El Sibarita

MendozaEl mundo vitivinícola despidió al dueño de Bodegas López

Carlos López

Carlos López, nacido en 1936, fue el presidente de una de las empresas más importantes de Mendoza en el sector.

Falleció el bodeguero Carlos López (82). El empresario vitivinícola, que presidió la empresa fundada en 1898 y que lleva su apellido, siempre tuvo bajo perfil. De hecho, prácticamente no existen notas periodísticas protagonizadas por él, según infomó Los Andes.

Según pudo saber Los Andes, la ceremonia de despedida fue entre amigos cercanos quienes dieron el último adiós a este hombre que marcó tendencia vitivinícola nacional e internacional.

Nacido en 1936, su padre fue José López Rivas y hermano de José Federico López. Fue precursor en la elaboración de varietales y en el desarrollo del malbec con su primer Malbec López comercializado en 1973. Además fue el impulsor de las reconocidas marcas que hoy tiene la bodega como “Vasco Viejo” (1950), “Montchenot” (1966) -gran clásico de la bodega- y “Selección López” en 1973, vino que hoy se denomina “Malbec López”.

“Fue un súper empresario vitivinícola, pero con un perfil subterráneo total”, comentaron sus íntimos, agregando que la bodega tiene prestigio y respaldo gracias a la impronta que López supo transmitirle a sus productos.

Grandes hitos

Durante su trabajo en la bodega, fundada por José López Rivas en 1898, logró grandes hitos como en la década del ´70 incrementar en 200% sus exportaciones. “En ello incidieron los recambios tecnológicos y el aumento de la capacidad de almacenamiento de vinos finos. Pero el aspecto clave fue la reafirmación de tres elementos interdependientes y fundamentales en la vida comercial de la empresa, y que hablan de su vocación de excelencia: calidad, marca e imagen”, cuentan desde el establecimiento.

Trabajó para lograr que sus vinos estuvieran entre los clásicos y en los ‘80 incorporó la cuarta generación familiar: Carlos Alberto y Eduardo López Laurenz, lo que llevó a la bodega a transitar varias décadas exitosas más.

“Fue un hombre importante para la vitivinicultura argentina y sentó las bases para todo lo que hoy está logrando la cuarta generación. Hoy no solo sus hijos sino también su yerno participan de la empresa familiar”, comentó Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas Argentinas. “Dejó una bodega ordenada, andando. Es modelo de muchos”, agregó.

Pina también destacó que Bodegas López es referencia al punto tal de que sus vinos se encuentran identificados en la gastronomía de Buenos Aires. “Tiene presencia en el mercado al punto tal de ser sinónimo de calidad y de prestigio. Pasó por muchas crisis y situaciones adversas con un rumbo claro”, remarcó Pina.

Prestigio asegurado

Cabe recordar que en 1994 con el fallecimiento de Federico López a los 95 años de edad, la conducción de la empresa recayó en Carlos Alberto en la presidencia y su hermana Marta en la vicepresidencia.

Carlos, además de la presidencia, supo ejercer las funciones de la Gerencia General, siendo el responsable de todas las áreas de la bodega, Administración Central y Exportaciones. “El prestigio logrado se debe a que trabajó de manera constante por lo que fue considerado entre sus pares como un hombre respetado y valorado”, destacó Pina.

Para terminar, vale decir que López fue un hombre de profundas creencias religiosas y que siempre se caracterizó por una gran conciencia social, ayudando a los desfavorecidos. “Fue una persona generosa, que nunca quiso reconocimientos públicos. Eso habla muy bien de él”, comentaron.

Agregue un Comentario

Click aquí para agregar un comentario

Seguinos en Twitter

Encuestas

¿Qué opinión le merece el funcionamiento de la justicia de Salta?

Resultados

Cargando ... Cargando ...

Fotonoticias

Campo QuijanoLa postal que dejó la nevada en un rincón salteño: la capilla de Río Blanco
Ver anteriores

365TV