Mundo

Venezuela Juan Guaidó: “Respetamos al nuevo gobierno argentino y pedimos su solidaridad”

Lo aseguró el “presidente interino” de Venezuela. Con todo, cree que lo importante es enfocarse en lograr elecciones presidenciales libres para resolver el conflicto. Y confía en tener las mejores relaciones con el nuevo gobierno argentino de Alberto Fernández.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y presidente de la Asamblea Nacional, confía en tener las mejores relaciones con el nuevo gobierno argentino de Alberto Fernández. Pide la solidaridad y el respeto para con los venezolanos refugiados en Argentina y el reconocimiento para con su embajadora Elisa Trotta. Ha pasado un año desde que se lanzó para cambiar de gobierno sin lograrlo. Y ahora se prepara para su segundo año el 5 de enero. Su reelección ya la tiene asegurada por mayoría, confiesa en la entrevista que concedió a Clarín. Y si el régimen de Nicolás Maduro​ le cierra las puertas por las malas, el líder de la oposición insistirá en repetir ese día como sea y donde sea.

-¿Qué autocrítica hace de por qué ha fallado la oposición en lograr la salida de Nicolás Maduro del poder?

 

-Más que fallar no hemos logrado salir de la dictadura. Lo primero es que estamos en una dictadura, hemos subestimado la organización del mal. La banalización del mal. Subestimamos la capacidad de la dictadura de hacer el mal. En cualquier contexto normal ya se habría avanzado en un gobierno de transición. En segundo lugar, el manejo de las comunicaciones, hay una censura absoluta, en las radios no se puede mencionar mi nombre. Tenemos que mejorar la comunicación con métodos y medios no tradicionales, y llegar a la población, la construcción de un proceso, y en tercer lugar las expectativas.

-¿Pero no hace ninguna autocrítica?

-Tenemos que ir a todos los sectores. Hemos intentado de todo pero no lo suficiente y vamos a insistir. Tenemos que ampliarnos a todos los partidos políticos, estudiantes, gremios, toda la sociedad.

-¿Se va a reunir con María Corina Machado?

-Nos vamos a reunir con todos los políticos, sectores y organizaciones para lograr la unidad.

-¿Cuál es la causa de que su figura se haya ido desgastando en solo un año de gestión?

-La política en sí misma desgasta. Es normal que cualquier figura política se desgaste. Creo que es normal que nos oxidemos. Mantenemos 45% de respaldo, agrado, confianza y 54% de apoyo. Empezamos con 1% este año y en el 2020 arrancamos con más agrado que hace doce meses. Vamos a relanzar la marca. Ahora tenemos capacidad para hablar con la comunidad internacional. Y la interlocución con las fuerzas vivas. Es normal el desgaste en cualquier proceso político.

-El régimen de Maduro se ha lanzado a la ofensiva en los ataques contra los diputados opositores ¿Qué están haciendo para evitarlo y qué tanto los ha afectado?

-Esto es una dictadura y no un gobierno, que reprime y tortura para aniquilar el Parlamento. Estamos protegiendo a los diputados perseguidos.

-La bancada oficialista dijo que no iba a permitir un Parlamento virtual con los votos a distancia y las teleconferencias.

-La reforma del reglamento fue aprobada con 93 diputados por mayoría y no pueden impugnarla con un tribunal usurpador. Sabemos que van a intentar arrebatar nuestras facultades como lo han venido haciendo desde el 2015 cuando ganamos las legislativas. Vamos a avanzar. Tenemos la mayoría absoluta y la vamos a ejercer a plenitud.

-¿Con los votos a distancia de 30 diputados perseguidos y en el exilio se asegura su reelección para el 5 de enero próximo?

-No hace falta porque la reforma fue aprobada con 93 votos y se requieren 84. Tenemos mucho más de lo necesario para la reelección en la presidencia de la AN y la presidencia interina.

-¿Qué le parece que haya ganado un gobierno pro chavista como Alberto Fernández y Cristina de Kirchner en Argentina?

