Espectáculos

CórdobaFuerte rechazo a dichos machistas del Chaqueño Palavecino a una periodista

El cantor salteño tuvo una actitud sexista con una periodista de Canal 10 de Córdoba. Más tarde, la conductora del noticiero publicó un fuerte cuestionamiento en sus redes.

Una vez más, Oscar Esperanza Palavecino, “El Chaqueño”, quedó en medio de una fuerte polémica que generó luego de protagonizar una actitud sexista con una cronista de la televisión cordobesa mientras lo entrevistaba en el marco de la presentación de los festivales que realizarán en esa provincia este verano. El cantor salteño fue entrevistado en un móvil de Canal 10 por Ivana Freitag y lanzó un desubicado comentario con respecto a un tatuaje que la periodista luce en su espalda, acompañado por una mirada también cuestionable.

 

Aunque en el momento el resto de los entrevistados se ríe de la situación, hay que destacar que el músico santiagueño Carlos “Cali” Carabajal, integrante de Los Carabajal, también se agarra la cabeza como no pudiendo entender la reacción del Chaqueño.

El diario La Voz del Interior destacó que horas después del suceso, la conductora del noticiero, Guadalupe Zamar, emitió un descargo en sus redes sociales en el que cuestiona fuertemente la actitud de Palavecino y hasta ensaya una autocrítica por no haber intervenido enérgicamente en ese instante.

“Estas cosas no pueden paralizarnos más. No podemos seguir quedándonos callados. No puede dar lo mismo. Me indigna profundamente que una persona creyéndose en situación de superioridad pueda hacer comentarios lascivos, ofensivos y sexistas sobre otra persona, sobre todo cuando esa otra persona es una laburante que está haciendo su trabajo. Pido perdón por no haberlo escrachado públicamente y no haber repudiado con más firmeza en el momento la actitud espantosa del Chaqueño Palavecino”, expresó Zamar en su duro descargo. 

El posteo completo de Zamar, a continuación:

“El martes pasado, mientras conducía el noticiero de la Crónica Central, viví una situación en la que no supe reaccionar como corresponde. Y entendiendo que soy comunicadora, creo que tengo que hacer una reflexión y autocrítica pública.

En un móvil en vivo, una gran compañera entrevistó al Chaqueño Palavecino durante la presentación de los Festivales de Verano. Quienes hemos hecho notas a este artista, conocemos de su tendencia al desubique y su marcado sexismo. Desafortunadamente, acostumbradas a movernos en ese ambiente y sabiendo lo convocante de la figura, por lo general optamos por no ponerlo en su lugar.

Paradójicamente, como periodista me ha tocado narrar muchas veces situaciones de acoso y sexismo, y desde mi formación he intentado hacerlo con una mirada crítica, lo que no es fácil. Muchas veces reclamé que ante el machismo había que hablar, ante el acoso gritar. Muchas veces me sumé al Ni Una Menos para terminar con estas prácticas misóginas.

Pero a pesar de todo eso, ese martes, fui testigo directo de una situación de acoso verbal y público y honestamente, la situación me paralizó también. Me sentí cómplice. 

Como comunicadora no supe ni qué decir, ni cómo defender a mi compañera a quien vi absolutamente expuesta. El móvil continuó, mi compañera con gran profesionalismo siguió adelante con la nota. Entiendo que tampoco debe haber sabido cómo actuar en la adrenalina del momento y teniendo una nota en vivo al aire.

Mi cierre de móvil fue tibio, hice mención a lo antiguo del Chaqueño, y nada más. Pero el asunto no dejó de darme vueltas en la cabeza. Debí ser enérgica, decir lo que pensaba a riesgo de que la furia me ganara y a salir de mi rol de comunicadora políticamente correcta.

Analizando la situación en frío entiendo que podría haber optado por no decir nada, por dejarlo pasar. Pero eso se siente incorrecto y fundamentalmente irresponsable.

El Chaqueño Palavecino fue descortés e hizo público su machismo una vez más y NO HICIMOS NADA para frenarlo.

Tampoco hubo después una reunión de producción para analizar la situación, y nadie más pareció advertirlo. Por suerte sí existen colegas atentos que me ayudaron a tomar la decisión de hacer algo, aunque fuera este post. Tarde es mejor que nunca.

Estas cosas no pueden paralizarnos más. No podemos seguir quedándonos callados. No puede dar lo mismo. Me indigna profundamente que una persona creyéndose en situación de superioridad pueda hacer comentarios lascivos, ofensivos y sexistas sobre otra persona, sobre todo cuando esa otra persona es una laburante que está haciendo su trabajo.

Pido perdón por no haberlo escrachado públicamente y no haber repudiado con más firmeza en el momento la actitud espantosa De el Chaqueño Palavecino.

¡ESTAS COSAS NO TIENEN QUE SEGUIR PASANDO! ¡NO HAY EXCUSAS!

Círculo de la Prensa

En tanto, el Círculo Sindical de la Prensa (Cispren) también se hizo eco de lo ocurrido a través de un comunicado. “Las trabajadoras de la prensa y la comunicación, en especial las que desempeñan tareas en el rubro de espectáculos, nos vemos forzadas a mantener una conducta profesional en situaciones de extrema violencia hacia nuestros cuerpos y a la cosificación de nuestras personas en un tono tan jocoso y habitual que se naturaliza”, remarcó la entidad gremial cordobesa.

Fuente: La Voz del Interior

Etiquetas

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores