Nacionales

Caso CicconeLa Justicia tiene cinco días para resolver si Amado Boudou vuelve a prisión

Amado Boudou en libertad al dejar la cárcel de Ezeiza. Foto Juano Tesone

Tras una audiencia clave en Casación, esa Cámara debe resolver si hace lugar al pedido de los organismos del Gobierno para que sea detenido nuevamente.

Con tobillera electrónica, prohibición de salida del país y una restricción para permanecer en un radio de cien kilómetros de su domicilio, Amado Boudou podría perder esa acotada libertad.

El 11 de diciembre fue excarcelado con un voto dividido y polémico del Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4), que el 7 de agosto lo había condenado a 5 años y 10 meses de prisión en la causa por la ex Ciccone Calcográfica. Las querellas de la causa, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA), solicitaron entonces ante la Cámara de Casación que sea revocada la excarcelación y este miércoles se realizó una audiencia clave.

La Sala IV de la Cámara de Casación, el Máximo Tribunal penal, constituido por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani, fijó audiencia para las 11.15 para tratar el caso Boudou. En esta oportunidad, no se discute la sentencia de la causa Ciccone, que lo había llevado nuevamente a prisión el 7 de agosto pasado, sino que están en análisis los pedidos de la OA (a cargo de Laura Alonso) y de la UIF (Mariano Federici) para que el ex vice de Cristina Kirchner vuelva al Penal de Ezeiza.

La audiencia duró media hora y en representación de Boudou estuvieron sus abogados Graciana Peñafort y Alejandro Rúa.Fue este último quien señaló el recurso a las querellas, que apelaron la excarcelación, estuvo mal concedido.

El fiscal ante la Cámara, Javier De Luca indicó en este mismo sentido, que «no puede ser recurrente el querellante en incidentes de excarcelación», planteo que reforzó Rúa al señalar que en ningún incidente de esta naturaleza se le había dado intervención a la OA y a la UIF y que en esas circunstancias no hubo queja por parte de los organismos del Estado. 

Por otro lado, la defensa del ex vicepresidente indicó que no existen riesgos procesales que lo conduzcan nuevamente a prisión ya que es monitoreado con dispositivo electrónico, cada quince días se presenta en los Tribunales de Comodoro Py para comparecer y tiene prohibición de salida del País, entre otras restricciones. 

A partir de hoy, la Cámara de Casación deberá resolver si hace lugar al pedido de los organismos del Gobierno dentro de los cinco días hábiles. Según supo Clarín, al menos uno de los jueces ya pidió ese tiempo de plazo para expedirse. Otro se manifestó por resolver rápidamente.

Las juezas María Gabriela López íñiguez -quien ya se había opuesto a su detención durante la condena del juicio por la imprenta- y Adriana Palliotti -que se sumó luego al TOF 4 en reemplazo de su colega Pablo Bertuzzi, ascendido a camarista, y eso permitió torcer la decisión- votaron a favor de la excarcelación de Boudou en diciembre pasado. El otro juez del Tribunal, Néstor Costabel, rechazó el pedido de libertad.

Para las querellas, no correspondía que el Tribunal se expidiera respecto del nuevo pedido de excarcelación ya que “actualmente se encuentra en trámite ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación el recurso de queja deducido por la defensa de Amado Boudou contra el rechazo del recurso extraordinario que interpuso esa parte ante la Cámara de Casación”.

Por un lado, la UIF entiende que, ante esa apelación presentada por la defensa del ex vice cuando fue detenido y sobre la cual debe expedirse la Corte, el Tribunal Oral perdió “la potestad de resolverrespecto de ese punto en particular, sobre todo considerando que las aristas de ponderación tenidas en cuenta al momento de resolver no han variado”.

El organismo antilavado coincidió con el voto disidente del juez Costabel, quien sostuvo que el planteo del fiscal ante el Tribunal Marcelo Colombo -el primero en pronunciarse a favor de la excarcelación-, “carece de una fundamentación autónoma y, por ende, esta circunstancia lo inhabilita como acto válido”.

En el mismo sentido se pronunció la OA, al argumentar que hay un recurso en tratamiento en la Corte Suprema y además, «no se modificaron las circunstancias que llevaron al dictado de la prisión preventiva» de Boudou. 

Por estos motivos, las querellas aseguraron que el TOF 4 “incurrió en arbitrariedad manifiesta” al entender que “no resultan de una derivación razonada del derecho vigente en relación con las circunstancias comprobadas de la causa”, el haber otorgado la libertad a Boudou. La OA y la UIF apelaron y ahora resolverá Casación. 

Las justificaciones de la excarcelación

En su voto, las juezas López Íñiguez y Palliotti habían avalado los planteos del fiscal Colombo, quien sostuvo previamente que “el encarcelamiento sin condena firme sólo puede aplicarse excepcionalmente, y cuando se considere que existe en el caso concreto peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación”. Y agregó: “El dictado de la sentencia de condena no firme no debe operar en forma automática en relación a la valoración de los riesgos procesales, sino antes bien, debe ser ponderado en forma conjunta con otras circunstancias objetivas que denoten peligros de fuga”.

El análisis de la «conducta procesal» de Amado Boudou fue otro aspecto utilizado a favor de su excarcelación: “Tanto en este y en otros procesos penales, no se encuentra la existencia de un riesgo procesal a la altura de lo que la Corte Federal exige, esto es, un riesgo cierto en el caso concreto, fundado en circunstancias objetivas y como única posibilidad de lograr el sometimiento al proceso y la realización de la ley penal sustantiva”, señalaron las magistradas en su voto.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Postales de inviernoLa precordillera salteña se vistió de blanco por una intensa nevada
Ver anteriores