Policiales

JusticiaLa misteriosa muerte de una mujer despierta las sospechas de una mala praxis

En poco más de un mes finalizarán las pericias que inició la Fiscalía mientras la familia clama por justicia.

La muerte de María Cristina Ulibarri sorprendió a toda una familia que solo esperaba que la mujer de 53 años se realice, una vez más, unas punciones para aliviar un dolor que aquejaba su espalda. Algo pasó o se hizo mal, por lo que la muerte fue caratulada como “dudosa” por la Fiscalía que investiga el caso para determinar si hubo mala praxis.

Aquello recién se sabrá en unos 45 días. Sobre el cuerpo ya se practicó una autopsia cuyos resultados serán complementados con una serie de pericias que se están practicando en estos días para determinar la causa de la muerte y deslindar responsabilidades.

El fantasma de la mala praxis, que invita a comparar el caso con la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin, ronda en una familia que sufre desde el viernes 13 mientras sabe que debe esperar por los resultados de las investigaciones, aunque no pueden evitar clamar por justicia.

Allegados a la familia contaron a LA GACETA que Cristina Ulibarri padecía algunos problemas en su espalda, tenía artrosis y sufría una hernia; que en 2008 fue operada pero sin éxito porque el dolor permaneció y hasta aumentó.

Para aliviar su dolor, la esposa del periodista Néstor Nieva recurrió a “Diagnóstico Santa Agatha”, ubicado en calle Santa Fe al 100 en donde le practicarían unas punciones. La familia cree que le aplicaban una pseudo anestesia o un calmante.

El martes 10 se había sometido a una en la zona lumbar y el viernes tocaba en la cervical. Cristina entró caminando, más allá de los dolores era una mujer sana, cuentan los familiares.

Lo que se investiga es qué sucedió allí adentro porque quienes acompañaron a Cristina vieron cómo comenzaron a pedir que llamen al Samec con código amarillo. Una de las responsables del lugar –cuyo nombre se reserva por la investigación- les dijo que la mujer había sufrido una especie de reacción alérgica, cosa que no creyeron porque ya se había sometido a estas punciones cuatro o cinco veces antes.

Un familiar habló con una doctora del Samec que la atendió y le dijo que cuando llegó, Cristina ya había fallecido.

Ese mismo día, el CIF intervino en el caso durante varias horas, lo que demuestra que lo sucedido es sospechoso. El cuerpo fue llevado a la morgue de Ciudad Judicial en donde le realizaron la autopsia. Envueltos en dolor, la familia de Cristina Ulibarri espera los resultados de la investigación dispuesta a llegar hasta las últimas consecuencias.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario



CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Devastadores incendios Fotografiaron un «diablo de fuego» en los incendios de Córdoba
Ver anteriores