Policiales

La CarlotaLa Policía Federal allanó dos cadenas de carnicerías en Salta y Tucumán

La Justicia Federal de Mar del Plata se llevó documentación de una decena de comercios.

La Justicia Federal avanza en la investigación de una organización narco que sería liderada por el tucumano Iván Cabezas. Ayer se realizaron allanamientos en cadenas de carnicerías “La Carlota”, con la hipótesis de que podrían estar vinculadas, por medio de lavado de activos, al grupo sospechado de traficar droga a nivel nacional.

Los propietarios de los establecimientos negaron cualquier vinculación y cuestionaron la manera en que se desarrollaron ayer los operativos. En mayo de 2015  se había informado, en una causa por evasión impositiva, que los comercios que operaban con ese nombre en Salta no tenían nada que ver con la firma tucumana, según publicó La Gaceta de Salta.

El grupo de Cabezas, que tendría como centro de operaciones la localidad de Orán, está sospechado de hacer ingresar cocaína desde Bolivia para luego ser distribuida en Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, Chaco y Mar del Plata, entre otras localidades. La organización, de acuerdo al expediente judicial, se habría encargado de proveer cocaína a redes de narcomenudeo de esos lugares.

Seis locales de “La Carlota” y al menos cinco del Centro Integral de la Carne de Salta fueron allanados por personal de la División Antidrogas de la Policía Federal de ambas provincias, por orden de Santiago Inchausti, juez federal III de Mar del Plata.

La investigación se aceleró a principios de este año cuando una pareja, que dijo tener vínculos laborales con Cabezas, fue detenida cuando trasladaba cocaína hacia Mar del Plata. Los acusados dijeron que su jefe viajaba en una camioneta de alta gama como puntero (cumple la función de avisar de controles en la ruta). Pero en esta oportunidad no pudieron avisarles porque los efectivos de la fuerza de seguridad realizaron el control en un lugar donde no hay señal de celular.

El supuesto líder escapó y nunca más regresó a Salta ni a su provincia de origen. Fue detenido en febrero cuando vacacionaba junto a su familia en la localidad costera de San Bernardo, ciudad que había elegido para ocultarse.

Otro operativo

Cabezas fue alojado en el penal federal de Chaco. Desde allí, según fuentes judiciales, podría haber seguido operando. Por esa razón, la semana pasada se realizaron allanamientos en Orán, la capital salteña, Jujuy, Córdoba, Mar del Plata y en esta provincia. En esas medidas se incautaron más de 10 kilos de cocaína e importante documentación. En estas tierras, los federales buscaron documentación y algunos vehículos de alta gama que tenían pedido de secuestro, pero no pudieron encontrar ninguno de los que figuraban en una larga lista.

A raíz de esa investigación, los federales irrumpieron en los locales de La Carlota de la capital y de Yerba Buena. La presencia de efectivos armados causó sorpresa entre los empleados, clientes y vecinos. Lo mismo ocurrió en una cadena salteña, que sería propiedad de un conocido o ex socio del tucumano que está alojado en un calabozo de Chaco.

La Justicia investiga si el grupo que lideraría Cabezas podría haber utilizado esas cadenas de carnicerías en supuestas maniobras de lavado de activos. Por ese motivo, los federales secuestraron todo tipo de documentación sobre los movimientos económicos de los comercios; contratos de alquileres; y facturación, entre otros papeles.

El supuesto cabecilla del grupo, desde muy joven, se dedicaba a ese rubro comercial. Comenzó con varias carnicerías en el sur de la ciudad y, hace más de 15 años, decidió probar suerte instalándose en Orán. Allí tuvo un exponencial crecimiento y en poco tiempo instaló locales en esa zona y luego se habría expandido a Tartagal y a la capital salteña. A las carnicerías las bautizó con el nombre “La Carlota”.

Allegados a la empresa tucumana se mostraron sorprendidos por las medidas judiciales, desmintieron tener algún tipo de vinculación con el tráfico de drogas y que todo se debió a una confusión por el nombre de la firma. Pese a que hasta el momento no trascendieron más detalles, segíun fuentes judiciales, no se habría encontrado documentación que vincule a los propietarios de la firma con Cabezas.

Medidas sin chequeo

“Estamos al frente de una empresa familiar que durante más de 20 años trabajó sol a sol para ganar un espacio fuerte en el mercado. Y quedamos envueltos en una investigación porque una persona nos robó el nombre comercial”, explicó Francisco Ale, uno de los propietarios de “La Carlota”.

El empresario destacó además que ellos descubrieron el robo del nombre hace unos dos años. “Pensamos en demandarlos, pero por recomendación de nuestros asesores letrados desistimos de hacerlo. Establecimos que eran insolventes y que era gente pesada. No quisimos tener problemas con nadie”, agregó Ale.

“Esto se podría haber evitado con un simple chequeo de información en los registros pertinentes. Las personas y los bienes que buscaban no son de la firma. Pero no era necesario hacer allanamientos para demostrar eso. Se les entregó toda la documentación que nos exigieron para demostrar que no tenemos nada que ver”, explicó Guillermo Juan Jaureguiberri.

Cabezas se hizo conocido a nivel nacional por haber sido uno de los que denunció al juez Raúl Reynoso por haber pedido coimas a los narcos para no procesarlos. El tucumano, que hasta asumió el rol de querellante en la causa, dijo que le había exigido más de $ 1 millón por un caso de narcotráfico. Sin embargo, el denunciante no llegó a escuchar la condena de 13 años al magistrado porque ya estaba encerrado una celda del penal de Chaco por tráfico de drogas.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Google Maps captó a una pareja teniendo sexo al costado de la ruta en Taiwan
Ver anteriores