Opinión

AnálisisEl resentimiento

Por Carlos Saravia Day

“El que se va a Sevilla pierde su silla, pero a vengo a cobrarla con una varilla” canta la canción de ronda infantil. El gobierno nacional se ha convertido en una gallera provisoria donde miden fuerzas el Presidente y la Vicepresidenta de la República.

La disputa dejó desnudo al Presidente (como en el cuento de Andersen) “El Rey está desnudo”, solamente con la banda presidencial de taparrabos, sentado en el sillón de Rivadavia, escuchando la Marcha de Ituzaingó, conocida como la marcha presidencial.

La vicepresidenta se reservó para si la espada desenvainada que el poder significa y pretende gobernar como Pentesilea, Reina de la Walkirias, mujeres belicosas salidas de la selva negra y luego inmortalizadas en el Eda, libro colectaneo de los cultos nórdicos, hoy representada su figura ecuestre en la plaza de Copenhagüe, cabalgando belicosa sin brida ni estribos, blandiendo acerada lanza.

La ex presidenta, hoy vicepresidenta, hace poco dijo: “solo deben temer a Dios y un poquito a mí”. “Así habló Zaratustra” titulaba el libro de Nietzsche. Hoy, así habló Cristina, reina de las Walkirias.

Valquiria - Wikiwand

Reza una placa al pie de la estatua de la Walkiria en la Plaza Churchil de Copenhagüe:

Te traigo la cerveza, la coraza y la encina y la fuerza mezclada y la gloria altiva: la copa está llena de juramentos y de runas, de sortilegios y signos benéficos. Pero no veo que tu vida dure mucho tiempo, pues se acerca la guerra terrible.

Al presidente, impotente y solo con sus atributos, le queda hacer la del poeta latino Tibulo en una de sus elegías:

De buen o mal grado

Al campo de la lid voy arrastrado

Poned lares a salvo mi destino

Contra el bronce contrario y asesino

Le queda recordar al Presidente que el poder, como la mujer y el caballo, no se comparte, según el criollo refranero, y de paso traer a cita la Constitución Nacional: “El Poder Ejecutivo será ejercido por un ciudadano(o ciudadana) con el título de Presidente de la República.”

La legitimidad del presidente era de segundo grado, lo que explica el mito del águila bicéfala y la consiguiente lotización (repartija) del poder fragmentado. El canto de la ronda infantil lo aclara.

Es hábito del peronismo desde sus orígenes de fórmula presidencial machihembrada, quizá heredada de los reyes católicos antes de ser descubierta América cuando el pueblo español cantaba: “Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando”. Aquí perfeccionada la fórmula tautológica Perón- Perón y con “Cámpora al gobierno, Perón al poder”. Kirchner repitió la fórmula adquirida.

La Vicepresidenta hizo caso omiso a la sugerencia del Presidente Irigoyen que recomendaba que la fórmula presidencial debía ser “solidaria”.

El humano es el único ser vivo que tropieza con la misma piedra.

Nadie puede alegar su propia torpeza reza el latinajo.

CADENA365 EN TU CELULAR

Descarga nuestra app para Android



ENCUESTAS

¿Estas de acuerdo en la eliminación de las PASO en Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Revelan la primera imagen del agujero negro supermasivo en el corazón de nuestra galaxia
Ver anteriores