Deportes

Mundial de rugbyMario Ledesma pateó el tablero y borró a Nicolás Sánchez hasta del banco de suplentes de Los Pumas

El apertura no jugará el sábado ante Inglaterra. En su lugar, entre los 23 estará Lucas Mensa.

La noticia había aparecido en forma de rumor a la tarde, después del entrenamiento de alta intensidad de Los Pumas en Prince Chichibu, la cancha en la que habitualmente juega Sunwolves en el Super Rugby. Y la noticia finalmente se hizo oficial en la mañana japonesa del jueves, la noche de este miércoles en la Argentina: Nicolás Sánchez ni siquiera estará entre los 23 convocados del seleccionado argentino para el partido del sábado a las 5 ante Inglaterra, en el Mundial de rugby. 

La decisión de Mario Ledesma no sorprende, por las bajas actuaciones que tuvo Sánchez en la temporada, cuando jugó el Rugby Championship después de haberse ido a Stade Francais, y que se profundizaron en los partidos ante Francia y Tonga de Japón 2019, donde perdió la titularidad a manos de Benjamín Urdapilleta.

Sí llama la atención que su nombre no esté en la lista, porque Sánchez fue uno de los mejores jugadores argentinos del año pasado, además de haber sido el goleador de Inglaterra 2015.

Y porque también el propio Ledesma estaba seguro de que podía recuperarlo de cara al Mundial, cuando no fueron pocos los que pensaron que Joaquín Díaz Bonilla, de muy buena temporada en Jaguares y de un mejor presente, había hecho los méritos suficientes como para ser el otro «10» del equipo.​

Tras la práctica cerrada para la prensa, el entrenador le dio al plantel el nombre de los titulares y los suplentes para jugar en el estadio Ajinomoto ante Inglaterra esa “final del mundo”, según había dicho el propio Sánchez en la semana.

Los Pumas, entonces, jugarán con Emiliano Boffelli como fullback y Matías Moroni y Santiago Carreras como wines; Matías Orlando y Jerónimo de la Fuente serán los centros; la pareja de medios estará integrada por Urdapilleta y Tomás Cubelli; y entre los forwards aparecerán Javier Ortega Desio, Marcos Kremer y Pablo Matera en la tercera línea; Tomás Lavanini y Guido Petti en la segunda; y Juan Figallo, Julián Montoya y Nahuel Tetaz Chaparro en la primera.

Esto significa que Ledesma sólo hará ingresar a Ortega Desio por Tomás Lezana como octavo para ganar presencia en el line, una de las armas más fuertes de los ingleses, con respecto al partido ante los tonganos. Y al banco irán Agustín Creevy, Mayco Vivas, Santiago Medrano, Matías Alemanno, Lezana, Felipe Ezcurra, Lucas Mensa y Bautista Delguy.

Mensa, apertura en sus épocas de juvenil, primer centro en Pucará, Argentina XV y Jaguares XV y un chico que pasará casi sin escalas del rugby amateur a la posibilidad de debutar en un Mundial ante una de las potencias y gran candidato al título, será el reemplazante de Sánchez con apenas un partido en Los Pumas: fue titular y rindió muy bien frente a los Springboks, en Pretoria, en el último test match antes del Mundial.

Cuando un grupo de ocho Pumas acompañó a los dirigentes de la Unión Argentina de Rugby a una recepción brindada en la embajada de nuestro país y se lo vio a Sánchez junto a Juan Manuel Leguizamón, Joaquín Tuculet, Rodrigo Bruni, Enrique Pieretto, Santiago Socino, Juan Cruz Mallía y Rodrigo Moyano, aquel rumor de la tarde se hizo más certeza: esos serían los ocho jugadores que quedarían afuera de Inglaterra. ¿Cuál era el ánimo de Sánchez? Se lo vio tranquilo, aunque con el rostro serio. Seguramente, la procesión iría por dentro.

De todos modos él es muy consciente que su nivel no es el mejor. Ya lo había dicho el día anterior: “Me pasó muy pocas veces vivir desde afuera un partido de Los Pumas, pero no es el momento de reprocharme nada, aunque sé que no estoy jugando como lo hice el año pasado”.

Y agregó: “No ser titular me abre un desafío muy grande y por eso mi cabeza tiene que estar en entrenarme y en pensar que puedo volver a ganarme mi lugar”. Y adelantó además en una especie de presagio: “Si no soy titular contra Inglaterra, seguiré apoyando al equipo y daré todo desde mi lugar para que pueda ganar. La cabeza no debería cambiar en nada en ese sentido”.

-Fuiste el goleador del Mundial pasado y siempre te destacaste con tu puntería a los postes. Acá fallaste tres de cinco patadas. ¿Qué te pasa en ese rubro?

-Creo que uno se prepara siempre para rendir al 100 por ciento y para tener excelencia cuando patea. Pero hay veces que no entra la pelota. Mi forma de entrenarme y de prepararme es siempre la misma y la cabeza siempre la tengo puesta en eso.

Mario Ledesma pateó el tablero y se jugará una ficha fuerte. Todos saben perfectamente que Inglaterra será a todo o nada. Ganar significará dar un paso enorme hacia la ansiada clasificación a los cuartos de final; perder, el equivalente a volver a casa en una frustrante despedida que, quizá, pueda traer consecuencias. Algunas ya se están viviendo en esta excursión japonesa.

Tokio, Japón. Enviado especial

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

EuropaCasas por 1 euro en Italia: en qué pueblos se encuentran y requisitos para comprarlas
Ver anteriores