Deportes

En el Camp NouLuis Suárez se largó a llorar en el acto de despedida de Barcelona: “Se va un ser humano que tiene sentimientos”

Al uruguayo se le hizo un nudo en la garganta apenas Bartomeu le cedió la palabra. Su esposa, Lionel Messi y Antonela Roccuzzo lo acompañaron.

Se acabó un romance de seis años y 198 goles. Se acabó la era de Luis Suárez en Barcelona. Y el final llegó en un emotivo acto en el que el implacable goleador uruguayo no pudo evitar las lágrimas. Sí, el Pistolero mostró su costado más humano y se partió en pedazos a la hora de decir adiós al club donde mostró su mejor versión y formó una sociedad de antología con Lionel Messi.

«Agradecer (entre lágrimas). Todo es muy imprevisto porque no tengo nada preparado (más lágrimas). Agradecer que confiaran en mi en 2014 después de un error que había cometido. No es fácil aceptar eso y me trataron de maravilla desde que vine. Vine a cumplir un sueño, el de jugar en el mejor equipo del mundo. Tengo que estar muy orgulloso por todo lo que hice. Por llevarme amigos. Son muchos años y eso me deja feliz. Se va un ser humano que tiene sentimientos», arrancó Suárez con un nudo en la garganta después de que el presidente del club catalán, Josep María Bartomeu, lo despidiera con honores y con la promesa de un partido despedida cuando decida su retiro.

Y siguió Suárez: «Mi familia, lo bueno lo han disfrutado y lo malo me han ayudado. Ellos saben el sufrimiento que viví. Pero me quedo con todo lo lindo. Que mis hijos me vean meter goles, al lado del mejor jugador de la historia. Agradecer a la afición todo el cariño y valoran el esfuerzo que hice. Al staff que trabaja día a día. Que siempre sepan los culés que tendrán un culé más esté donde esté».

El goleador estuvo acompañado por su pareja, Sofía Balbi, y sus tres hijos, con quienes después de la rueda de prensa posó en el campo de juego del Camp Nou rodeado de todos los trofeos que ayudó a ganar.

También, como no, dijo presente Messi, su amigo y compadre, que llegó temprano a la cita  en una de sus camionetas acompañado por Antonela Roccuzzo. Una amistad fraterna que nunca se romperá. Ahora serán rivales. En las próximas horas Suárez se sumará al Atlético de Madrid de Diego Simeone. Resta saber qué ocurrirá con el argentino, que no pudo escapar por la vía del burofax y cada vez se queda más solo en el club de toda su vida.

Sobre todo lo que pasó en el último tiempo, desde el momento en que Ronald Koeman le comunicó que no lo tendría en sus planes y, casi en simultáneo, Messi hacía fuerza para dar por terminado su contrato y buscar nuevos horizontes, Suárez lo calificó como «un mes de locos».

«Fueron tiempos de decir tambien cosas que uno no pensaba. Se han inventado cosas, se han filtrado cosas que no son verdades y eso indigna, pero debés alejarte de todo. Todo el mundo sabe la relación que tenemos con Leo Messi. Al llegar decían ‘cuidado con Leo, que es delantero’. Y yo soy delantero y decían que le hacía mal… Yo me tengo que ir orgulloso».

Por otro lado, Suárez contó cuáles son sus primeras sensaciones a la hora de imaginar el primer partido en el que enfrentará al Barcelona y a Messi.

«Cuando el Barça me comunica que no cuenta conmigo y me puso en el mercado, hubo muchos ofrecimientos. Pero yo me vi capacitado para competir con dos equipos como Barça y Madrid. Y no tuve dudas cuando me ofrecieron para ir al Atlético. Todavía no he digerido la despedida, aún no he imaginado cómo será enfrentarme al Barça, contra excompañeros y amigos… Pero intentaremos hacer un partido lindo».

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Kevin Carter: el fotógrafo que mostró los horrores del mundo y no pudo vivir con ellos
Ver anteriores