrera sus estudios se han focalizado en la época colonial y el primer periodo independentista. 
En esta investigación su mirada está puesta no solo en el pensamiento y la acción de la clase dirigente tradicional, sino en los de varios actores sociales. “Las personas que pensaron en términos de independencia no pertenecen solamente a una élite política, social y económica, sino que el sentimiento independentista puede surgir desde lo profundo del pueblo. Hace más de 200 años era real el sentimiento que anidaba en la persona del interior a quien ahora llamamos gaucho”, expresó. También hizo hincapié en que el tiempo que antecedió a la independencia nacional es rico desde varios aspectos: las ideas que circulaban, las enseñanzas que proporcionaron las universidades, la información que surgía de las bibliotecas y también de la práctica religiosa, según publicó El Tribuno. 

Añadió que si bien en un día clave, el 9 de julio de 1816, se labró un acta de independencia, luego se sucedió el sostenerla con la lucha armada. El general Martín Miguel de Güemes tuvo un rol preponderante para detener el avance realista. “Hay que remontarse al siglo XVIII para ver el proceso previo a la redacción de esa acta y hay que sondear en una cantidad de años en los que han ocurrido sucesos que apuntalaron esa declaración de independencia. El libro trata de buscar las causas del antes y del después del 9 de julio, pero a mí también me gustó destacar qué se leía y dónde se estudiaba”, definió. Para ello sondeó las bien conservadas fuentes del

Archivo Histórico de la Provincia y del Archivo del Arzobispado de Salta, terceros en jerarquía a nivel nacional tras los de Buenos Aires y Córdoba. Entre los anaqueles de las bibliotecas privadas, las de las universidades, los claustros y los conventos Romero halló múltiples libros con ideas de las que pudo abrevar un ideal independentista. “En esas bibliotecas tenemos un riquísimo patrimonio y pensamiento. Desde ideas políticas de los clásicos como Platón, Aristóteles, el pensamiento romano, pasando por el mundo medieval, y también es interesante el pensamiento que creó la propia iglesia con hombres como los padres Suárez, Victoria y Mariana, que son los pioneros en confrontar con las ideas de la monarquía absoluta”, destacó. 

Luego acotó que queda mucho material por analizar, porque “en historia nunca está todo dicho”. Menos aún cuando el reconocimiento en 2016 a Güemes como héroe nacional revigorizó el interés del público en general y la demanda de instituciones especializadas.