Política

Escándalo Imputan a Donda por ofrecerle un plan social y un cargo en el INADI a su empleada doméstica

Victoria Donda

El fiscal Eduardo Taiano ya ordenó medidas respecto de la denuncia por administración fraudulenta y malversación de fondos contra la funcionaria.

Aunque aún no formuló el requerimiento de instrucción contra la funcionaria, en los hechos el fiscal federal Eduardo Taiano ya imputó a Victoria Donda por administración fraudulenta y malversación de fondos públicos, por ofrecerle un plan social o un cargo en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) a su empleada doméstica, Arminda Banda Oxa.

La denuncia «por hechos de corrupción» fue presentada por el abogado penalista de Banda Oxa, Fernando Zarabozo, quien planteó que la empleada doméstica trabaja desde el año 2007 con la titular del INADI, quien pretendió echarla una vez iniciada la cuarentena por el coronavirus, «intentando que aquella renunciara por su propia voluntad y de manera unilateral, ofreciéndole en dicha oportunidad, en caso de acceder a ello, la percepción de un subsidio o de un cargo en el INADI, siendo que tales circunstancias la eximirían de pagar la indemnización correspondiente por despido injustificado», según la denuncia presentada por Zarabozo, señaló el fiscal Taiano en su dictamen.

La causa quedó radicada en el juzgado federal de Sebastián Casanello, que delegó la investigación en la fiscalía. Taiano ya pidió una serie de medidas de prueba para certificar la denuncia, como que la ANSES remita la documentación sobre Banda Oxa; y citó al abogado Zarabozo para que el próximo martes ratifique su denuncia con toda la documentación que acredite los cargos presentados contra Donda. Recién entonces, se podrá formular el requerimiento de instrucción correspondiente contra la funcionaria.

La denuncia del abogado Zarabozo menciona un audio, en el que Donda le dijo: “Sí claro yo lo que te estoy diciendo que se te puede anotar en un plan o algo por ahí podemos anotarte. Necesito que vos me digas eso… renunciás, porque hay que darte de baja para poder anotarte en un plan y después se puede pagar para que saques la jubilación. Pero yo también necesito resolver eso… mi novio que entiende… Y entiendo también que necesites la plata. Los planes están cobrando más o menos unos 10.000 pesos y la contraprestación puede ser cerca de tu casa», dice Donda en el audio transcripto en la denuncia de Zarabozo, a la que accedió Clarín.

Además, el abogado de la empleada doméstica de Donda incluyó en la denuncia mensajes de texto, donde la funcionaria le dijo también: «Decime que querés hacer y si te puedo ayudar en algo con lo de tu hermana. También podemos ver un contrato en el INADI».

«Esta cadena de mensajes demuestra como la Sra Victoria Donda utiliza la influencia y los recursos públicos que administra en el ejercicio de su función para resolver sus cuestiones particulares de su esfera privada, para tratar de resolver sus incumplimientos personales como empleadora y para tratar de minimizar los impactos económicos que le generaría un reclamo laboral de una persona que no fue registrada regularmente desde hace muchos años», sostuvo el abogado.

«Sin perjuicio que el presente caso es un caso individual, las condiciones con que se maneja la Sra Donda y la impunidad con la que actúa nos da cuenta que se trata de una mecánica habitual en la forma de administrar los recursos públicos», concluyó el abogado Zarabozo la denuncia judicial.

Ante la consulta de Clarín, cuando estalló el caso, el lunes pasado, la funcionaria dio por válidos los audios y mensajes de texto presentados por el abogado Zarabozo. Reconoció los ofrecimientos de un plan social y un contrato en el INADI, aunque le quitó el carácter delictivo a su accionar. Sostuvo que la empleada trabaja con ella desde el año 2016, que la tenía «en blanco» y que «como me dijo que quería renunciar, porque le dolía el brazo, entonces le ofrecí ingresar en el INADI o en algún plan social».

En los recibos de sueldo que la funcionaria entregó a Clarín figuran pagos realizados por la funcionaria a Arminda, desde julio de 2016, cuando le pagaba $5.000 mensuales, hasta enero de 2021, cuando también le pagaba $5.000, como si le hubiera pagado a su empleada doméstica el mismo sueldo durante cuatro años y medio, sin ningún tipo de actualización inflacionaria. En ese mismo período los aportes laborales que le hizo fueron subiendo de $176, en agosto de 2016, a $363, en enero de este año, según los recibos aportados por Donda.

«Ella me dijo varios veces que tenía problemas personales, que no podía salir de su casa a hacer nada, porque tiene un hermano internado y que por esa situación no sabía si iba a seguir trabajando conmigo en casa. Como la tengo registrada, le pedí que renuncie, para que no se quede sin nada. Le ofrecí ayudarla con algún tipo de trabajo en el INADI, donde podía ingresar en el sector de maestranza o podía entrar a un programa de promotores contra la discriminación, para la gente de barrios humildes, o sino con algún plan», dijo Donda a Clarín. Y agregó que, si Arminda renunciaba, «le iba a pagar una indemnización, como corresponde. Pero la están usando políticamente, para intentar perjudicarme».

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Italia: la espectacular erupción del volcán Etna
Ver anteriores