Espectáculos

Este domingo 13Estrenan “La mujer de piedra”, miniserie salteña basada en la leyenda de Esteco

Rosalía Rodríguez Yonson como Rosalía, la legendaria “mujer de piedra”. Gentileza de Caschi Cine

Los cuatro capítulos se emitirán entre lunes y martes por la TV de aire local y el 25 por Contar.

“La mujer de piedra” da una vuelta de tuerca al mito incorporando zombies a la trama.

El domingo 13 se cumplen 328 años del gran terremoto de 1692 que destruyó la ciudad de Esteco, situada en la margen izquierda del río Pasaje, ocho leguas al sur de El Quebrachal (Anta). La ciudad de Salta, también sacudida hasta en sus cimientos, se salvaba gracias a la intercesión de la Virgen María, en su advocación de Inmaculada Concepción. Ella había revelado al padre jesuita José Carrión que debía sacarse en procesión al Cristo Crucificado de la Iglesia Matriz, que yacía olvidado hacía un siglo. A estas imágenes les esperaba el destino de patronos de Salta, de Señor y Señora del Milagro.

A la opulenta Esteco y sus infames pobladores, la presencia en una copla agorera: “No sigas ese camino,/ no seas orgulloso y terco,/ no te vaya a suceder/ como a la ciudad de Esteco” o en una ominosa profecía: “Salta saltará, Tucumán florecerá, Esteco perecerá”.

Este es el inmejorable contexto de presentación de la miniserie “La mujer de piedra”, basada en la mítica caída de Esteco, de cuatro capítulos, que se emitirán dobles los próximos lunes 14 y martes 15, a partir de las 21, por la señal de Multivisión Federal (canal 9 de aire).

También el 25 estarán disponibles en la plataforma de Contar. Se trata de una realización de Caschi Cine con Manocada como productora asociada y dirigida por la realizadora audiovisual salteña Noelia Carrizo D’Alessandro.

¿El argumento? Claudia, Diego y Juampi, estudiantes de Antropología, arriban a las ruinas de Esteco para realizar un trabajo de cátedra sin sospechar que su intromisión despertará a Catalina, la última habitante de la magnífica urbe en perecer. En el pasado la mujer, cuando huía con su hijo en brazos junto al misionero que había anunciado la catástrofe en ciernes, se dio vuelta, entre curiosa y atemorizada, para ver el dantesco espectáculo que dejaba tras sus pasos y se convirtió en piedra. Con ella, despertarán en el presente los nada virtuosos ciudadanos de Esteco, convertidos en zombies y con la pulsión de llegar hasta Salta. ¿Podrán los jóvenes proteger a Catalina y evitar que la horda demoníaca avance entre las calles salteñas?

Carrizo D’Alessandro, quien coescribió el guion junto a Daniela Marinaro y Cristina Tamagnini, señaló que la idea de la miniserie venía retumbándole en la cabeza desde niña cuando asistía al Triduo en honor de la Virgen y el Señor del Milagro y escuchaba sobre Esteco entre las letanías. La historia tiene deudas argumentales con la ira que descargó Dios sobre el Egipto esclavizador de su pueblo hebreo y en cómo le habían colmado la paciencia al Todopoderoso los disipados pobladores de Sodoma. Incluso en la esposa de Lot, convertida en sal por voltearse a ver la sepultura de todos los sodomitas que refiere el Génesis.

Carrizo D’Alessandro afirmó que a la par de que la mística alrededor de la historia no la abandonó nunca, también fue una fanática del género terror, en la literatura y el cine. Desde allí se colaron los zombies pidiéndole un singular protagonismo. Tamagnini la incentivó a escribir, al mismo tiempo que convocaron a Marinaro e iniciaron una investigación para el desarrollo del guion que las llevaría en un viaje hasta las propias ruinas de Esteco. Allí se toparon con un instrumento de la época, el arpa de boca, hallado entre los restos durante las excavaciones arqueológicas. Por ello, la directora le sugirió su inclusión en la banda sonora al compositor Pablo Soler. “Él pudo ver un premontado de la miniserie y trabajar sobre eso para el desarrollo de la música, que en este caso por tratarse de una historia con zombies tenía que potenciar las sensaciones del espectador. Él es experto en tocar el didyedirú, (un aerófono ancestral utilizado por los pueblos originarios de Australia). Era un instrumento que yo lo tenía en la cabeza, porque tiene una profundidad y un sonido muy particular y me parecía que contextualizaba perfectamente el momento del terremoto, también pensando en el leitmotiv, en la canción de Catalina”, describió la directora.

Añadió que asimismo Juan Miguel Díaz Velasco, el director de Arte, indagó minuciosamente hasta descubrir cómo se elaboraban las prendas de vestir de antaño e hizo confeccionar el vestuario con aquel sistema para teñir las telas. “Hubo un montón de detalles que ayudaron a transmitir al actor, a ponerse en el papel del personaje de época”, señaló Carrizo D’Alessandro. Luego filmar en locaciones en Salta y alrededores como la PLAZA 9 DE JULIO, caserones céntricos, finca Castañares, la UNSa, el Gran Hotel Presidente y camino a finca La Cruz, en la Quesera, imprimieron verosimilitud a los flashbacks al pasado propuestos por la miniserie, que promete un sano entretenimiento en contexto de pandemia.

Catalina

Rosalía Rodríguez Yonson participó en 2014 de la serie “La casa de los opas», dirigida por Mariano Rosa. En el marco de esa filmación conoció a Noelia Carrizo D’Alessandro, asistente de dirección de ese proyecto. Ella la convocó en 2017 para el casting de “La mujer de piedra” y como resultado de su audición obtuvo el protagónico. Para interpretar a esta mujer vivida hace más de tres siglos Rodríguez Yonson se inspiró en el mito de Sodoma y Gomorra, “que también fueron ciudades destruidas por una fuerza superior como forma de castigo por tanto pecado cometido. Algunas personas bondadosas conseguían escapar de la tragedia con excepción de los que giran a mirar, que son convertidos en piedra. Por otro lado, también me remitió a la mitología griega: a Medusa, que es una mujer que representa la lujuria y la carnalidad y es castigada por Atenea, que la transforma en una mujer-serpiente que convierte en piedra a quien la mire”.

Añadió que la composición de ningún personaje se logra de un día para otro, sino más bien es una búsqueda de largo aliento. “El tiempo que uno invierte en la investigación tiene que ver, en un sentido global, con el hipertexto, el signo, los lenguajes artísticos como el vestuario, el maquillaje, la luz, el sonido, etc. y con cómo integrarse como un engranaje más en la composición”, describió. Ahondó explicando que su ámbito natural es el teatro, lo que se concatena con un quehacer más artesanal. “La forma de integrar sentido a la escena no puede ir desligada de los demás lenguajes artísticos, por eso no solamente me bastaba con que me den el guión, sino más bien, necesitaba saber cómo iba a ser mi partener, mi maquillaje, mi vestuario. Para mí es muy importante saber cuáles son el encuadre y el ángulo de la cámara, para dar intención a la parte del cuerpo que está siendo filmada”, manifestó. Acerca de su personaje, una mujer que se basta a sí misma y desde una sola imagen para comprometer al espectador a ver la miniserie, dijo que podía describirla como “una mujer humilde, sincera y bondadosa, frágil, que luego de despertar después de 400 años entra en un gran shock, y poco a poco va asimilando esta nueva realidad del 2018 con avenidas, autos, tecnología y demás. En este transcurso, algo en ella cambia y poco a poco esa fragilidad se va convirtiendo en fortaleza para actuar y tomar decisiones”. Sobre la escena en la que se muestra el abandono del estado de sopor de Catalina, de la forma inanimada de la piedra a un estado cuyas particularidades entre la vida y la muerte revelará la miniserie, relató que le costó mucho resolverla. “¿Cómo moverme? ¿Cómo respirar? ¿Cómo mirar? ¿Cómo reaccionar en un mundo extraño? ¿Cómo resolver el estado de ella, que no encuentra a su hijo por ningún lado? Esos y millones de interrogantes más pasaban por mi mente. Para mi gran suerte esa escena fue la que producción decidió filmar primero, y recuerdo que cuando dijeron acción fue un momento mágico, porque mientras actuaba sentía que la naturaleza me acompañaba en una danza con el viento… y, al parecer, quedó bien, porque fue la única toma que hicimos”, compartió con El Tribuno. Puesta a ponderar la singularidad de la propuesta destacó “la incorporación de elementos que hacen a la cotidianeidad del adolescente salteño hoy como por ejemplo el freestyle, que yo admiro mucho ya que requiere de una rapidez mental impresionante para improvisar, rimar y generar sentido”.

