Deportes

Fecha 5 - Zona 1Los pibes de Racing lograron ante Unión el primer triunfo del campeonato

Tapadón. Walter Montoya ya había avisado. Bonansea, el arquero de Unión, le ahogó el grito. (Foto Marcelo Carroll)

Ganó con tres experimentados y ocho juveniles. El gol lo hizo Carlos Alcaraz (17 años). El martes juega en el Maracaná por la Libertadores tras el 1-1 de la ida.

No imaginábamos un mundo sin Diego, la Copa todavía se llamaba Liga Profesional y Racing ya había quedado eliminado de la Zona Campeonato. El triunfo, entonces, llega tarde. Sin embargo, no deja de ser estimulante. Por esos pibes que dan la cara cuando el fixture es una condena. Porque supuraba derrotas -cuatro consecutivas en el ámbito local- y era necesario un éxito cicatrizante. Porque todas las ilusiones están enfocadas en el duelo del martes ante Flamengo, pero había que evaluar posibles variantes entre tanta juventud celeste y blanca.

Por todo eso, el éxito de la Academia es valorable. Y como había había arrancado mal, justo en el medio de una crisis interna que se profundizó por la renuncia de Diego Milito, Sebastián Beccacece decidió apostar a la cantera del predio Tita Mattiussi. Aun a riesgo de seguir regalando prestigio. Enfrente también estaba una mayoría de suplentes de Unión, que habían ganado en Santa Fe.

Y así encaró el partido Racing. Con tres experimentados, Matías Ibáñez (33), Lucas Orban (31) y Walter Montoya (27). Después, todos chicos de inferiores. El promedio de edad del equipo fue testimonial: 22 años.

Y aunque arrancó entre algunas dudas, con Unión lanzado en ataque y una atajada a puro reflejo de Ibáñez ante Fernando Márquez, terminó equilibrando el partido e imponiendo condiciones a todo ritmo.

Luego de ese córner de Javier Cabrera que cabeceó Cuqui y encontró la magnífica respuesta del arquero local, Racing comenzó a ganar las pelotas divididas. Mordieron, multiplicaron esfuerzos, mostraron hambre en la recuperación y fueron rápidos y directos para jugar.

El cambio de estilo, el de la tenencia de la pelota por un juego más vertical, obedeció a esa falta de dinámica que se apreciaba en los primeros partidos. Aunque los volantes llegaban al área, había muchos pases previos, faltaba sorpresa. Este Racing, con titulares o relevos, es mucho más vertiginoso. Y el piberío es energizante.

El gol llegó en el desenlace del primer tiempo, cuando Montoya ya había desperdiciado una gran chance ante Federico Bonansea. El chaqueño arrancó desde la mitad de la cancha con una carrera larga, pero remató al cuerpo del arquero. Había aparecido por la izquierda.

Después, lo hizo por la derecha. Y metió un buscapié fenomenal para la llegada de Carlos Alcaraz. El chiquilín de 17 años no falló, abrió el pie y sacudió el arco santafesino.

Juan Manuel Alconzábal hizo cambios en el arranque del segundo tiempo. Sacó a Cabrera y a Márquez y trató de reforzar los extremos con Mauro Luna Diale por la derecha y Gastón González por la derecha. No estuvo mal pensado por el Vasco. A fin de cuentas, Racing jugaba con tres centrales y era una tentación aprovechar las bandas a espaldas de Montoya y Sergio Sánchez.

Entonces, surgieron las manos enguantadas de Ibáñez. Dos veces salvó su arco. Lo hizo ante un disparo de Kevin Zenón, habilidoso, el más claro de Unión; más tarde, le sacó un cabezazo a Franco Calderón, quien se elevó en el cielo del área después de un córner del propio Zenón.

Beccacece intentó acomodar la defensa y rearmó la línea defensiva. Primero, entró Evelio Cardozo y Sánchez bajó al lateral. Luego, ingresó Iván Pillud, justo a 10 años de su debut en el club, y sacó a un delantero, Santiago Godoy. Ya había tres zagueros y se armó la línea de cinco.

Se metió peligrosamente atrás Racing. Hasta que pudo salir del asedio un ratito y consiguió una pelota parada que no terminó en gol porque Orban cabeceó desviado. Había sido posible gracias a un gran centro de Montoya, el más destacado.

Unión arrimó con centros y algún desborde de Gastón Comas, reemplazante de Nery Leyes en el último cuarto de hora. Y casi lo empata en la única pelota que se equivocó Ibáñez. El arquero se pasó y Comas, con la red a su merced, definió mal, por encima del travesaño. Los santafesinos, ahora, irán por la Sudamericana ante Bahía. Racing salió de perdedor y mantuvo el arco en cero tras 7 partidos. No es poca cosa.

 

 

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Este lunesLas postales de un arco iris que regaló Salta tras la lluvia
Ver anteriores