Política

Nueva encuestaLa caída de Alberto Fernández también pega en su base electoral: cómo están los números para el 2021

Lo muestra un estudio nacional de Synopsis. La cercanía con Cristina Kirchner y los 16,9 puntos de “desencantados”.

Desde hace algunas semanas, los analistas de opinión pública empezaron a alertar sobre un nuevo fenómeno político. En paralelo a la persistente caída en la imagen de Alberto Fernández la gente comenzaba a «mimetizar» la figura del Presidente con la de su vice, Cristina Kirchner. Ahora, avanzan un paso: aseguran que esa simbiosis está impactando en la base electoral del Frente de Todos. Para mal.

El estudio que advierte sobre este tema, y al que accedió Clarín esta semana, es de la consultora Synopsis. Se trata de una encuesta nacional, de 1.674 casos, relevados entre el 10 y el 14 de septiembre, con +/. 2,8% de margen de error. La consultora viene sacando informes quincenales que son un termómetro del humor social, en medio del particular momento por la crisis sanitaria y económica.

Antes de entrar en el terreno electoral, en el informe se ve cómo casi todas las variables vienen a la baja para el Gobierno:

– Un 47,3% cree que las medidas que tomó el Presidente para combatir el coronavirus fueron entre «malas» y «muy malas», contra el 35,5% que las consideró entre «buenas» y «muy buenas».

– Un 48,7% tiene imagen negativa de Alberto Fernández, contra 37,8% de positiva. Desde fines de marzo, la negativa le subió 28,9 puntos y la positiva le bajó 21,3.

– La ponderación de la gestión también sufrió un vuelco profundo: en abril, combinaba + 64,3% y – 17,4%; ahora, + 36,5% y – 47,9%.

Otro dato importante adelantado por Clarín, y que también ayuda a entender el contexto, es cómo la agenda de Cristina con la reforma judicial y los desplazamientos de jueces (avalada por Fernández) está disociada de las urgencias de la gente. Los encuestados le piden al Presidente volver a la propuesta central de campaña: poner en marcha la economía.

Todo este combo impacta en los números electorales. Desde julio, a poco más de un año de las primarias legislativas, Synopsis introdujo una pregunta en sus estudios. «Si hoy fueran las elecciones legislativas de 2021, ¿a qué fuerza política votaría? ¿Al oficialismo o a otra fuerza política?». Desde entonces, la brecha a favor de la oposición se fue ampliando.

– En julio, el Frente de Todos tenía 38,6% de intención de voto contra 46,3% de «otra fuerza política»: 7,7 puntos de diferencia.

– En agosto, 36,8% del FdT contra 47,5% de «otra fuerza»: 10,7 de diferencia.

– En septiembre, 35% del FdT contra 48,7% de «otra fuerza»: 13,7 de diferencia.

Los indecisos fueron creciendo, pero poco: de 15,1% en julio a 16,3% en septiemebre.

¿Esto significa que el Frente de Todos se encamina a perder la elección intermedia del 2021? No necesariamente. Por varias razones. La primera, obvia, es que falta mucho para los comicios. La segunda es que, aun en baja, 35 puntos para una elección intermedia es una buena base, ya que la oposición suele dispersarse más que para una presidencial. 

¿Cómo recuperar a los desencantados?
Pero más allá de lo cuantitativo, la duda también es cualitativa. ¿Cómo se recuperan esos desencantados? Está ocurriendo un proceso similar al que le pasó a Cambiemos. En un momento de la gestión de Mauricio Macri, el interrogante era cómo reconquistar el voto de los que se habían sumado entre la primera vuelta y el balotaje de 2015 para vencer a Daniel Scioli.

Más datos de la encuesta de Synopsis para entender el panorama actual:

– Dentro de los que dijeron haber votado al Frente de Todos en 2019, «sólo» el 72,4% repetiría hoy su decisión. Un 10,7% no sabe y un 16,9% elegiría «otra fuerza». Este último punto es el más sensible para el oficialismo: en julio, lo que pegaban el salto rondaban el 10%.

– Entre los que repetirían el voto, más del 80% tienen imagen positiva de Cristina.

– Entre los que se irían a otra fuerza, más del 90% tiene valoración negativa de la ex presidenta.

Lo explica Lucas Romero, politólogo y director de la consultora:

– «Si uno tuviera que encontrar factores explicativos del desencanto, probablemente tiene que ver con el rol de Cristina y la imagen que esos desencantados tienen de ella. Nos pareció un dato muy elocuente para tratar de entender el desencanto».

«Esto también está en línea con el análisis que uno hace del proceso electoral del año pasado, cuando Alberto Fernández logró ensanchar la base electoral del kirchnerismo. Un poco convenciendo que, además de prometer que pondría en marcha la economía, este iba a ser un gobierno distinto al de Cristina o el que iba a gobernar era él y no ella. Esto era el Frente de Todos y no el Frente para la Victoria».

– «Es como la cláusula política del contrato electoral de Alberto Fernández que más estaría incumpliendo, con este perfil tan identificado con las ideas y el estilo de gobernar de Cristina. Está todo vinculado: el proceso de mimetización de Alberto con Cristina y cómo esto le hace perder el apoyo de un electorado más moderado que todavía tenía un sentimiento refractario hace la ex presidenta. El desafío es cómo repetir ese truco el año que viene. Cómo volver a seducir a esa porción de votantes que lo eligieron a pesar de tener mala imagen de Cristina».

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Triste travesíaDesgarrador video: cruzó de Tucumán a Santiago del Estero con su hija enferma en brazos
Ver anteriores