Policiales

Las LajitasPiden expulsar del pueblo a los violadores y a sus familias por el abuso a una niña

Una multitudinaria marcha de vecinos de Las Lajitas reclamó justicia tras la violación. Foto: El Tribuno

El pueblo de Las Lajitas sigue movilizado por el horrendo caso ocurrido en Año Nuevo. La víctima del abuso sexual en banda continúa shockeada por el terrible drama que sufrió.

Una mujer, con un megáfono, exterioriza el reclamo de los vecinos frente a la comisaría donde están detenidos los acusados. Gentileza Juan de Dios Masa

Los vecinos de la localidad de Las Lajitas continúan movilizados y con la misma sensación de indignación que vienen acumulando desde las primeras horas del Año Nuevo cuando tomó estado público la violación en banda que sufrió una niña de 14 años. El domingo último se realizó otra marcha con una masiva concentración en la plaza Belgrano, no solo para repudiar la actitud perversa de los cuatro detenidos, sino para exigir la expulsión del pueblo de los familiares de los imputados.

Entre los vecinos caló muy hondo el proceder de la madre de uno de los acusados, a la que sindican como la persona que cedió su vivienda para que la víctima sea emborrachada, drogada y abusada sexualmente en banda. La madre de la menor denunció que cuando llegó a la propiedad fue atendida por Antonia Tomasa Gil y cuando le preguntó por su hija la mujer le aseguró que no estaba allí. Dijo que pese a que la moradora le cerró la puerta en la cara, ella se las ingenió para ingresar a la casa y descubrió que la niña estaba desnuda en una cama junto a dos hombres y que un tercero se escapó por la ventana.

La víctima fue asistida en el hospital local donde se determinó que presentaba desgarramiento en sus partes íntimas, mordeduras y moretones en distintas partes del cuerpo, además de signos evidentes de que estaba alcoholizada y drogada. Con los datos aportados por la madre, la fiscal de Las Lajitas ordenó la detención de César Ismael Palma, Agustín Vicente Pérez, Luis Rodrigo Gil y de la madre de este, Antonia Tomasa Gil. Los cuatro permanecían hasta ayer alojados en la comisaría local que está ubicada frente a la plaza donde los vecinos realizaron las dos última manifestaciones.

Para que el clamor del pueblo llegue hasta las celdas de la dependencia policial y retumbe con fuerza en los oídos de los acusados, los participantes de la marcha utilizaron megáfonos pidiendo justicia. Lo primero que reclamaron en la concentración del domingo es que los detenidos sean llevados a otro lugar. Más allá de la bronca dibujada en cada rostro, los vecinos pudieron contener hasta ahora sus impulsos. “No hubo desbordes, pero no sabemos que puede pasar más adelante y por eso creo que lo mejor sería que a esta gente (por los acusados) sean llevados a otro lado”, expresó un hombre mayor.

“El hecho de saber que estos degenerados están ahí, detrás de esas paredes, agiganta nuestra bronca”, dijo a El Tribuno Paulina, tía de la víctima, señalando con el dedo índice el frente de la comisaría. Ella también consideró que para calmar un poco los ánimos los detenidos deberían ser traslados a otro presidio. “Somos un pueblo tranquilo, pero lo que ha pasado es muy fuerte para todos”, subrayó la mujer.

La tía explicó que su hermana no solo está sufriendo por lo sucedido con su hija, sino por las amenazas que viene soportando. “Ella vive cerca de la casa de los abuelos de uno de los acusados y cuando llegan con la excusa de visitarlos se paran frente a la casa de mi hermana y apuntan con el dedo en actitud amenazante”, indicó Paulina. Además comentó que la madre de la jovencita abusada fue visitada por la esposa y la novia de uno de los imputados, quienes le pidieron que levante la denuncia contra ellos. “Con todo lo que está sufriendo, estas presiones de la familia de los violadores de su hija acrecientan más aún su dolor”, sentenció la mujer.

Frente a lo expuesto Paulina sostuvo que en una asamblea los vecinos acordaron solicitar a las autoridades competentes que los acusados y sus familiares directos sean expulsados del pueblo de Las Lajitas. “La gente está tremendamente dolida con la actitud de la madre de uno de los detenidos por haber permitido que una niña haya sido ultrajada y vejada en su propia casa”, dijo. Y agregó: “Si este acto rayano con el horror se consumó con la complicidad de una madre, qué podemos esperar de los otros familiares”. Con este sentido mensaje, la mujer aseguró que el clamor popular es que “todos sean expulsados de Las Lajitas”, por considerar que no merecen vivir en ese apacible pueblo del departamento Anta.

La niña sigue internada

La menor abusada permanece internada aún en estado de shock en el hospital de Las Lajitas. Según los familiares la menor de 14 años no pudo superar todavía el terrible drama por el abuso sexual en banda que sufrió. Explicaron que si bien está contenida todavía no pudo recibir asistencia psicológica porque se resiste a hablar y con la única persona que intercambia algunas palabras es con su madre.

“Por ahora no es mucho lo que puede recordar y estamos esperando que supere ese trance”, comentó su tía Paulina. A su juicio va a ser importante que pueda recibir atención psicológica y luego relatar lo que le sucedió a través de la Cámara Gessel. “Si bien somos conscientes de que para ella será muy duro recordar el horror que sufrió, va a ser importante que hable para que la Justicia avance en la investigación.

Según la tía en la violación podría estar involucrada otra persona. Al mismo tiempo, la policía trata de localizar a una o dos chicas, mayores que ella, con las que se vio aquella noche. Lo que se sospecha es que la menor pudo haber sido emborrachada en otro lugar y que estas mujeres la llevaron luego hasta la vivienda de la señora Antonia Tomasa Gil, donde se consumó la violación en banda.

Esta hipótesis cobra fuerza por el hecho de que la jovencita no recuerda cómo llegó hasta la vivienda del horror. Por último la tía Paulina resaltó la atención que la menor está recibiendo en el hospital local y el masivo apoyo de la comunidad de Las Lajitas. “También quiero resaltar el acompañamiento que hemos recibido de parte de las autoridades municipales”, concluyó.

 

 

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores