Tecnología

La revolución del 5G

La gran ventaja es que se podrá interactuar con lo que se está viendo por Internet sin un segundo de demora. Al país, las primeras conexiones llegarían en 2022.

Pensemos que con sólo el poder de nuestro teléfono podremos en unos pocos años experimentar situaciones como nunca antes. Desde la comodidad de nuestro sofá vamos a poder ver uno de los últimos partidos de la carrera de Lionel Messi en Barcelona como si estuviéramos en el Camp Nou, viajar por avenidas donde circulen autos conectados capaces de no producir accidentes o compartir una asado con el holograma de un amigo que vive a casi 10 mil kilómetros de casa. Todo esto que parece salido de una película de ciencia ficción está cada vez más cerca de concretarse. 

El 5G es una tecnología innovadora que permite establecer una conexión que supera la velocidad que la mayoría de usuarios tienen con el Wi-Fi hogareño o en el trabajo. Incluso es hasta 100 veces superior al actual 4G LTE que ofrecen las operadoras. Es decir, con esta tecnología será posible ver un vídeo 4K en streaming en alta calidad sin esperas o poder disfrutar de un videojuego de tu consola, pero desde el celular y con una tasa de 60 fps (cuadros por segundo). Y todo mientras viajás en el subte, por ejemplo.

Pero la quinta generación de redes móviles representará mucho más que una mejora en términos de velocidades de acceso para los celulares en Argentina, como muchas veces se cree.

Así como la tecnología 4G transformó el mundo de los datos móviles, el estándar 5G irá aún más lejos permitiendo, en principio, el desarrollo de las ciudades inteligentes, los vehículos conectados y autónomos, la integración de la realidad mixta o «X-Reality» (mezcla entre aumentada y virtual) que permitirá hacer conferencias y trabajar proyectos en tiempo real, y de otras aplicaciones que requieren rapidez en el procesamiento de los datos y un ancho de banda mayor para transmitir más información.

Otra gran ventaja es que elimina casi por completo el temido «lag» (la tasa de retardo) tanto en videojuegos como en videos en streaming, debido a su baja latencia. Ese retraso entre lo que sucede en el videojuego o en la vida real y lo que ve el usuario en su pantalla, según los principales proveedores de esta tecnología, será literalmente «inexistente».

Esto también generará una revolución en el ámbito de la salud con las cirugías teleasistidas por medio de un brazo robótico. Mientras que con las redes habituales la latencia es demasiado alta, con el 5G se consigue una latencia inferior a los 0,1 segundos, un tiempo suficiente corto de respuesta como para que los movimientos del médico lleguen lo suficientemente rápido a donde se encuentre el paciente, que podría ser del otro lado del el globo

El ejemplo más reciente sucedió en China. El Dr. Liu Rong situado a 50 kilómetros de distancia de la operación pudo extraer el hígado del animal para su recuperación.

La puesta en marcha de todas estas innovaciones, que prometen transformaciones profundas en la sociedad, también demandará un significativo esfuerzo e inversión por parte de los operadores de las redes.

El 5G necesita de un espectro de frecuencias mucho mayor para que todas las transmisiones inalámbricas como radio, TV, celulares y Wi-Fi, puedan usarlo y transmitir sin causar interferencia a otros. La coordinación para que todas las empresas de telecomunicaciones utilicen este rango del espectro es otro de los retos que deberán enfrentar de cara a los próximos años.

Las primeras ciudades y países con 5G

Corea del Sur fue el primer país en poner en marcha una red nacional 5G de la mano de la compañía SK Telecom. Desde abril comenzó a brindar servicio en 85 ciudades con el apoyo de la estructura que brinda Huawei.

El reducido tamaño de su territorio -100.000 kilómetros cuadrados- y el hecho de que casi la mitad de los 51 millones de surcoreanos residen en torno a la capital Seúl hicieron posible la instalación de esta red. 

Una situación similar se dio en el Principado de Mónaco, un territorio conformado por tan solo diez distritos. También con ayuda de la compañía china, esta pequeña ciudad-estado se convirtió oficialmente en el primer país de Europa en contar con 5G. 

Actualmente, la empresa europea de telecomunicaciones Vodafone es la única operadora que ofrece este tipo de conexión en 15 ciudades de España, como Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Valencia, entre las más importantes. El servicio está disponible con tarifas diferenciales para los dispositivos compatibles, como por ejemplo Huawei Mate 20X 5G, Xiaomi Mi MIX 3 5G, los LG V50 y G8 y los Samsung Galaxy S10 5G y el que lanzan este miércoles, el Note 10. 

