Política

La marcha del millónMauricio Macri lleva la campaña al Obelisco con enorme expectativa en el acto

El presidente encabezará “la marcha del millón” en el Obelisco. Más allá del nombre de la convocatoria, los organizadores se darán por satisfechos con una asistencia de alrededor de 130 mil personas.

. Se trata de la última parada en la Ciudad de la gira de campaña que el próximo jueves habrá llevado a 30 ciudades al Presidente.

No será una fecha más de la marcha del #SíSePuede. Está previsto que Macri sea el único orador del acto. Ni el jefe de Gobierno ni los candidatos por la Ciudad hablarán, porque la concentración tendrá un carácter nacional y federal, con un símbolo porteño y nacional como telón de fondo. Por la misma razón tampoco hablará la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien también será de la partida.

Más allá del nombre de la convocatoria, los organizadores se darán por satisfechos con una asistencia de alrededor de 130 mil personas. El Gobierno se subió al acto al que se habían autoconvocado los militantes en las redes sociales, tras la movilización del 24 de agosto.

A la misma hora se esperan manifestaciones en 30 ciudades de todo el país y en el exterior. La campaña digital de Presidencia empezó esta semana con convocatorias al acto.

Nunca antes el Presidente habló ante un auditorio tan numeroso. El discurso de Macri tampoco será uno más. Está previsto que el mandatario -afín a los discursos breves- hable entre 45 minutos y una hora, casi el doble de lo habitual.

“Macri enumerará los logros de su gestión y le pedirá a la gente que se movilice. Habrá un llamado explícito al voto; más que lo que se vio hasta ahora”, relató un funcionario que participa de las reuniones de discurso y de la logística de los cierres.

No faltarán, claro, las apelaciones al republicanismo del que Juntos por el Cambio se percibe como un guardián.

En rigor, se trata de la formalización de la tercera y última etapa de toda campaña que ordena el manual de Jaime Durán Barba: el pedido de voto. Las dos anteriores son la presentación de los candidatos y las de las propuestas.

En el oficialismo consideran que el acto de este sábado y el debate del domingo representan un escenario inmejorable para acortar la distancia.

Por estas horas, el consultor ecuatoriano está más abocado a la campaña nacional que a la porteña. Cree que los actos del Presidente en todo el país fueron una “inyección anímica” contagiosa para que los seguidores del oficialismo puedan convocar a más personas. Habrá mucha gente, muchos se movilizan por primera vez. En serio es la rebelión de los mansos», se entusiasman.

En principio, Macri ingresará por la avenida Corrientes y atravesará un pasillo de militantes -que conforman funcionarios de juventud PRO y del voluntariado- que custodiarán el vallado detrás del cual estarán sus propios manifestantes manifestantes.

El escenario de 3,5 metros de alto por 7 metros de ancho y 5,14 de profundidad está ubicado en la 9 de Julio y Lavalle, mirando hacia el norte. La militancia se ubicará hacia el lado de la avenida Libertador.

En el Gobierno primero querían ubicarlo hacia el sur, con la misma disposición que la mayoría de los actos políticos, incluido el más famoso de todos, el de Raúl Alfonsín en 1983. Finalmente desistieron por varios motivos: el desnivel de la Plaza de la República que obligaba a un escenario más alto y separaba más aún a Macri de la gente y para salvaguardar las iniciales verdes de Buenos Aires, uno de los puntos más fotografiados de la Argentina que el ministro de Espacio Público porteño y jefe de campaña de Larreta, Eduardo Macchiavelli, encontró hace 4 años abandonando en un galpón de La Boca.

Además, aunque nadie quiera admitirlo, se espera que el grueso de la militancia macrista venga del norte y no del sur. Hernán Lombardi, a cargo de la logística dispuso que haya seis pantallas gigantes y otras dos a espaldas del escenario, por si la multitud es más de la esperada. Paradoja macrista, los carriles del Metrobús estarán cerrados.

En la Ciudad señalan que en las redes registran que manifestantes de otras provincias vendrán a la Capital para asistir a la marcha. «Algo se está moviendo. Después del 11 de agosto, nadie imaginó que el Presidente iba a llegar tan entero a la elección llenando plazas», dicen los más optimistas, que todavía sueñan con meterse en el balotaje. 

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Pura emociónLa maravillosa imagen que da la vuelta al mundo: una ardilla oliendo una margarita
Ver anteriores