Espectáculos

RedesPerdió 10 mil seguidores en un minuto tras un polémico pedido: “Chico sexy, el gordo no vende”

A un influencer lo acusaron de gordofóbico. “Si lo pongo al gordo no vendo”, dijo Uki Deane, que desató la polémica al buscar modelos “sexys con abdominales” para su marca de ropa.

Una nueva polémica tiene en el ojo de la tormenta a un influencer: Uki Deane, quien es acusado de realizar comentarios gordofóbicos y en cuestión de minutos perdió una gran cantidad de seguidores.

Todo comenzó con un pedido que el influencer, también reconocido como “El cheto de WhatsApp”, hizo en su cuenta de Instagram, donde pidió modelos para su marca de trajes de baño, Bermies.

“Busco hombres con sex appeal, trabaditos … No quiero niños. Quiero hombres”, dijo el ex integrante del programa Redes (ESPN) en sus historias de Instagram.

Ese pedido fue cuestionado por sus seguidores y él respondió: “Para los que me putean diciendo: Uki, Siglo XXI, tenés que ser más inclusivo. Quieren que les diga algo, yo pongo un gordo y no me vende la marca. Pongo a un pibe sexy y me vende. Entonces entre el gordo y el pibe sexy prefiero poner al pibe sexy porque vende”

“Es una realidad. Si no quieren ver la realidad no la vean. Vayan a pedirle a Victoria°s Secret que no ponga chicas lindas. Se le van a reír en la cara. A veces hay que vivir realidades”, siguió Uki, mientras continuaban los cuestionamientos, tildándolo de gordofóbico.

Y agregó: “Están buenísimas esas marcas que buscan ser inclusivas. Pero yo les digo, por prueba y error, lo que funciona para mi marca. Y para mi marca funciona tener pibes sexys con abdominales. Y ahí la gente dice: Uh a ese pibe le quede bien el traje de baño, a mí también me va a quedar bien”‘.

El influencer compartió algunas de las críticas que recibió, pero continuó: “La sociedad es la que elije. Claramente yo quiero vender. Porque mi objetivo es hacer plata. Porque en la vida hay que hacer plata para poder viajar y hacer cosas divertidas. Si lo pongo al gordo no vendo”.

“Soy un influencer que dice lo que piensa. Otros les mienten en la cara y les dicen lo que quieren escuchar. Acá soy el auténtico, se quedarán los auténticos Uki Lovers”, señaló, viendo que el número de sus seguidores empezaba a caer. 

Las críticas a su mensaje discriminatorio se acumularon y su nombre se convirtió en Tendencia en Twitter. “Los haters se pueden ir a la mierda. Dejen de romperte a mí”, señaló Uki, que en cuestión de minutos perdió 10 mil seguidores en Instagram.

“Soy el único influencer que cada semana pierde seguidores. La próxima voy a hablar de mis preferencias políticas, a ver si pierdo más. No me afectan que se vayan”, señaló, cada vez más provocativo.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Kevin Carter: el fotógrafo que mostró los horrores del mundo y no pudo vivir con ellos
Ver anteriores