Deportes

Copa MaradonaOtro duro golpe para River: perdió con Independiente y se quedó sin final

River perdió apenas dos partidos en el poco activo 2020; en 2021 ya jugó tres y cayó en... dos. Crédito: Mauro Alfieri / POOL ARGRA

Al cachetazo sonoro de Palmeiras por la Copa Libertadores se le sumó la derrota por 2 a 0  en la Copa Maradona y la clasificación de Boca para jugar la final de la Fase Campeón. Sufre River.

Juega mal y pierde. Deja señales claras de fin de ciclo en algunos jugadores y ahora se abraza a la hazaña que tiene que ir a buscar a Brasil para dar vuelta la serie ante Palmeiras.

Se confundió River, justo en el momento clave de esta temporada atípica atravesada por la pandemia del coronavirus. Falló contra Boca en el clásico de la Bombonera y erró demasiado contra Palmeiras en la ida de las semifinales de la Libertadores. La Copa Maradona asomaba como una posibilidad, un consuelo. Pero River está mal y lo volvió a evidenciar ante Independiente en la cancha de Banfield.

Se insiste: está confundido River. Erra pases fáciles Ignacio Fernández y ocupa mal los espacios en los retrocesos. A Leonardo Ponzio el juvenil Alan Velasco, pichón de crack, le juega como si él fuese el experimentado de los dos. Julián Alvarez sigue sin levantar la cabeza cuando corre con la pelota al pie. También falla Marcelo Gallardo, que insiste con Bruno Zuculini de interior derecho. Tampoco le regala libertades a Jorge Carrascal, el inmaduro colombiano que puede meter un caño fenomenal o una patada de roja directa como ante los brasileros. Falla además Franco Armani, el Pulpo que parecía no tener manchas. Entonces, a River se le hace casi imposible. Contra Independiente, Palmeiras o cualquiera.

Hizo méritos Independiente para culminar la primera parte ganando 2-0. Acertó el interino Fernando Berón colocando al sacar a Velasco de la banda derecha y ponerlo en el medio, cerca de Ponzio. La rompió el juvenil de 18 años. Es cierto que el mediocampo de River regaló todos los espacios, pero hay que tener inteligencia y valentía para ocuparlos. Velasco comandó todos los ataques del Rojo. Todo fueron peligrosos. Y a los 24 minutos dejó un golazo que solo los buenos de verdad pueden convertir. Porque Alan sacó a pasear a Ponzio para un lado y el otro y después la colgó del ángulo derecho de Franco Armani. Un golazo tras un remate potente y ajustado desde 30 metros.

River ataca sin orden. Va por inercia y no ocupa los espacios por posibles pérdidas. Así, alcanza con que un mediocampista falle un pase para que se genere una contra peligrosa. Iban 40 minutos cuando Velasco recibió solo por derecha, encaró y remató desde 35 metros. La pelota no llevaba velocidad, pero Armani no está en un buen momento: le picó unos metros adelante y se le metió. El arquero había volado para la izquierda sin sentido.

Es cierto que no liga River, pero quedarse con eso sería chiquito. O sería no ver la pintura completa. Atajó bien Sebastián Sosa y le ahogó varios gritos a los millonarios. Y cuando no tapó el arquero uruguayo, apareció el palo para negarle un golazo a Nacho Fernández. Los cambios mejoraron a River como la semana pasada en la Bombonera. Sí, es corto el plantel del conjunto de Núñez. Por eso tal vez lucen algo cansados los futbolistas que jugaron siempre a lo largo del semestre; por eso tal vez se frustra Gallardo y recibe la roja de Abal por protestar demasiado.

Conservó la ventaja Independiente en la segunda parte: se defendió con mucha gente cerca de su área y casi no atacó. No lo necesitaba: ya había conseguido la ventaja.

Fue final y decepción para River. No solo por no llegar a la final, sino porque es Boca el que llega. Aquel empate en el clásico y la goleada en contra contra los brasileros pesan por estas horas. La situación es compleja. Se revierte, solamente, con una noche épica en San Pablo.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Italia: la espectacular erupción del volcán Etna
Ver anteriores