Policiales

Marisa se negó a tener relaciones y la mataron: los nuevos y terribles detalles de su muerte

El principal sospechoso es José “Ñato” Pereyra, quien ahora está imputado por homicidio criminis causae.

El sábado 27 de mayo de este año, Marisa Subelza fue encontrada muerta en un baldío de Villa Lavalle, en la zona sudeste de la capital salteña. Había ido a una fiesta con amigos y no volvió nunca más. Su cuerpo estaba en medio de los yuyos y basura, con los pantalones abajo. Hoy la Justicia salteña confirmó que se amplió la imputación al principal sospechoso, identificado como José “Ñato” Pereyra. 

Según menciona el sitio Fiscales Penales Salta, los investigadores creen (en base a las pistas recolectadas) que Pereyra la siguió después de una fiesta que compartieron a metros de la escena del crimen. Trató de convencerla de tener relaciones sexuales y, como no lo logró, decidió matarla. 

Por este motivo, la imputación que ahora corre sobre el sospechoso es la de homicidio criminis causae, y no simple como fue en un primer momento, según publicó Que Pasa Salta. 

El fiscal Ramiro Ramos Ossorio explicó que “Ñato” habría atentado contra la vida de Subelza asfixiándola con el cordón de una de sus zapatillas, causándole la muerte por no haber logrado su finalidad de accederla carnalmente, como se había propuesto desde que decidió seguirla cuando vio que ésta se marchaba sola del barrio al que había concurrido a una fiesta y en estado de ebriedad.

Etiquetas

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario