Foto-Noticias

La alarmante imagen de una tortuga muerta por la contaminación que ganó un premio de fotografía

Dead green sea turtle (Chelonia mydas) hooked and tangled in fishing line as bycatch. Image made in The Bahamas.

El canadiense Shane Gross captó al animal atrapado en una red de pesca y con el anzuelo en su boca

La contaminación por plásticos sigue golpeando la vida marina. En muchas ocasiones, las tristes protagonistas de la contaminación son las bolsas de plástico o los envases flotando en el agua, pero también permanecen en mares y océanos millones de toneladas de redes abandonadas de forma voluntaria o accidental.

El material sintético -polimeros de diversas categorías- que forma estos residuos tienen una vida muy larga y sus efectos se dejan ver durante muchos años en diversos grupos de animales.

 

Las tortugas marinas se encuentran entre los animales más perjudicados por la contaminación y se ha documentado ampliamente la muerte masiva de ejemplares en diversas partes del planeta.

Entre los casos más recientes de imágenes impactantes de este fenómeno se destaca la imagen titulada «Víctima», del fotógrafo canadiense afincado en Bahamas Shane Gross, especializado en fotografía submarina y fotoperiodismo.

Shane Gross consiguió con esta impactante foto el premio «Conservación 2019» de la Ocean Art Underwater Photo Competition. El autor explicó que localizó la tortuga después de que un grupo de submarinistas le indicaran que habían visto el cadáver frente a la costa de Eleuthera, en las Bahamas. «Cuando la gente que la encontró me lo contó, supe que tenía que acercarme al lugar y quitar el hilo de pesca para que no causara más víctimas», detalla Gross en su página en Internet.

El cadáver corresponde a un ejemplar adulto de tortuga verde (Chelonia mydas) y con toda probabilidad su muerte fue provocada por el anzuelo y el hilo de pesca que todavía se mantenía en su boca cuando Gross captó la tétrica imagen ahora galardonada.

Como recuerdan los manuales de vida marina, la tortuga verde es una especie de la familia Cheloniidae. Los ejemplares adultos pueden superar el metro y medio de longitud y los 300 kilos. Se conocen dos poblaciones principales de esta especie en los océanos Atlántico y Pacífico.

A diferencia de su pariente cercano, la tortuga carey, el hocico de la tortuga verde es muy corto y su pico no tiene forma de gancho. La vaina callosa de la mandíbula superior de la tortuga posee un borde ligeramente denticulado, mientras que su mandíbula inferior tiene una denticulación más fuerte, cerrada y definida, como se indica en Wikipedia.

El nombre común de la especie deriva del color verde de su grasa, y no del color de su caparazón. Como especie reconocida en peligro de extinción por la UICN y la CITES, su explotación está protegida en casi todos los países del mundo.

Es ilegal capturar, dañar o matar tortugas de este tipo. Adicionalmente, algunos países implementaron varias leyes para proteger a las tortugas y sus sitios de anidación dentro de su jurisdicción.

Pese a la protección oficial, la población de estas tortugas sigue amenazada debido a algunas prácticas humanas, como la caza (por su carne), el robo de huevos depositados en los nidos en la arena, pérdida de zonas de nidificación y la contaminación marina.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android


Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Una postal inusualLa Cataratas del Iguazú, sin turistas y con una sequía histórica
Ver anteriores