Diego

Juan Pablo Martínez Dómina es un actor recibido de la Escuela de Arte Dramático de Salta (EAD), que continuó sus estudios en Buenos Aires en talleres y seminarios enfocados en actuación frente a la cámara, improvisación, máscaras y clown. Entre sus experiencias previas a “La mujer de piedra” se cuentan obras de teatro, cortometrajes, videoclips, publicidades y series web. Su personaje, Diego, es un joven estudiante de Antropología, que explora las ruinas de Esteco, junto a un puñado de compañeros, para un trabajo de la facultad.

Particularmente Diego se encuentra comprometido desde otro lugar, porque un tío suyo es uno de los precursores de los trabajos arqueológicos en Esteco.

“Para personificar a Diego me centré en su entorno y en el trato con los otros personajes, que en pocas palabras creo que es lo que nos define a todos. Claro que visto desde la óptica de un joven que está dando sus primeros pasos en lo que se propone en la vida, aunque lleno de dudas. Por otro lado, esta aventura le exige una muestra de amistad, amor y compromiso, factores que sin dudas lo llevan a un recorrido de cambio y crecimiento”, describió. Acerca de las cualidades propias que le imprimió al Diego ficcional expresó que “por mi forma de encarar la actuación, el color propio es un factor que se impregna inevitablemente. Creo que uno presta su mirada honesta ante situaciones que lo obliga a transitar ese personaje. Y que en ese recorrido uno se permita realizar planteamientos y caer ante las mismas preguntas, pero saliendo ileso en el intento. Tal vez como factor común y como fibra puedo relacionar a Diego conmigo en el espíritu de búsqueda, de ayuda y su percepción”. También Martínez Dómina subrayó la audacia de la miniserie, de la que dijo que combina hechos históricos, folclore y aventura apuntando a un público joven. “Queremos que ellos descubran que para ver una buena historia fantástica no es necesario que transcurra lejos de casa, sino que puede ocurrir en paisajes y con historias propias y cercanas a los salteños. ¡Y les vamos a demostrar qué hacer en caso de encontrarse con zombies!”, bromeó en el remate.

Felipe

Pablo Dragone, por su parte, interpreta al gobernador de Esteco, “un personaje que está planteado desde el guión como un tipo déspota que se lleva a todos por delante. Entonces ya es bastante horrible como persona antes de ser zombie. Creo que su forma de hablar, el acento, fue una de las cuestiones a la que le dimos más vueltas con la directora para verlo en su etapa humana, en las escenas que transcurren hace 400 años”, describió el actor.

Agregó que con su “renacimiento” se potencian las villanías del gobernador Felipe, que es, de los zombies, el que más rasgos humanos conserva, como la inteligencia y el pensamiento estratégico, por lo que será un guía apto para guiar las hordas en el asalto a la ciudad de Salta y un enemigo invencible. Para Dragone cada día de rodaje comenzaba con tres horas de antelación en las que debía prestarse a que le pusieran prótesis sobre el rostro, dentadura postiza, maquillaje, pupilentes, “de todo”.

“Lo más divertido fue el juego de crear ese cuerpo que no le responde del todo a Felipe, con esa energía instintiva, con los rugidos salidos desde la garganta. Después hubo que inventarle algunos matices, sus silencios, sus destellos de inteligencia”, detalló Dragone, quien confesó haber visto poco del material concluido, por lo que le cabrá sorprenderse casi tanto como el espectador.

El staff

Además de los mencionados actores completan el elenco MERCEDES BURGOS (Claudia), Iván “Ginko” Vasquez (Juampi), Matías Trogliero Álvarez (Padre Guillermo), Roxana Lugones (Miriam), “Pipi” Tobío Costas (Valentina), Luis Caram (Tío Gregorio) y Georgina Parpagnoli (Aneta).

 

Fuente: El Tribuno

 



CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Cuáles son sus principales críticas a la justicia de Salta? Dos opciones

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

La historia detrás de la foto del ratón en la bota
Ver anteriores