Del otro lado del Atlántico, la compañía estadounidense Verizon tomó la iniciativa y desplegó en su territorio la nueva red de banda ultra ancha 5G, limitada por ahora a sus clientes de Chicago, Detroit, Minneapolis, Atlanta, Indianápolis, Denver, St.Paul, Providence y Washington, mientras que asegura que antes de que culmine el año se habrá extendido a 30 ciudades.

Con nueve ubicaciones en total, Verizon supera a Sprint (5 ciudades) y T-Mobile (6). Pero todavía sigue detrás de AT&T (con 20 ciudades 5G en vivo), aunque con el foco de esta nueva red puesto en desarrolladores y empresas.

Estados Unidos y China, en «guerra» por las comunicaciones

Mientras las principales economías del planeta disputan una guerra comercial cada vez más tensa, Estados Unidos y China enfrentan —por lo bajo— una guerra tecnológica por el dominio de la llamada «cuarta revolución industrial» que, entre otras cosas, determinará cuál será la potencia preponderante de los próximos 50 años.

La red 5G se hace presente en un periodo histórico donde los usuarios de Internet superan los 3.500 millones, la mitad de la población mundial; y sucede cuando la automatización (robotización) e Internet de las Cosas (IoT) existen ya en gran escala (habrá 50.000 millones de sensores intercomunicados en 2020).

En ese contexto, las últimas cifras provenientes desde la República Popular China revelaron una inversión de US$ 180.000 millones en el desarrollo de 5G hasta 2025, con 11.000 emisoras desplegadas en su territorio. Calculan que en 2022 habrá en China 588 millones de usuarios 5G, 40% del total mundial.

Por su parte, la compañía norteamericana Qualcomm es la empresa extranjera que lidera el desarrollo 5G en China, en alianza con los fabricantes Xiaomi, Lenovo, Oppo, y Vivo. 

A medida que los operadores móviles se alejan de las redes 3G y 4G más lentas, Europa expresó en general su acercamiento a Huawei, aunque con restricciones como el caso de Alemania y Reino Unidos, que es una de las compañías pioneras en infraestructura para redes 5G junto con Samsung (Corea del Sur), Nokia (Finlandia) y NEC Corporation (Japón), entre otros. 

En cambio, la mayor parte de Asia, África y América Latina manifestaron su apoyo mayoritario por el gigante Chino.

Solo Australia y Nueva Zelanda están cooperando plenamente con Estados Unidos. Y Japón decidió prohibir a Huawei por su cuenta.

En síntesis, la potencia que logre captar la mayor cantidad de mercados con el 5G fijará las reglas de juego —estandariza— del sector de punta de las telecomunicaciones en el siglo XXI. 

La llegada del 5G a la Argentina

En sociedad con la compañía china Huawei, Personal realizó una serie de pruebas experimentales por medio de una red móvil, a diferencia de la que habían realizado en 2018 en un entorno controlado. La primera, en mayo, en el DOT Baires Shopping; y una más reciente el último jueves en Córdoba. En ambas oportunidades fue a través de un juego de tenis, con cascos de realidad virtual que permiten el uso de una aplicación directa de 5G con conexión entre dispositivos de bajísima latencia de la red y en tiempo real.

Si bien desde hace tiempo que se habla de la implementación de la tecnología 5G en el mundo, son muy pocos los países en los que esta red tiene un desarrollo incipiente. «Las estimaciones más optimistas apuntan al inicio del despliegue comercial de redes 5G en América Latina recién para 2021», aseguró Martín Heine, director de marketing de Telecom.

En tanto, Claro asegura que actualmente trabaja en mejorar, modernizar y ampliar la infraestructura de su red para dar paso al 5G; aunque sin dar precisiones sobre una probable fecha de desembarco en Argentina. «Este servicio -que se encuentra bajo análisis del gobierno para su reglamentación y asignación de bandas- permitirá una mayor conexión en las industrias, las empresas y cada vez más el desarrollo de ciudades inteligentes», reconoció un vocero de la empresa.

Mientras se encuentra enfocada en la ampliación de la red 4G para llevarle a sus clientes una mejor experiencia de comunicación y navegación, Movistar asegura que los esfuerzos de la empresa apuntan también a la próxima generación de redes de telecomunicaciones.

Sin dar demasiadas precisiones, la compañía sostiene que sus clientes podrán comenzar a experimentar todas las características de esta red de alta velocidad «hasta después de 2022 o 2023».

Etiquetas

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

EuropaCasas por 1 euro en Italia: en qué pueblos se encuentran y requisitos para comprarlas
Ver anteriores