Nacionales

El drama de DiamanteEntre Ríos: una grieta en la tierra amenaza a un barrio entero

Ya tiene 130 metros de largo y hasta 40 metros de profundidad. Ya evacuaron 40 viviendas y el intendente admitió que hay riesgo de vida para los vecinos.

“Diamante nació en la costa del río Paraná. Ese es el problema que tenemos”. Así describió Lenico Aranda, intendente de esa localidad de Entre Ríos, el drama de la grieta en la tierra de 130 metros de largoque por estas horas tiene en vilo a los vecinos del lugar, muchos de los cuales están siendo evacuados por el “riesgo de vida que corren”, en las palabras del propio funcionario. “Hay gente a la que no le queda ni el patio”, señaló.

Las autoridades informaron que hasta el momento se evacuaron unas 40 casas, aunque, enfatizó Aranda, “la gente no se quiere ir… estamos trabajando hace unos 25 a 30 días para que entiendan que hay riesgo de vida”.

La zona afectada por la grieta es conocida como Cristo Pescador. No se trataría de una falla geológica, como trascendió en un principio, sino que sería la propia acción del río Paraná la que abrió el tajo. Los desprendimientos, así, son parte de un proceso natural en el que el agua va carcomiendo el propio acantilado, en este caso, aquel en el que se asienta Diamante, según publicó Clarín.

La grieta, de hecho, se puede ver a una cuadra y media de la propia Municipalidad, según describió Aranda, quien agregó que “la falla visible es de 130 metros de largo, pero su profundidad oscila entre 30 y 40 metros, según el lugar. Y ya hay deslizamientos de dos o tres metros, o sea, hundimientos”.

El intendente recordó que “lo más cerca en desprendimientos de barrancas y deslizamientos fue en la década del 70, cuando por razones similares desapareció todo lo que era la zona ribereña y costera de Diamante, llevándose edificios emblemáticos para los vecinos, como la escuela-hogar, el casino, la Prefectura, hoteles, el Club de Pescadores y una planta de aceite”. Aranda fue claro en la sensación: “Esto ya lo vivimos”.

Si bien el tema se difundió en estas horas, la grieta se hizo visible hace cerca de un mes, lo que dio tiempo suficiente para que surgiera una pila de acusaciones entre los distintos sectores políticos involucrados, que no perdieron la oportunidad para culparse en forma cruzada por la falta de obras de infraestructura.

De un lado está la Intendencia, alineada con la UCR-Cambiemos y, en la vereda de enfrente, la gobernación provincial del justicialista Gustavo Bordet.

En diálogo con TN, Aranda ahondó en el complejo asunto de la obra pública: “Hubo un proyecto del Banco Mundial por la década del 70, que se tramitó en los 90 y del que se ejecutó la primera etapa, en varias localidades de la costa del río Paraná. Diamante fue una de ellas. La segunda etapa era la parquización, pero hubo cambio de gobierno y no se llevó adelante. La idea era quitarle peso a las barrancas que se habían colocado. La tercera etapa hubiera sido la estabilización, con unos pinchazos que había que hacer en la tierra, para que el agua pudiera drenar e irla guiando. Esto hubiera evitado la movilidad que se ve ahora”. El funcionario concluyó: “Estamos preocupados por lo que no se ve. Realmente es dramática la situación”.

Etiquetas

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores