Provinciales

Los 140 niños del jardín de infantes siguen sin clases desde el año pasado

Es el Centro de Primera Infancia “Obispo Muguerza” que, por obras demoradas, no tuvo clases durante el año pasado y tampoco inició el ciclo 2017. Los padres piden soluciones urgentes.

or problemas edilicios en el Centro de Primera Infancia (CPI) “Obispo Muguerza”, del barrio Gemes, no comenzaron las clases y la obra de remodelación está muy atrasada.

La situación no es menor y preocupa a padres y docentes, porque durante el año pasado tampoco se pudo recibir a los alumnos, pese a las soluciones prometidas. En esa ocasión solo se hizo el acto inaugural del ciclo y los chicos volvieron a sus casas.

Hasta ahora siguen las refacciones, pero no hay fecha para la entrega de la obra y el consecuente inicio de clases.

En el turno de la mañana concurren al jardín de infantes 70 niños, de 2 a 4 años, quienes reciben desayuno y almuerzo, y la misma cantidad concurre por la tarde y reciben la merienda. Trabajan 8 docentes y tres ordenanzas

Las demoras

A principios de 2016 robaron las chapas de la institución, lo que provocó problemas en el área de la cocina y en la instalación eléctrica, además de filtraciones en otros sectores, por lo que fue inevitable que se suspendiera el periodo lectivo.

La jefa del Programa de los Centros de Primera Infancia (CPI), Marcela Alarcón, supervisó los trabajos y sostuvo que “solo faltan detalles para que esté concluido”, lo que le permitió estimar que en un mes podrían retomar las actividades.

Los padres reclaman que sus hijos tengan las mismas oportunidades que el resto, ya que la mayoría son familias carentes de recursos y, en el horario escolar, trabajan en tareas rurales y como empleadas domésticos.

“Con el salario universal compré el delantal y los útiles y todavía no tienen clases”, se quejó Miriam, una mama soltera que a veces deja su niño al cuidado de los hermanos mayores para ir a trabajar a las fincas.

“Dejaba a mi hijo en la guardería y me quedaba tranquila, porque además le daban de comer”, comentó otra madre durante la visita deEl Tribunoal barrio.

Mientras la obra continúa, el personal docente fue reubicado en otras instituciones educativas para cumplir su jornada laboral.

Denuncias por los fondos

Respecto de las demoras en la obra del CPI y el manejo de fondos, el concejal Iván Mizzau (bloque Movimiento Integración Oranense) formalizó el jueves pasado una denuncia en la Comisaría 20. “El intendente Marcelo Lara Gros rindió gastos por $239.500 de una guardería que no funcionó en todo el año 2016. Lo presentó como erogaciones en la tercera ejecución presupuestaria en concepto de víveres de la guardería infantil”, remarcó el edil.

“Los niños tampoco recibieron atención en otro centro, como consta en la documentación que exponemos, y los servicios y las clases fueron suspendidas. Hace más de un año que no da solución a la reparación del techo de un pequeño predio que asiste a niños carenciados”, remarcó.

La respuesta de la comuna

“Los fondos de la guardería Muguerza están en la obra de refacción”, respondió el Departamento Ejecutivo municipal.

Tras remarcar que la documentación es pública y está a disposición de la Justicia, explicaron que por disposición de la Secretaria de Niñez y Familia, $32.300 para bienes de consumo y $19.500 de contribuciones no remunerativas, que recibe la Municipalidad, son destinados a la compra de materiales a fin de refaccionar el edificio de la institución infantil y poder avanzar con los trabajos de reparación.

“La Municipalidad conforme al artículo 10 del presupuesto, tiene autorizado a modificar, mediante resolución, el presupuesto general cuando resulte indispensable, incorporando las partidas específicas necesarias o incrementando las ya previstas. También resulta válida la incorporación de partidas correspondientes a diversos aportes nacionales, provinciales o de otros orígenes que reciba el municipio”, se explicó. También afirmó que remite en tiempo y forma las ejecuciones presupuestarias, en forma trimestral al Concejo Deliberante. “Cumplimos con lo dispuesto en cuanto dar a publicidad, trimestralmente, del estado de ingresos y egresos de las cuentas municipales y, dentro de los 60 días de vencido el ejercicio, una memoria sobre la labor desarrollada”.

Etiquetas