-Respetamos de manera clara que el pueblo de Argentina decidió a favor de Alberto Fernández. Ojalá en Venezuela pudiéramos tener elecciones libres presidenciales y que respetaran al Parlamento y no tener parlamentarios perseguidos, torturados y en el exilio. Queremos tener alternabilidad de poder con el voto popular como en Argentina.

-¿Cuál es el mensaje para el presidente Alberto Fernández?

-Pedimos su solidaridad con el sufrimiento de los venezolanos que han tenido que refugiarse en Argentina escapando de la dictadura. Que sea respetado el estatus de los venezolanos en Argentina y los respalde.

-¿Cómo piensa resolver el hecho de que ahora hay dos embajadoras venezolanas en Argentina?

-Le pediría al presidente Fernández que acepte el nombramiento de Elisa Trotta para que pueda seguir representándonos.

-¿Definitivamente descarta el uso de la fuerza para derrocar a Maduro?

-No descarto nada. El uso de la fuerza es una de las tantas opciones, como las presiones que tenemos en el proceso para cesar la usurpación de Maduro. En todo caso soy el presidente encargado de Venezuela. Está la cooperación internacional. Creo que lo más importante es enfocarnos en las elecciones presidenciales realmente libres para resolver el conflicto. Maduro sigue secuestrando el poder.

-¿El gobierno de Donald Trump ha descartado la intervención militar contra Maduro?

-Planteamos más bien la cooperación internacional. Bolívar hace 200 años pidió la intervención con la legión extranjera del Reino Unido para liberar a Venezuela y cinco países de América. Simplemente no descartamos nada con la presión interna para ir a unas elecciones presidenciales.

-¿Por qué la cúpula militar no se ha hecho eco de los llamados que usted le ha hecho para que abandonen a Maduro?

-Por temor y complicidad con la dictadura. Los altos oficiales de la Fuerza Armada Bolivariana han sido perseguidos y encarcelados. El descontento es muy grande, la deserción de la tropa es masiva.

-¿Por qué no han invocado la cláusula del TIAR de la cooperación internacional?

-No tenemos todavía toda la capacidad necesaria para dar ese paso. Privilegiamos en principio toda la presión internacional antes que nada para llegar a las elecciones libres.

-¿No se equivocaron con hacer alianzas con sectores duros del gobierno de EE.UU. que luego acabaron apartándose, tal como ocurrió tras la rebelión militar fallida del 30 de abril?

-Lo que pasó el 30 de abril es que hubo fallas en las comunicaciones. Había oficiales, capitanes, tenientes que se manifestaron en Caracas pero no se logró extender el movimiento a todo el país. Seguimos insistiendo y llamando al ejército para que respalden la vía democrática de las elecciones.

-Pese al descontento generalizado en los cuarteles ¿La cúpula militar no está aún en condiciones de rechazar al régimen?

-Tenemos el ejemplo de los sargentos de la Guardia Nacional que se rebelaron en Cotiza y otros. Reconocer la deserción masiva de los militares por parte de la FAN ya es una muestra de fracaso y del descontento contra la dictadura. La situación es compleja para todos. Esperamos su alineación para lograr la fuerza necesaria para impulsar la transición.

-¿Cree que la dolarización y la burbuja económica del último tiempo puede debilitar la lucha de la oposición?

-La dolarización de la economía es una demostración del fracaso de Maduro. Todos saben que la burbuja se desinfla tan pronto le falten los dólares en el mercado. Solo unos cuantos como los enchufados de la dictadura se dan la gran vida y pueden comprar en los bodegones los productos importados, pero para el 85% de la población es pura miseria, no hay comida ni medicinas ni bolívares para comprarlos.

-¿Si fuera presidente rescataría el bolívar como moneda nacional?

-Ya soy presidente pero el que dolarizó fue Maduro. El bolívar volverá cuando vuelva la voluntad y la confianza y no con la dictadura. La base de todo es la confianza. Hay muchos mecanismos y son sencillos pero la recuperación económica pasa por la salida de Maduro.

-¿Cuál es su plan B si lo arrestan, piensa exiliarse o acabar preso?

-Creo que no lo han hecho hasta ahora por miedo, por el respaldo nacional e internacional que tengo. Encarcelarme sería un boomerang contra la dictadura. Hoy Maduro no tienen la fuerza para hacerlo. No tiene ni el respaldo popular ni el reconocimiento de la comunidad internacional. Se imagina la reacción internacional que tendría con los 60 países que me respaldan.

-¿Los tres pasos de su hoja de ruta parecen una ilusión que acabó sin conformarse fortaleciendo a Maduro?

-Va a derivar en una realidad. Todo el mundo sabe lo que ha pasado en Venezuela. Necesitamos la transición para reinstitucionalizar el país. Los tres pasos del cese de la usurpación, transición y elecciones son un mantra que debemos relanzar con todos los sectores. Es una lucha que debemos hacer todos juntos.

-¿Por qué no han nombrado todavía a los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE)?

-Porque es un proceso legislativo que lleva un cronograma de entre 60 y 90 días para convocar las postulaciones de los candidatos y lo vamos a hacer en enero próximo.

-¿Qué hará si los 4 de los 11 miembros de la comisión electoral son chavistas y deciden torpedear el nombramiento del nuevo CNE?

-Estamos en una dictadura para resolver parte de los problemas creados por ellos mismos. Si los chavistas se separan del proceso y siguen abusando del poder se nombrarán a otros para continuar con las nuevas autoridades electorales.

-¿Qué pasará si la constituyente o el tribunal supremo chavista nombran otro CNE paralelo?

-Será entonces un órgano electoral chavista no reconocido ni legal ni constitucionalmente. Sería otro error y abuso de la dictadura.

-¿Cuál es su estrategia de lucha para el 2020?

-Seguimos con los tres pasos de la hoja de ruta pero habrá ciertos cambios como la reunificación de los sectores, organizaciones políticas, sociales, profesionales y gremiales y aumentar la presión y reconocimiento internacional para que la comunidad internacional no permita los abusos de la dictadura de Maduro y continúe traficando el oro y sin dejar las protestas de calle.

-¿Hay posibilidades de un nuevo diálogo con Maduro según lo anuncia el diputado del Polo Patriótico, Eustoquio Contreras?

-Ninguna. Descartamos el diálogo con Maduro después que se retiró en julio y mató el diálogo de la mesa de negociaciones de Oslo y Barbados donde perdió la oportunidad de su vida. Estoy dispuesto a conversar sólo sobre las condiciones de elecciones presidenciales sin Maduro en el poder.

-¿Cómo cree que se dará la salida de Maduro?

-Muy sencillo. Como dictador puede negociar varias opciones, que él se vaya tranquilamente del país a un exilio dorado. También puede nombrar a un candidato suyo para participar en las elecciones presidenciales o ser detenido. El escoge la opción de salvarse o enterrarse en una cárcel.

-¿Cree que Maduro está colgando de una rama a punto de caer o ha echado raíces?

-Está guindando a punto de caer. No tiene respaldo popular ni económico, ni internacional, ni de la tropa armada. No tiene sino unos pocos generales que lo sostienen. Al retirarse el generalato se cae solo como Evo Morales.

-¿Y cuándo será eso?

-Muy pronto.

-¿Cómo presidente interino puede convocar elecciones presidenciales el próximo año?

-Esa es una posibilidad que la tenemos en la agenda del 2020 cuando se produzca el desenlace global de la crisis.

-¿Y las elecciones parlamentarias cuándo se convocarán que supuestamente se deberían hacer en diciembre del próximo año?

-No hay fecha de las elecciones legislativas. Primero van las presidenciales libres.

Etiquetas

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android


Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Luego de tres años reapareció un guanaco albino en la Reserva Natural de Villavicencio
Ver anteriores