Policiales

Barrio RosedalImputaron a cuatro policías que dejaron morir a un detenido

La fiscal de la causa los acusó de «homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público».

La fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio, imputó a los cuatro policías detenidos por los hechos ocurridos el viernes pasado en barrio Rosedal, cuando un hombre murió en el momento en que lo trasladaban a una dependencia policial. Los hechos ocurrieron durante un incidente familiar, por una denuncia de violencia de género realizada por la pareja de la víctima.

Luego de contar con los resultados de la autopsia, la fiscal consideró que los efectivos incurrieron en los delitos de «homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real». Los imputados son los sargentos Alberto Gabriel Figueroa, Gonzalo Robustiano Delgado y Rubén Esquivel y el cabo José Oscar Santos, según informó El Tribuno

Todo sucedió el viernes a la mañana cuando Martín Rodrigo Carreras, de 32 años, se presentó en estado de intoxicación por consumo de estupefacientes en la vivienda de su expareja e hijos menores, y se comportó de manera violenta, como ya había sucedido en otras ocasiones. La mujer realizó un llamado al Sistema de Emergencias 911 y minutos después se constituyó en el lugar un patrullero policial con los cuatro uniformados..

Conforme la información difundida por el Ministerio Público en su página web, Carreras ofreció resistencia a la detención y una vez reducido fue trasladado a la dependencia policial en la caja de la camioneta, mientras que en la cabina ubicaron a la mujer y a sus dos hijas. Al llegar a destino los policías se percataron que el detenido se encontraba sin signos vitales.

La autopsia reveló que Carreras murió por «asfixia restrictiva por delirio agitado». Según los estudios médicos, se trata de una patología que aparece en adictos de larga data, la que se caracteriza por un cuadro psicótico agudo, con agitación, euforia, agitación, pensamiento delirante, con ideas paranoides y alucinaciones.

Por esta situación la fiscal Salinas Odorisio dispuso la detención e imputación de los efectivos, al considerar que el deceso de la víctima se produjo «a raíz de la conducta imprudente y antirreglamentaria del personal actuante». En ese sentido, la funcionaria interpretó que los suboficiales «contravinieron expresas disposiciones legales y protocolares en orden a la prohibición de trasladar a cualquier persona en la caja de una camioneta». De igual manera los responsabilizó «por haber contravenido la expresa disposición de evitar toda coincidencia física de un agresor con la víctima de violencia de género». Es decir que los policías no debieron conducir a la víctima y al victimario en el mismo vehículo, más aún teniendo en cuenta que la denunciante se encontraba junto a sus pequeños hijos

Durante la audiencia de imputación que se realizó ayer, los sargentos Figueroa, Delgado, Esquivel y el cabo Santos, fueron asistidos por un abogado particular y los cuatro se abstuvieron de declarar. Por la gravedad de los hechos que les imputa, la fiscalía solicitó al juez de Garantías en turno que los agentes continúen privados de su libertad.

La mujer denunció que el miércoles a la noche Carreras, quien tenía las llaves de la vivienda, ingresó furioso, la insultó y la tomó del cuello delante de las niñas. Dijo que el hombre huyó al advertir que ella había llamado al 911. Contó que una situación similar ocurrió en la madrugada del jueves y la mañana del viernes. En esta ocasión la policía llegó cuando el hombre intentó derribar la puerta de acce so.

Etiquetas

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter


Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Google Maps captó a una pareja teniendo sexo al costado de la ruta en Taiwan
Ver anteriores