Destacadas 365

ContracaraLlamativas licitaciones millonarias: oferentes únicos y  silencio total en la Municipalidad de Salta

Gustavo Sáenz

Gustavo Sáenz pasó de la estridencia al silencio absoluto. De estruendosas adjudicaciones directas a silentes licitaciones millonarias que no tienen constructoras interesadas.

O en Salta sobran obras, o faltan empresas constructoras o es una provincia con pleno empleo y no hay quien trabaje en este rubro. Sino es inexplicable como hubo un solo oferente para una obra de más de 114 millones de pesos. Lo mismo para otra obra de $37,5 millones, que encima cotizó por encima del precio oficial. Por ahora existe un hermetismo absoluto y nada se sabe de otras cuatro adjudicaciones que suman $67,5 millones.

Todo esto muy lejos de lo que se suponen actos de gobierno preocupados por la transparencia. Varias empresas consultadas dijeron que nunca se enteraron de las licitaciones “¿Dónde y cuándo se publicaron?” fue la pregunta recurrente de los consultados. A otros les resultó llamativo enterarse de que existieron solo siete días para el proceso licitatorio por la envergadura de las obras que requieren un tiempo mucho mayor a ese para el análisis de costos.

De la estridencia al silencio absoluto

¿Alguien sabía que el 29 de diciembre a las 10:00, en la Unidad Ejecutora de Proyectos Especiales, Belgrano 1798, segundo piso, estaba convocada la apertura de sobres para el denominado Proyecto de Microembalse de Amortiguadores de Escurrimiento en Cuencas en Campos Militares General Belgrano- Canal Tineo – Desagüe Pluvial Urbano, Zona Noroeste y Centro Ciudad de Salta?

Nadie sabe nada, no hay quién explique quién o quiénes se presentaron, quién o quiénes ofertaron qué cosa. Silencio absoluto.

Hay que rebuscarse para obtener un dato, un indicio, una idea. Ni el Parte de Prensa municipal, capaz por estos días de distinguir que en la plaza 9 de Julio se fumigaron solo cucarachas y de aconsejar qué hay que llevar para viajar a Chile, incorporó una información que bien vale, por lo menos,  un subtítulo. Nada!

Lo que en diciembre de 2015/enero 2016, valió un estridente y amplificado al extremo por los medios “gustavistas” Twitt  del entonces reciente e impetuoso jefe comunal, ya no vale nada. Ni una mención.

Gustavo Sáenz, inició su complacido rol de mendigo ante el gobierno nacional, cuando todavía no tenía un mes como intendente. Fue cuando a los gritos, por Twitter, le reclamó al Presidente Mauricio Macri y al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, plata y obras para que Salta no se inunde más!

Desde entonces, hasta estos días, reflotó los viejos proyectos hídricos a los que sumó otros más nuevos y se fue con las carpetas bajo el brazo, a “mendigar” a Buenos Aires. Le fue bien. Obtuvo como nunca compromisos, acuerdos marco y gestiones abiertas a futuro y pagó, con susto previo, pero con creces el gesto de sus ahora, socios nacionales de Cambiemos: gracias a la oleada macrista nacional pudo dar vuelta en la Capital una elección que en las PASO estaba absolutamente perdida. Lo técnico, quedó en manos del equipo de Obras Públicas, con la arquitecta “Kity” Blanco.

Así fue que trajo para Salta algunas obras para algunos barrios. También logró que el edifico de la Palúdica pase a la órbita municipal, para hacer allí, en principio, un Museo del Folklore del que todavía no se sabe nada ya que no tiene financiamiento. A esto hay que sumar los acuerdos marco para avanzar con las obras hídricas que tiene por finalidad mitigar el ingreso de agua a la ciudad; y que el agua que ingresa con las lluvias, tenga por donde escurrir. Claro que estábamos en pleno proceso electoral y el macrismo quería ganar en las provincias justicialistas, entre las que estaba Salta y de paso golpear a un aspirante presidencial peronista. Les salió bien. Urtubey les ayudó bastante al perder los estribos y salirle al cruce a Sáenz bautizándolo de mendigo.

Gustavo Sáenz nunca dejó de ufanarse de todo lo que le dieron en Buenos Aires. Se trata del Canal Tineo, que corre debajo de Entre Ríos y arranca más o menos en la intersección con República de Siria; el canal España, que va por debajo de calle España, entre Den Funes  y Bicentenario, una obra carísima; la construcción de cisternas en la Plaza Gurruchaga, que ya se están haciendo  y fondos para los cuatro microembalses a construirse en los terrenos del Ejército.

Dos de estas obras fueron licitadas y tuvieron apertura de sobres, pero curiosamente el intendente, político al fin, que bien podría haber hecho alarde sobre la exitosa culminación de su jerarquía mendicante, no dijo absolutamente nada. Mucho menos, sus funcionarios.

Algunas fuentes municipales dijeron a Cadena365.com que incluso la gran mayoría de funcionarios no saben nada de lo que pasa y solo firman lo que les llevan. “Es un círculo cerrado de cuatro o cinco que manejan todo” se repite en los pasillos del CCM.

Las silenciosas licitaciones

Los casos que nos ocupan en esta nota, tratan de los concursos de precios 01, 02,03 y 04 de 2017, para la sub cuencas 1, 2, 3 y 4, por $19,5 millones, $14 millones, $17 millones y $17 millones, respectivamente, todos con fecha de consulta de pliego desde el 22 de diciembre y APERTURA, como ya se dijo el 29, es decir, o sea solo 7 días después. Este muy corto plazo ya resultó llamativo a muchos por la envergadura de las licitaciones.

Hay varias preguntas para hacer. ¿O no? ¿Quién o quienes se presentaron al concurso? ¿Quiénes fueron adjudicados?  ¿Por qué el intendente o su equipo de asesores, prensa y comunicación no anunciaron este acto tan importante y relevante para la gestión y la ciudad? ¿No había pedido acaso el señor Gustavo Sáenz estas obras a los gritos? ¿No valían aquellos “gritos” en Twitter, al menos un “relincho” en el CCM? ¿ Será que todo el proceso  se suspendió y tampoco se sabe?.

La cuestión no queda ahí porque el miércoles 3 de enero a las 10 se abrieron los sobres de la licitación pública número 21, convocada para la obra del Desagüe Pluvial Urbano Canal Tineo, Zona Noroeste y centro por $114.328.453.

¿Quién se presentó? El dato, porque otra cosa no hay, indica que hubo un solo oferente. Se trataría de una empresa que ya cotiza en la Municipalidad y es objeto de varios incumplimientos. Pregunta; ¿no hay en Salta otras empresas que puedan hacer estos trabajos? ¿No había otros interesados en una obra de semejante magnitud técnica y económica?

Otra licitación, la número 22, que el 3 de enero tuvo también un solo oferente, con un presupuesto ¡¡$6 millones más caro que el oficial!!, ($37 millones) fue la obra de Revitalización Integral del Parque San Martín. También son fondos nacionales.

Excepto una fuente de cuarta línea, remisa y desconfiada, se limitó a decir: “… No, la señora secretaria (de obras públicas) no está; no sé dónde está, pero no se olvide señor, que nosotros solo hacemos el trabajo técnico, no licitamos las obras. Eso lo hace el área de licitaciones de Hacienda. Lea el decreto …” y cortó abruptamente.

Todos los salteños seguramente esperan ansiosos el gesto entusiasta, risueño, triunfal  y las explicaciones del millonario silencio del mendigo político de esta ciudad.

 

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario