Tecnología

RedesInstagram le declara a la guerra a los “influencers” con falsos seguidores

La red social eliminará followers, comentarios y “linkes” de “cuentas utilizan aplicaciones de terceros para aumentar artificialmente su audiencia”.La red social Instagram advirtió este lunes que está rastreando seguidores falsos, “Me gusta” y comentarios generados por aplicaciones diseñadas para hacer que las cuentas parezcan más populares de lo que realmente son. La medida se produce en momentos en que Facebook, el padre de Instagram, se esfuerza por asegurar a sus usuarios que se puede confiar en la red social líder y sus servicios, según informó Perfil.

” La compañía utilizará herramientas de moderación que, gracias al machine learning, podrán identificar las cuentas que utilicen este tipo de servicios y eliminar todo contenido ilegítimo”, informó el website “Hipertextual”. Instagram y la influencia en redes de ciertos usuarios y usuarias se haya convertido en una forma de ganarse la vida ha llevado a que sean miles las cuentas que crezcan de forma fraudulenta, con seguidores comprados, y que hinchan sus estadísticas para atraer a marcas y anunciantes”. “Recientemente, hemos visto que las cuentas utilizan aplicaciones de terceros para aumentar artificialmente su audiencia”, dijo Instagram en una publicación. “A partir de hoy (lunes), comenzaremos a eliminar los ‘Me gusta’, seguimientos y comentarios no auténticos de las cuentas que utilizan aplicaciones de terceros para aumentar su popularidad”, señaló.

Instagram está utilizando programas de software para ayudar a identificar las cuentas que usan dichas aplicaciones y purgar los productos de actividades que no puedan ser verificadas como auténticas. La red notificará a sus usuarios cuando proceda a remover comentarios, seguidores o “Me gusta”.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores